06-03-2020

Dietrich Untertrifaller + Tekhnê: Polideportivo Alice Milliat en Lyon

Dietrich | Untertrifaller Architects, Tekhnê Architectes,

Julien Lanoo,

Lyon,

Edificios Públicos, Deportes y Bienestar,

En el ámbito del plano de urbanización de la ZAC du Bon Lait que ha transformado el barrio obrero desarrollado el siglo pasado situado al sur de Lyon, Dietrich Untertrifaller y Tekhnê proyecta el polideportivo Alice Milliat. Los puntos de fuerza de la estructura en madera laminada son la cubierta a base de troncos de pirámide y el aislamiento de paja.



Dietrich Untertrifaller + Tekhnê: Polideportivo Alice Milliat en Lyon

Al adjudicarse el concurso lanzado por el ayuntamiento de Lyon en 2013, los estudios Dietrich | Untertrifaller y Tekhnê se convirtieron en los proyectistas del polideportivo situado en la Place du Traité de Rome, en pleno corazón de la ZAC du Bon Lait. Dedicado a la atleta, directora deportiva y gran activista por la participación femenina en el deporte, la francesa Alice Milliat, el centro deportivo es una interesante respuesta para algunos de los propósitos que el ayuntamiento de Lyon había manifestado al concebir la propia ZAC, como la transformación del barrio en una zona moderna y con abundantes servicios para todos, y con espacios públicos cubiertos de usos múltiples.
Dentro de la recualificación que ha afectado a toda la zona sur de Lyon, el objetivo del ayuntamiento, que aprobó el dossier de ejecución en 2005, era crear un nuevo centro cerca de la estación de metro "Place Jean Jaurès”: en una superficie de 8 hectáreas entre 2008 y finales de 2014 se realizaron más de 1.500 viviendas diversificadas (residencias convencionadas, casas particulares, estructuras de residencia asistida). Además, la ZAC engloba actualmente 24.000 m2 de edificios terciarios y 6.000 m2 de tiendas y servicios. Se han abierto nuevas estructuras como la Maison de la Métropole o el centro de primera infancia Simone de Beauvoir. Al finales de 2016 también se inauguró el nuevo polideportivo municipal dedicada a Alice Milliat, como última pieza de una transformación radical de la zona, que antaño era un distrito industrial. En el siglo XX de hecho aquí surgían las instalaciones de la SLM Bon Lait, rodeada por terrenos sin cultivar y algunas viviendas humildes. Al derribar las fábricas se generó un espacio que se pudo aprovechar en una operación inmobiliaria. Lo que antaño era un barrio obrero hoy está densamente construido con bloques arquitectónicos de varios pisos, principalmente destinados a viviendas, sobre cuyo resultado muchos siguen expresando su perplejidad.
Entre los volúmenes que despuntan y que a menudo no se distinguen entre sí, el polideportivo Alice Milliat ofrece un espacio a la colectividad. La misión de esta construcción deportiva es dar servicio a las escuelas primarias y secundarias cercanas, a los clubes deportivos y a las personas apasionadas del deporte, convirtiéndose en un punto de afluencia para gente proveniente de todo el barrio. El proyecto no teme comparaciones de escala, y establece un diálogo con los otros complejos del plan maestro mediante un lenguaje y una composición personales. Tal identidad marcada y definida resulta sobre todo de la elección de la madera como material estructural, unida al hormigón para la espina dorsal de las conexiones verticales internas.
Se proyectaron para este volumen cuadrado fachadas con segmentos de listones de madera que se alternan con amplias cristaleras, tanto en el frente que da por el lado oeste a Allée Léopold Sédar Senghor, como coincidiendo con la entrada por Place du Traité de Rome, pavimentada y diseñada con zonas verdes. Aquí se nota perfectamente la búsqueda de diálogo con la dimensión urbana, donde las diferentes alturas de las plantas en la fachada permite adivinar la distribución de los espacios interiores desde la plaza. La “galería” que se entrevé tras la cristalera es el filtro entre interior y exterior, tras el cual están situadas las oficinas. La gran cristalera indica el espacio más amplio, el de las canchas de deportes de pelota, que ocupa la mitad del edificio y tiene una altura de 9 metros. Al lado, en el primer piso, más reservado, está el dojo para artes marciales, danza y gimnasia. Al estar concebido y construido en madera, este volumen monolítico tiene un impacto en el espacio más ligero, y adquiere una identidad precisa que lo eleva a referencia del barrio.
Uno de los puntos de gran valor del proyecto está constituido por la cubierta, totalmente realizada con tragaluces en forma de tronco de pirámide, dispuestos a damero, para homenajear el pasado industrial del lugar. Orientados hacia el norte, como la gran cristalera, distribuyen la luz en el interior de forma indirecta y uniforme por todo el espacio. Las paredes interiores de las canchas, así como las del dojo, están revestidas con lamas verticales de madera que continúan en el techo y ofrecen una buena acústica, así como una sensación acogedora. Contrastando con el cálido ambiente de las canchas y espacios revestidos de madera, las vías de acceso internas y las salas adyacentes están realizadas en hormigón vista.
Los elementos prefabricados de madera fue un punto de fuerza de la construcción que permitió reducir la duración de las obras y la huella de carbono general de la edificación. Las fachadas continuas de madera y las cristaleras se montaron sobre la estructura de vigas laminadas de abeto, con un aislamiento a base de bloques de paja. Como cuenta el arquitecto Much Untertrifaller, para respetar las normas de aislamiento para prevención de incendios, la paja no se utilizó en obra, sino que era prefabricada. Llegó en forma de cajas, elementos divisorios que rellenan la estructura portante principal, realizando una solución inteligente, tanto desde el punto de vista estático como energético. El empleo de materiales renovables, junto con las prestaciones de aislamiento térmico del edificio, han logrado que el proyecto se adjudicara el Prix national de la Construction Bois Auvergne-Rhône-Alpes 2017.
Las grandes luces que se pueden conseguir con la prefabricación en madera demuestran ser una solución ideal, que se aplica ampliamente en Francia para las instalaciones deportivas donde son necesarias amplias extensiones de cubierta a vista. La combinación de madera y hormigón es una forma eficaz y barata de obtener una estructura sólida y reforzada que incluya también una barrera interna contra incendios.

Mara Corradi

Architects: Dietrich | Untertrifaller Architects with Tekhnê Architectes
Client: City of Lyon
Location: F-Lyon, Place du Traité de Rome
Project management: Ulrike Bale-Gabriel
Competition: 2013
Construction period: 2014-2016
Floor space: 2,680 sqm
Capacity: 200 students + locals
Structural engineering timber: Arborescence, Bourg St. Maurice
Structural engineering concrete: DPI, Villeurbanne
Building services: Astrius, Lyon
Building physics: Eegenie, Lyon
Costs: Denizou, Villeurbanne
Photos: © Julien Lanoo
Photos construction site and plans: © Dietrich | Untertrifaller

Prix national de la Construction Bois Auvergne-Rhône-Alpes 2017

 


Il nostro sito web utilizza i cookie per assicurarti la migliore esperienza di navigazione.
Se desideri maggiori informazioni sui cookie e su come controllarne l’abilitazione con le impostazioni del browser accedi alla nostra
Cookie Policy

×
×

Manténgase en contacto con los protagonistas de la arquitectura, Suscríbase al boletín de Floornature