12-04-2017

Mirko Franzoso: la Casa Social de Caltron y la identidad comunitaria

Mirko Franzoso,

© Mariano Dallago - Torino,

Trento,

Centro Cultural,

simultáneo,

NextLandmark,

Finalista del premio internacional Next Landmark 2016, la Casa Social de Carlton del arquitecto Mirko Franzoso sigue la tradición del lugar a la vez que supera sus rasgos estilísticos clásicos.



Mirko Franzoso: la Casa Social de Caltron y la identidad comunitaria
Galardonado como “Joven talento de la arquitectura italiana 2016”, Mirko Franzoso, original de la región del Trentino, ha construido la nueva casa social de Caltron, una pedanía de Cles. Una proximidad geográfica y sentimental que es la clave para entender la espontaneidad arquitectónica de su último proyecto, que es además el más emotivo.
En realidad no se trataba de un encargo directo sino que Mirko Franzoso se adjudicó el concurso por invitación lanzado por el Ayuntamiento de Cles dirigido a proyectistas con una edad máxima de 35 años. Se trataba de proyectar un espacio público dedicado a la identidad comunitaria. En las localidades alpinas sigue habiendo un interés muy marcado por el lugar y por sus tradiciones, y los intereses cívicos y culturales se orientan en base a ello. Pero no es fácil contar con espacios idóneos para celebrar eventos o a menudo son estructuras viejas poco adecuadas para acoger público, símbolos de un pasado en vía de superación.
La obra de Mirko Franzoso se centra en la síntesis de los elementos que identifican un paisaje conocido en todo el mundo, el del Trentino y Val di Non, mesetas de suaves declives, bosques de manzanos que delinean el terreno y tejados inclinados que indican los núcleos de población, con las exigencias de la vida actual en una comunidad que para reunirse necesita grandes espacios, airosos, cómodos y flexibles.
La posición elegida para edificar resulta estratégica, en los límites del pueblo, donde empiezan los manzanares, los senderos y la vegetación que rodea la zona urbanizada. La casa social actúa como puente con todo esto, reafirmando la relación indisoluble entre la historia humana y el paisaje, entre lo artificial y lo natural. La estructura de la casa social solo podía ser de madera. Sorprendentemente sin embargo no se usó una madera autóctona, como precisa Mirko Franzoso, sino un alerce proveniente de Austria, sin tratar para que con el paso de los años se vaya oscureciendo hasta convertirse en negro y mimetizarse con las estructuras más antiguas y el color de la tierra. Con el alerce ha trazado una obra de arquitectura monolítica con tejado inclinado a dos aguas como los tradicionales, aunque la inclinación no es tan pronunciada, para simbolizar un lenguaje más internacional y contemporáneo. La amplia fachada del lado este de la planta de calle y del primer piso se ha acristalado para contemplar el valle, otro símbolo de modernidad. El cristal permite que la construcción no sea solo entendida como lugar de protección del clima áspero sino también como mirador y espacio de acogida que se abre al paisaje, a la gente, al mundo.
El bloque compacto de madera y cristal apoya sobre una base de hormigón lavado cuyas paredes revestidas de pórfido siguen la progresión del terreno. La construcción se desarrolla en tres plantas, una de las cuales semisótano, y cada una de ellas cuenta con acceso directo. En la entrada principal del lado este una primera superficie de pilares y revestimiento de madera deja sitio a la capa acristalada creando en el medio una cámara de protección. Así la fachada principal está ritmada por la sucesión de pilares que también actúan como parasol y a continuación, los cerramientos internos, aligerando la sensación de caja de madera que se puede tener de la obra desde los otros laterales. Un elemento compositivo que hace referencia a los bosques que forman parte de la cultura del lugar.
La distribución del espacio interior respeta las exigencias precisas del ayuntamiento de Cles. Dos grandes salas en la planta de calle y en el primer piso sirven para organizar eventos públicos de interés cultural. La planta superior, con tejado a dos aguas y un pilar central, está totalmente abierta y al superar la altura de los tejados de Caltron ofrece una perspectiva inédita del paisaje de Val di Non.

Mara Corradi

Architects: Mirko Franzoso
Client: City of Cles
Completion: 2015
Location: Cles, Trento (Italy)
Gross building area: 440 sqm
Total surface: 1120 sqm
Construction: Mak costruzioni Lavis TN
Reinforced concrete frame: Paolo Leonardi - Cles TN
Pro-engineering: Claudio Cristoforetti - Trento
Electrical wiring: Giorgio Rollandini - Cles TN
Surveying: Valter Visintainer - Cles TN
On-site safety: Valter Visintainer - Cles TN
Head of proceedings: Paola Dallago - Cles TN
Woodworker: F.lli Borghesi Cles TN
Technical lighting and lighting supplies: Luce e design Trento
Heating and hydraulic work: Girardi termosanitari Cles TN
Ironmonger: Officina del design Cles TN
Electrician: Elettroteam Taio TN
Earthmoving: Zanoscavi Tuenno TN
Timber frame
Larch pillars
Photos by: © Mariano Dallago - Turin

www.mirkofranzoso.it

Il nostro sito web utilizza i cookie per assicurarti la migliore esperienza di navigazione.
Se desideri maggiori informazioni sui cookie e su come controllarne l’abilitazione con le impostazioni del browser accedi alla nostra
Cookie Policy

×