25-01-2012

Cano Briceño: Café y Estudio 5 para artistas

Alfredo Cano Briceño,

Luis Gordoa,

Mexico,

Centro Cultural, Bar,

De cristal, Siderúrgico,

Recuperación/Restauración, Sostenibilidad,

Alfredo Cano Briceño demuestra al mundo de la proyectación arquitectónica que es posible “construir sobre la nada”, realizando un edificio sostenible con el empleo de materiales reciclados con alto potencial expresivo, una obra contemporánea en la que la arquitectura se pone al servicio del arte y de la cultura en un contexto de entretenimiento.



Cano Briceño: Café y Estudio 5 para artistas
En un momento en el que el debate mundial se ha trasladado al tema de la sostenibilidad, como actitud global frente al Planeta, que se traduce en gestos de construcción y de eliminación de residuos, los proyectos arquitectónicos deberían incluir siempre el componente de reducción de las energías y de los materiales, como elemento irrenunciable de cada proyecto. Pero como a menudo no es así y la arquitectura internacional que realizan los arquitectos estrella parece entonar el canto de Lorenzo el Magnífico («¡Qué hermosa la juventud, Que sin embargo huye! Quien aspire a ser dichoso, séalo: Del mañana no hay certeza»), se aprecia aún más una intervención como la de Alfredo Cano Briceño, que hace bandera de la recuperación y reutilización de la materia, entendida como material de construcción y como espacio a gestionar.
Hablamos del proyecto de un estudio para artistas y bar contiguo situado en Cuernavaca, en México, en el que el arquitecto, a partir de la búsqueda formal basada en elementos estructurales de recuperación como acero y fibra de vidrio reciclados, ha realizado un espacio en el que se funden arte y entretenimiento. Símbolo del modo en que concebimos la misma obra de arte, o sea impacto sensacional con carácter de temporalidad, el apogeo de la celebración que dura un instante y desaparece, Estudio Cinco es una arquitectura de composición racional, abierta a cualquier transformación por parte del artista.
La caja de acero reciclado, transparente y ligera, recuerda la arquitectura industrial y el tratamiento de las superficies, tanto en el caso de los revestimientos de fibra de vidrio reciclado como en el de los paneles de las fachadas de aglomerado, que se abren para crear continuidad entre el exterior y el interior, acercan esta intervención a las construcciones espontáneas que forman parte de la cultura popular a coste cero.
Este aspecto incentiva a transformarlo, según las necesidades del evento artístico del momento: al día siguiente todo podrá cambiarse de nuevo.
La presencia central del bar, situado en el volumen contiguo, construido con las mismas características, completa la afinidad de objetivos entre Estudio Cinco y los espacios de entretenimiento contemporáneos, como el PS1 del MOMA de Nueva York o el Hangar Bicocca de Milán, en los que la promoción artística, la organización de eventos y la cocina se funden en un único sistema de comunicación cultural.
El estilo “no acabado”, es decir, siempre en transformación, aproxima estos lugares a la sensibilidad contemporánea, haciéndolos inmediatamente familiares.

Mara Corradi


Proyecto y realización: T3arc / Alfredo R. Cano Briceño  
Colaboradores: Lilian Rebollo, Rafael Solórzano, Jhazmín Michán, Omar Martínez   
Cliente: Jaime Belkind, artista,  Robb Anderson y Chef Ana, célebre chef mexicana
Lugar: Cuernavaca, Morelos (México)
Proyecto de estructuras: Víctor Escobar Lagunas
Superficie útil bruta: 430 m2
Inicio Proyecto: 2008
Final de las obras: 2009
Fachadas de fibra de vidrio reciclada y paneles de madera de pino reciclada
Estructura de acero reciclado
Pavimento de cemento
Fotografías: © Luis Gordoa, T3arc  

www.cafe5.com
www.t3arc.com


Il nostro sito web utilizza i cookie per assicurarti la migliore esperienza di navigazione.
Se desideri maggiori informazioni sui cookie e su come controllarne l’abilitazione con le impostazioni del browser accedi alla nostra
Cookie Policy

×