11-03-2019

2019 Pritzker Architecture Prize a Arata Isozaki

Arata Isozaki,

Iwan Baan, Chen Hao, Hisao Suzuki, Yasuhiro Ishimoto, Alessandra Chemollo,

París, Chicago, Estados Unidos,

Pritzker Architecture Prize,

El Nobel de Arquitectura, el Premio Pritzker del año 2019, 46° en la historia del premio, ha sido otorgado al arquitecto, urbanista y teórico de la arquitectura Arata Isozaki. El anuncio se hizo el 5 marzo y la entrega del premio tendrá lugar en París en mayo de 2019. Arata Isozaki es el octavo arquitecto japonés que recibe el premio.



2019 Pritzker Architecture Prize a Arata Isozaki

La entrega del 46° Pritzker Architecture Prize tendrá lugar en mayo en París, en el Palacio de Versalles, pero el nombre del ganador ya fue anunciado el 5 de marzo: se trata del arquitecto Arata Isozaki,, octavo arquitecto japonés que recibe el premio mundial más codiciado e importante para un arquitecto, considerado el Nobel de Arquitectura.
Nacido en Ōita, en la isla de Kyushu, en Japón, en 1931, Arata Isozaki recuerda que su primera experiencia con la arquitectura fue a través del "vacío de la arquitectura", con la destrucción que siguió a la bomba atómica lanzada sobre Hiroshima en agosto de 1945. El arquitecto, que entonces tenía 14 años, ha explicado que tras el bombardeo, el mundo “construido” que lo rodeaba estaba hecho de barracas y refugios. Una situación que lo empujó a pensar en cómo las personas podían reconstruir sus casas y la ciudad.

“ Isozaki, sin duda una de las figuras más influyentes en la arquitectura mundial contemporánea, trabaja llevando a cabo una constante investigación y sin miedo a cambiar y probar nuevas ideas.”, . La motivación del jurado del Pritzker Prize traza una amplia panorámica sobre la actividad profesional del arquitecto japonés, citando algunos de sus proyectos más importantes, una obra heterogénea que va desde la arquitectura vinculada al espíritu local hasta las expresiones de alta tecnología.br /> Tras licenciarse en arquitectura en la facultad de ingeniería de la Universidad de Tokio en 1954, empieza a trabajar con Kenzo Tange, Premio Pritzker 2015, y, en 1963, funda su propio estudio, Arata Isozaki & Associates. Con una trayectoria común a muchos otros arquitectos, Arata Isozaki realiza sus primeros trabajos en su ciudad natal, como la Ōita Prefectural Library (1962 – 1966), continuado, más adelante, en otras ciudades de Japón y del mundo.

En la motivación del jurado se lee que “Su arquitectura se basa en una profunda comprensión no solo de la arquitectura sino también de la filosofía, la historia, la teoría y la cultura” Además, se le reconoce el mérito de haber “unido Oriente y Occidente, no a través de la imitación o como en un collage, sino mediante de la creación de nuevos caminos”.
A partir de los años ochenta, Arata Isozaki firma varios proyectos en el extranjero, entre ellos el Museum of Contemporary Art de Los Ángeles (1981-1986), su primer trabajo internacional, el Palau Sant Jordi (1983-1990) en Barcelona (España), para los Juegos Olímpicos de verano de 1992, y el Team Disney Building (1987-1990) en Florida (Estados Unidos). Posteriormente, realiza algunas importantes obras en China, como la China Central Academy of Fine Arts de Pekín (2008) y el Shenzhen Cultural Center (2007). Entre sus realizaciones más recientes, cabe destacar el Qatar Convention Center (2011), el Ark Nova (2013), proyectado con Anish Kapoor, y la elegante Allianz Tower de Milán (2018), diseñada con Andrea Maffei.

Para Arata Isozaki es necesario que la arquitectura sea, al mismo tiempo, global y local. Así, elabora soluciones arquitectónicas globales, interculturales e interdisciplinares, pero que siempre reflejan una profunda sensibilidad en relación con las necesidades específicas del entorno de referencia, tanto medioambiental como social. Son ejemplos de ello el proyecto del Ceramic Park Mino (1996-2002), en Japón, en que el museo de cerámica se convierte en una extensión de la topografía natural, gracias a las terrazas exteriores panorámicas que sobresalen hacia la vegetación local, y el ya citado Palau Sant Jordi, que se extiende bajo tierra para minimizar el perfil del edificio y permitir una mejor visión de la montaña de Montjuïc.
Por último, el jurado ha subrayado que Arata Isozaki ha dado ejemplo de generosidad al apoyar a los jóvenes arquitectos “ a través de trabajos de colaboración o alentándolos en concursos de arquitectura”.

(Agnese Bifulco)

Images courtesy of The Hyatt Foundation - Pritzker Architecture Prize
Photo by Iwan Baan, Alessandra Chemollo, Chen Hao, Yasuhiro Ishimoto, Hisao Suzuki

www.pritzkerprize.com


Il nostro sito web utilizza i cookie per assicurarti la migliore esperienza di navigazione.
Se desideri maggiori informazioni sui cookie e su come controllarne l’abilitazione con le impostazioni del browser accedi alla nostra
Cookie Policy

×