30-07-2018

Los diseñadores mexicanos Cadena Asociados tienen una nueva sede en blanco y negro en Monterrey

Cadena Concept Design,

The Raws,

Monterrey, México,

Headquarters, Studio,

Interior Design,

¿Cuál sería el mejor regalo para un diseñador? Proyectar para sí mismo, en total libertad y sin más vínculos que los que él se fije. Dicho y hecho: tras el vertiginoso ascenso experimentado en los últimos años, el equipo de Ignacio Cadena ha decidido crear una nueva sede para su oficina, pensada hasta el más mínimo detalle teniendo en cuenta la ya consolidada identidad de este estudio vibrante y eclético.



Los diseñadores mexicanos Cadena Asociados tienen una nueva sede en blanco y negro en Monterrey

Floornature ya ha presentado en varias ocasiones el trabajo de C+A, Cadena Asociados, originarios de México y decididos a conquistar el globo. La primera vez fue en 2014 con "Hueso", un restaurante de Guadalajara que decidieron decorar con 10.000 huesos cándidos y que precisamente por este detalle ha dado la vuelta al mundo. A lo largo de los años su estilo ha ido afilándose, definiendo un método de proyecto concreto, que se basa ampliamente en estímulos gráficos y visuales, ya que usan elementos de atrezo como si cada espacio que crean fuera un set cinematográfico, y en una fortísima conceptualización inicial. Y claro, a la hora de realizar su propia sede, todo esto se convirtió en parte integrante del proyecto.

En la zona industrial de Monterrey, México, surge la nueva sede de Cadena Concept Design, con una superficie total de 300 m2 distribuidos en dos plantas. El espacio se ha organizado de forma que la idea creativa se concrete en una facilidad de uso efectiva y no en pretensiones estéticas vacías. «Nuestras nuevas oficinas se han proyectado cuidadosamente para lograr que las funciones y el concept hablen el mismo idioma» sostiene el grupo de trabajo. Pero vayamos por partes. Partamos del concept. La idea de fondo que inspiró el proyecto es que los diseñadores sean a la vez científicos, capaces de reflexionar y calcular, y artistas intuitivos, con lo cual el impulso creativo puede arrollar las reglas. Esta visión de la figura del diseñador se refleja en dos decisiones de proyecto concretas, la cromática y la matérica, que retoman el dualismo del concept. Los únicos colores admitidos son el blanco y el negro, con una marcada predominancia del blanco sobre el negro por motivos de luz y de imagen, mientras que los dos materiales usados de forma extensiva, aunque no exclusiva, son el metal para el armazón y la decoración y el terrazo para los suelos y algunos revestimientos verticales.

Esta condición bicromática se ha aplicado mediante una serie de reglas que como último recurso crean una "macro-percepción" del espacio como un conjunto coherente con una identidad marcada, pero que hace posible también la formación de pequeños "micro-universos", creados en primera persona por quien ocupa los distintos espacios de trabajo. Estos espacios están repletos por cuantiosos objetos de escena grandes y pequeños que pueblan toda la oficina: «siempre que los objetos sean blancos o negros, puedes traer todo lo que quieras y crear tu espacio personal, tu micro-cosmos». De esta forma la oficina se convierte en un contenedor de los mundos personales de los empleados, y estos mundos simbolizan la belleza, la calidad y las competencias del espíritu de cada individuo, que permanece sin embargo siempre conectado con los demás a través de la identidad colectiva del espacio en su conjunto, con su serie de reglas y sus dualismos.

En la idea de Ignacio Cadena el blanco y el negro ya no son al final dos entidades separadas, dos ideas incomunicadas. Se convierten más bien en dos partes de la misma sustancia, en equilibrio, «como el yin y el yang, el calor y el frío, lo bueno y lo malo, el pasado y el presente, la luz y la oscuridad». Dos partes íntimamente conectadas por una serie de códigos, deseados y aceptados por todas las personas que habitan este espacio, seres humanos que colisionan al ocupar el mismo espacio de trabajo, completándose unos a otros. Por eso C+A funciona tan bien, porque legitima la realidad y las diferencias individuales, manteniendo un contexto de inclusión donde se comparten reglas y objetivos. En otras palabras: dignidad y libertad de expresión.

Francesco Cibati

www.cadena-asociados.com
Progetto e direzione artistica: Ignacio Cadena, C+A
Project manager: Ana Ledinich
Contributi: Ideas Arquitectos, Mexmosa, Arte Creativo, Déjate Querer
Fotografie: The Raws
Anno: 2018
Superficie: 300mq


Il nostro sito web utilizza i cookie per assicurarti la migliore esperienza di navigazione.
Se desideri maggiori informazioni sui cookie e su come controllarne l’abilitazione con le impostazioni del browser accedi alla nostra
Cookie Policy

×