03-07-2019

Takeshi Hosaka: casa Love2 en Tokio

Takeshi Hosaka,

Nacasa & Partners inc., Koji Fujii,

Tokio, Japón,

Residencias,

Con la casa Love2 construida en Tokio, Takeshi Hosaka manifiesta su declaración de amor hacia la idea misma de vivienda como lugar de consolación y refugio. La luz se convierte en protagonista del escenario cotidiano de la Love2 house.



Takeshi Hosaka: casa Love2 en Tokio

Con un texto muy emotivo, Takeshi Hosaka nos habla de su casa Love2 de Tokio, vinculándola a la vivienda que conceptualmente surgió con anterioridad, la Love house de Yokohama, que él mismo proyectó 10 años antes como residencia-nido para él y su mujer. Al contemplar casa Love se comprende la continuidad del pensamiento de Takeshi Hosaka que concentra su atención en la creación de una vivienda mínima, minúscula, pero dotada de los elementos necesarios que se definen tras una investigación profunda y personal sobre la relación entre el hombre y la sociedad en un país como Japón.
¿Qué significa crear un espacio privado en las condiciones urbanas de grandes ciudades como Yokohama, la más poblada de todo Japón, o incluso en megalópolis como Tokio? Para Takeshi Hosaka es fundamental que cualquier espacio vital con esta orientación mantenga una relación con el elemento natural, que normalmente, como en la mayor parte de la arquitectura japonesa, no es de tipo salvaje, sino que es una naturaleza reconstruida, domesticada y adaptada a las exigencias humanas. El reducidísimo espacio ocupado tanto por la Love house como por la nueva Love2 house estimula al proyectista a rediseñar los confines del horizonte visual cotidiano, modulando la luz que se va transformando del día a la noche y definiendo espacios de contacto con el exterior precisos y limitados. Se subordinan a estas relaciones todas las demás propiamente definidas de la vida cotidiana, las comidas, la higiene y el reposo, a los que se dedican espacios prácticamente inconcebibles, por su exiguo tamaño, pero que son ya habituales en la cultura japonesa.
Takeshi Hosaka cuenta que ha vivido 10 años en la casa Love de Yokohama con su mujer, y que sentía un profundo amor por dicha casa. Externamente es un paralelepípedo en dos plantas, y la superficie habitable es de solo 33 m2, incrustada entre otras casas. Pero en 2015 le propusieron trabajar como profesor en la escuela de arte y arquitectura de la prestigiosa Universidad de Waseda, por lo que los continuos y pesados viajes diarios entre Tokio y Yokohama le llevaron a construir una segunda casa en la capital. Así empezó el proyecto de la casa Love2, que en principio incluía dos plantas, como la de Yokohama, la “conquista” de una parcela de unos 31 m2. Es fundamental detenerse en estos datos sobre el tamaño para entender la exigencia de valorizar el espacio mínimo, algo tan inherente a la cultura japonesa de los proyectos arquitectónicos.
Fue la mujer y colaboradora de Megumi la que le pidió al arquitecto que pensara en un proyecto para la casa con una sola planta, ya que en aquel momento estaba leyendo un libro dedicado al Periodo Edo de la historia de Japón, en el que se describía cómo una familia de cuatro personas vivía en tan solo 9,6 metros cuadrados. Por lo que 18 m2, que eran los que ocuparía la planta baja, podían ser más que suficientes para los Hosaka, que eran solo ellos dos. Takeshi Hosaka cuenta que en aquel momento comenzó una investigación sobre viviendas con un tamaño inferior a los 20 m2, como el refugio Hojoan del que se habla en el ensayo “Hojoki" del monje budista Kamo no Chomei (1155-1216) y que tiene solo 9,18 m2, o el Cabanon de Le Corbusier cuya superficie es de unos 17 m2 o como la casa de madera Hyazinth de Tachihara Michizo, 15,15 m2.
En las viviendas que ha construido para su familia, el mundo exterior, que no concede espacios de respeto y suele resultar entrometido, queda excluido y se vuelve a crear de forma artificial en el interior con los elementos necesarios, como la luz y la vegetación. En la Love2 house se traza una estructura de hormigón a vista con encofrados de panel, de acuerdo con la construcción tradicional japonesa, donde el único espacio queda subdividido a la altura aproximada de un metro por tabiques también de hormigón. Estos tabiques marcan las funciones del espacio: comedor, cocina y dormitorio. El volumen superior llega hasta los 7,2 metros de altura, alineando el edificio con los adyacentes. Y así, la cubierta consiste en dos grandes caparazones realizados en madera multilaminada estructural, revestida externamente con chapas de acero galvanizado y una membrana aislante, y por el interior recubierta con paneles de hormigón. En lo más alto, en el punto en el que ambos caparazones se encuentran sin tocarse, un tabique divide en dos el tragaluz de cristal templado polarizado con una película de protección. Todo el volumen que se genera con esta atípica cubierta es una máquina sencilla que genera la maravilla de la luz, la cual a lo largo del día y hasta la noche traza decorados lineares en las paredes interiores.
Esta casa ofrece en la planta baja una vivienda minúscula pero dotada de todas las comodidades, como las estanterías excavadas en las paredes de hormigón, una bañera al aire libre y una terraza exterior. Takeshi Hosaka escribe: “ Nos gusta darnos un baño todas las tardes, escuchar nuestra colección de 300 discos, comer arroz cocido en una olla de barro y leer nuestros libros preferidos. Además, nos refugiamos en la Biblia cuando nos sentimos cansados, como dijo Kamo no Chomei en el Hojoan a propósito de la religión, que es uno de los componentes principales de la vida de cada persona.”*
A esto se añade la relación indirecta con el exterior, la sociedad, el clima. La cubierta-observatorio traslada al interior la experiencia de la contemplación indirecta del cielo mediante la variación de la luz solar y lunar; la ausencia de espacios de filtro entre la entrada de casa y la calle lleva a que cuando la gran puerta acristalada está abierta, se produce de forma espontánea una relación con los transeúntes, los cuales, como sucedía antaño en los pueblos, se sienten estimulados a detenerse, a sentarse y a charlar un rato. La vegetción crece limitada en el espacio de la terraza de la parte de atrás, mientras que la cercanía de la calle un poco es como si transformase el parterre público en un pequeño jardín compartido.

Mara Corradi

* “We do enjoy to take a bath every night, to listen 300 collections of disc record, to eat rice boiled in earthen pot, and read the favored books. Besides, we rely on the Bible when we get tired as Kamo no Chomei mentioned in Hojoan about reli-gion as one of the key components in one’s life.”

Architects: Takeshi Hosaka
Structural engineers: Kenji Nawa
Client: Takeshi & Megumi Hosaka
Location: Bunkyo, Tokyo
Construction: Reinforced Concrete (RC)
Site: 31,43 sqm
Building area: 18,84 sqm
Floor area ratio: 18,84 sqm
Building height: 7214 mm
Design: March 2016 – November 2018
Planning start: March 2016
Beginning of construction: December 2016
Completion: February 2019
Photographer: © Koji Fujii/ Nacasa&Partners Inc.

www.hosakatakeshi.com


Il nostro sito web utilizza i cookie per assicurarti la migliore esperienza di navigazione.
Se desideri maggiori informazioni sui cookie e su come controllarne l’abilitazione con le impostazioni del browser accedi alla nostra
Cookie Policy

×