25-11-2015

Mateo Arquitectura realiza la remodelación del mercado del Ninot en Barcelona

Josep Lluís Mateo,

Adrià Goula,

Barcelona, España,

Mercado,

Madeira, De cristal,

Eventos, Reurbanización,

Vuelve a abrir sus puertas el mercado del Ninot, el famoso mercado popular situado en el barrio del Eixample de Barcelona. La remodelación de la construcción erigida en 1933 ha corrido a cargo del estudio español Mateo Arquitectura. Gracias al proyecto de Mateo Arquitectura, el mercado del Ninot disfruta hoy de una nueva relación con la ciudad.



Mateo Arquitectura realiza la remodelación del mercado del Ninot en Barcelona

El antiguo mercado del Ninot en Barcelona se ha inaugurado de nuevo recientemente tras la remodelación a cargo del estudio Mateo Arquitectura. Inicialmente fue establecido en 1894 por deseo expreso del gobierno español, y era un mercado al aire libre. El gran espacio público a él dedicado se acoplaba en la cuadrícula perfecta de las manzanas del barrio Eixample, proyectado por Ildefonso Cerdá a mediados del siglo XIX. Se dice que debe su nombre, el “mercado del muñeco”, a la estatua de madera de un muñeco que decoraba la fachada de una de las tabernas del mercado. Pronto se convirtió en una referencia para la compra diaria y se reformó añadiéndole una cubierta. Precisamente a esta nueva estructura, construida en 1933 se refiere el proyecto de Mateo Arquitectura. El deseo ha sido conservar lo más posible la imagen de este conjunto histórico presente en la memoria de una población que estaba encariñada con él, por eso los proyectistas han restaurado el edificio compuesto por tres volúmenes, de los cuáles el del centro es más alto para mejorar la ventilación interna. Se ha reforzado la pared perimetral de ladrillos y cristal y se ha remodelado la estructura de acero que sostiene la cubierta. 
Esta última se apoyó temporáneamente sobre una estructura de soporte para permitir llevar a cabo las obras de excavación de dos niveles de sótano en los que situar 100 plazas de párking, la logística y los servicios de almacenamiento.

El estudio de un nuevo revestimiento de las superficies externas ha cambiado la relación espacial con la ciudad, procurando mejorar la incidencia de la luz en los espacios interiores, la relación visual entre el interior y el exterior, tanto durante el día como durante la noche, y para terminar el impacto volumétrico del edificio en su entorno. Para las paredes limítrofes se ha estudiado un revestimiento de hojas de acero inoxidable finísimas, dobladas y perforadas para obtener una mayor resistencia a la vez que ligereza, formando una textura que desde algunos ángulos da la impresión de conseguir la casi completa trasparencia del material. Las superficies laterales se han cerrado y el espacio interior queda protegido de los rayos del sol directos y de los agentes atmosféricos, aunque se siguen percibiendo los cambios del tiempo desde el interior del mercado del Ninot, gracias a la tenue entrada de la luz y a la percepción de su transformación a lo largo del día. El revestimiento de hojas de acero actúa también como sistema de cierre y de seguridad para los puestos de venta que se encuentran dentro del perímetro del conjunto. Subiendo de nivel los paneles aumentan su transparencia hasta desaparecer por completo bajo el tejado, donde hay solo cristaleras. Se trata de un efecto visual expresamente buscado para desmaterializar el volumen global reduciendo su impacto hacia la parte superior. A esto se añade el efecto nocturno, cuando el revestimiento estructurado de esta forma tiene el poder de encender el edificio en los niveles más elevados, transformándolo en un faro de la ciudad.


Por la entrada agrupada en la Calle de Mallorca se accede al vestíbulo en dos plantas, desde donde se ve inmediatamente cómo está organizado el espacio del mercado: desde aquí se puede bajar a la planta baja o continuar a la planta de calle, donde el espacio está distribuido con una circulación circular alrededor de un primer bloque de puestos entorno a los que se han colocado los otros puestos.
Para terminar citamos una reflexión de Josep Lluís Mateo: “El mercado se relaciona con la ciudad comunicando su uso; las calles y las plazas ganadas son lugares de intercambio y no solo de paso".

Mara Corradi

Architect: Josep Lluís Mateo
Client: IMMB-Institut Municipal de Mercats de Barcelona
Site: Calle Mallorca 135, Barcelona
Project: 2008 (first prize, public competition)
Construction: 2010-2015
Surface: 16.184 m2
Installation Engineering / Budget Control/ Security and Health standards: Mur Garganté
Structural Engineering: BOMA
Photography: © Adrià Goula
Historical photos are courtesy of http://www.mercatdelninot.com

http://www.mateo-arquitectura.com
https://vimeo.com/130960589


Il nostro sito web utilizza i cookie per assicurarti la migliore esperienza di navigazione.
Se desideri maggiori informazioni sui cookie e su come controllarne l’abilitazione con le impostazioni del browser accedi alla nostra
Cookie Policy

×