04-09-2020

Public Atelier+FUUZE: Ampliación de la escuela Vřesovice

Public Atelier - Jiří Markevič, FUUZE - Jaroslav Sedlák,

Jakub Skokan, BoysPlayNice , Martin Tůma,

Vřesovice u Prostějova, Czech Republic,

Colegios y Universidades, Colegio,

Con el objetivo de ampliar la escuela primaria de Vřesovice u Prostějova, en la República Checa, los estudios Public Atelier y FUUZE recuperan una casa parroquial de época barroca, entre los principales monumentos de la localidad. Una arquitectura vibrante, que valoriza los recorridos y el patio central.



Public Atelier+FUUZE: Ampliación de la escuela Vřesovice

Los jóvenes estudios de arquitectura Public Atelier y FUUZE han proyectado juntos la ampliación de una escuela primaria y jardín de infancia, ya albergados en una antigua casa parroquial de época barroca, en Vřesovice u Prostějova, un pequeño municipio de la República Checa. El proyecto se centra en la interconexión entre arquitectura barroca y nuevas realizaciones, con el fin de valorizar el patio.
Según las fuentes históricas el edificio parroquial, construido en 1689, fue ampliado en 1704 a la forma actual con el pórtico dirigido hacia el patio y con algunos anexos agrícolas. Sin embargo, se remonta a mediados de los años 90 la recalificación general del inmueble para destinarlo a actividades educativas.
Aunque todavía en ámbito parroquial, este primer cambio de destino de uso prepara el terreno para el futuro destino laico de la arquitectura histórica, y en 2013 se produce el traspaso de propiedad. Con un acuerdo entre Curia diocesana y Ayuntamiento de Vřesovice u Prostějova, el edificio, que ocupa 950 metros cuadrados y resulta vacante, pasa a ser de propiedad pública. Como única condición para el traspaso, la Curia diocesana solicita que el edificio sea destinado y utilizado y que el Ayuntamiento se haga cargo de su cuidado y mantenimiento. Hay que añadir que este complejo, conectado al monumento más antiguo de Vřesovice, la iglesia de San Pedro y San Pablo, y situado a la entrada de la calle principal que cruza el centro de la población, en la parte sudoriental de la villa, ha sido considerado el centro geográfico de la comunidad durante siglos. La decisión del Ayuntamiento de recalificarlo para darle una nueva vida tenía, pues, un gran valor, plenamente comprendido por los jóvenes Jiří Markevise (Public Atelier) y Jaroslav Sedlák (FUUZE). Con su proyecto, han mantenido y valorizado la posición de preeminencia de la obra dentro de su contexto, ofreciéndole una nueva clave de uso mediante una estética audaz.
La decisión del Ayuntamiento de ubicar una nueva escuela primaria hace que el edificio de la guardería municipal de origen dieciochesco, situado en la entrada opuesta de Vřesovice, sea su perfecto contrapeso. El proyecto de Markevič y Sedlák para la recuperación de la casa parroquial barroca y su ampliación para acoger las funciones escolares habría preservado los rasgos históricos de la obra, pero se habría enriquecido con ambientes para la valorización de nuevas modalidades de trabajo y de vida escolar y habría devuelto centralidad al patio interior.
Para ello, en primer lugar se construyó la circularidad de los recorridos entre los distintos cuerpos principales que componen el patio, de planta rectangular. Al ser de distintas épocas y con diferentes destinos de uso, más o menos nobles, el volumen de la casa parroquial y los de los anexos agrícolas y de servicio nunca habían tenido conexiones directas. La creación de corredores cubiertos y de huecos de enlace ha devuelto la atención al patio, a su vez recuperado como jardín, con el objetivo de orientar a la comunidad todas las acciones de las clases.
Los arquitectos intervinieron en la estructura de los tejados, recuperando las cerchas del bloque principal barroco, en pésimas condiciones, y reconstruyendo completamente la planta superior y las cubiertas de los anexos que rodean el patio. El aspecto histórico se ha mantenido dondequiera en el exterior, utilizando una sencilla paleta de blancos para las paredes enlucidas, tejas rojas planas en las tejados inclinados y elementos hidráulicos de cobre.
Siguiendo la petición de ampliar la capacidad de la escuela, los proyectistas situaron todas las aulas escolares en el primer nivel de los edificios que dan al patio, diseñando un nuevo trazado basado en la comunicación entre el cuerpo principal noble y los anexos en los otros tres lados del patio, mientras que en las plantas inferiores se dejaban las estancias de almacén y de servicio. Aprovechando la ubicación del complejo a los pies de una ligera pendiente, las aulas al sur pueden asomarse a una nueva terraza de madera con un prado, desde donde es posible dar clase con vistas a la Iglesia de San Pedro y San Pablo que se alza precisamente en la cima de la colina.
Las conexiones que faltan en los recorridos entre las partes reconstruidas y el cuerpo histórico fueron tratadas como ocasiones para inserciones de modernidad, hechas de elecciones cromáticas, matéricas y formales.
Desde el exterior, las intervenciones apenas se ven en la escalera blanca y en el nuevo bloque geométrico amarillo en el lado oeste, en marcado contraste con los enlucidos históricos recuperados y con los tejados inclinados. El aspecto original del monumento se conserva en relación con el contexto del pueblo, mientras que en el patio y en las fachadas interiores resalta toda la nueva fuerza expresiva. La entrada al sur se cruza pasando por debajo de un nuevo pórtico donde gráciles pilares pintados de verde soportan la nueva primera planta escolar con fachada de cobre y un corredor de paredes rojas. En el lado opuesto del patio, un nuevo cuerpo de conexión se descompone en varias partes, todas diferentes y cromáticamente estridentes, que destacan lo antiguo de lo que se acaba de construir.
El color y el material se utilizan en contraste para que podamos distinguir, incluso desde el patio, la articulación espacial de los interiores. Asimismo, los espacios interiores tienen una presentación gráfica y un tratamiento cromático precisos y coherentes con la filosofía de los exteriores.
Si bien este edificio cuenta con el estatus de monumento cultural nacional, para la reconstrucción se ha optado por destacar la inclusión de lo nuevo, preservando la identidad histórica del complejo pero adaptando su programa interior y del patio al nuevo rumbo. La utilización de amplios ventanales y paredes acristaladas, combinados con colores fuertes en neto contraste con los estilemas históricos, ha colocado las dos intervenciones en planos diferentes, evitando en origen la reconstrucción en estilo.
No obstante, las combinaciones “sin pudor” de antiguo y contemporáneo van más allá de la elección estética. Expresan un diálogo directo entre espacios y usuarios y transfieren el concepto de apropiación del edificio histórico. Por consiguiente, el proyecto hace posible que niños y maestros vivan libremente todas y cada una de las alas del complejo con la misma atención y con la misma libertad, evitando que la presencia de lo antiguo inhiba sus comportamientos.

Mara Corradi

Architects: Jiří Markevič (Public Atelier), Jaroslav Sedlák (FUUZE)
Co-author: Zdeněk Opletal (project engineer), Dana Opletalová | project engineer
Location: Vřesovice u Prostějova, Czech Republic
Project year: 2016-2018
Completion year: 2018-2019
Area: reconstructed buildings: 950 sqm
Courtyard: 490 sqm
Classrooms’ terrace: 300 sqm
Client: The Municipality of Vřesovice
Collaborators:
Outdoor improvements: Vendula Markevičová
Graphic design: Radim Lisa + Marie Štindlová
Classrooms, hallways: linoleum
Courtyard: Brick paving, Klinker
Façade: Copper cladding
Terrace: Wood

Photo credits: © Jakub Skokan and Martin Tůma / BoysPlayNice www.boysplaynice.com

www.publicatelier.cz
www.fuuze.cz


Il nostro sito web utilizza i cookie per assicurarti la migliore esperienza di navigazione.
Se desideri maggiori informazioni sui cookie e su come controllarne l’abilitazione con le impostazioni del browser accedi alla nostra
Cookie Policy

×
×

Manténgase en contacto con los protagonistas de la arquitectura, Suscríbase al boletín de Floornature