30-01-2019

taller 9s: nuevo centro europeo de la piel en Igualada

taller 9s arquitectes,

Adrià Goula,

Barcelona, España,

Fábricas,

Reacondicionamiento,

La rehabilitación de las antiguas fábricas Bella y Bernades, en el barrio de las curtidurías en Igualada (Barcelona), es un proyecto de regeneración urbana a cargo de taller 9s arquitectes. Con el nuevo centro de la piel, taller 9s arquitectes renueva un sistema socioeconómico y una zona histórica de Igualada.



taller 9s: nuevo centro europeo de la piel en Igualada
En tema de regeneración urbana es un ejemplo muy interesante la recualificación funcional de las dos antiguas fábricas para curtir pieles Bella y Bernades en la zona del Rec en Igualada, a cargo de taller 9s architects. Situada en la provincia de Barcelona, desde finales del siglo XIX en Igualada floreció un barrio industrial dedicado al curtido de pieles en la zona situada al sur del centro histórico que se extendía hasta el río Anoia y que anteriormente era un área agrícola. Se sigue conociendo como el Rec, del nombre catalán del canal que surcava la zona de este a oeste. El barrio experimentó un declive a lo largo del siguiente siglo, pero el ayuntamiento procuró seguir valorizando el distrito como excelencia municipal y sus fábricas como patrimonio arquitectónico.
En la actualidad siguen operativas unas treinta empresas que trabajan la piel, y la ciudad ha dado inicio a un proceso de salvaguardia y valorización de la historia de estas actividades empresariales inaugurando el Museu de la Pell d'Igualada i Comarcal de l’Anoia, y rehabilitando las viejas fábricas de curtido. Los talleres del Rec han sido transformados en espacios para exposiciones temporales, ferias y eventos varios, dándole al barrio la posibilidad de resurgir como centro dinámico, creativo y atractivo, y de erigirse en distrito estratégico de referencia europea para la industria de la piel.

La obra realizada por taller 9s arquitectes se ocupó en concreto de recuperar dos antiguas fábricas de pieles, Bella y Bernades, justo delante del canal Rec y para la cual se lanzó un concurso con invitaciones restringidas. El ayuntamiento pidió a los estudios invitados que redactaran un proyecto con un límite presupuestario de 750.000 euros (iva incluida) para realizar un programa de recualificación en tres partes: un centro de referencia en la industria europea de la peletería para profesionales y diseñadores; la sede de una oficina pública para valorizar el barrio y una cafetería con acceso directo desde la calle y que estuviera comunicada con el museo del otro lado del patio por el lado norte.

En la esquina entre Carrer del Rec (donde un poco más adelante el canal saneado vuelve a la superficie) y Carrer del dr. Joan Mercader, los dos bloques abandonados Bella y Bernades son ejemplos de una arqueología industrial no precisamente muy relevante pero capaces, como otros muchos edificios del barrio, de identificar los rasgos arquitectónicos propios de un paisaje histórico que la ciudad estima. Con el objetivo presupuestario marcado por el ayuntamiento, taller 9s arquitectes elaboró su proyecto incluyendo las obras necesarias y mínimas de consolidación de las estructuras y rehabilitación de los espacios interiores, con la idea de que este proceso pueda convertirse en modelo para futuras recualificaciones en la zona.

Anteriormente eran dos edificios distintos que estaban uno junto al otro y ahora se convierten en un bloque único. El color de las paredes sirve para recordar la distinción anterior. Las fachadas norte y sur recuperan un ritmo de aberturas que pone orden unificando todas las reformas realizadas a lo largo del tiempo, instalando nuevas ventanas y parasoles de madera. El revestimiento exterior se ha realizado con una argamasa impermeable pero transpirante que ha logrado que el edificio subiera al nivel B en el certificado energético europeo, sin tener que realizar obras en los muros.

Los grandes espacios interiores destinados a las actividades de producción tenían techos con vigas vista y paredes de ladrillo desnudas que se han consolidado recuperando su aspecto original. Se ha respetado tanto la inclinación del tejado como la distribución de las salas para mantener lo más posible la memoria de las curtidurías. Los refuerzos, así como las vigas en las paredes de ladrillo, no se han ocultado sino que se muestran en su cruda necesidad, al igual que las nuevas instalaciones. Además, para dar cabida a los servicios higiénicos y todo el cableado que en las estructuras históricas y espacios originales habrían desentonado, los arquitectos han proyectado un sistema de cajas superpuestas a los muros, evitando así de tener que intervenir en ellos. Recordando las estructuras de secado para las pieles estas salas con paredes a base de madera recuperada que se han montado en seco son fácilmente renovables y crean la separación entre lo nuevo y lo histórico, distinguiendo lo que es estructural de lo temporal que se asocia a funciones también temporales.

Considerando el cambio de función, de talleres a espacios para eventos y oficinas, el proyecto de taller 9s arquitectes se concentró en restaurar el envoltorio estructural convirtiéndolo, desde el punto de vista de los interiores, en un contenedor de nuevas funciones. Por fuera destaca como referencia que traza un eje urbano junto con el museo de la piel cercano, y que en el rojo y el ocre encuentra otro elemento que contribuye a evocar la memoria de la arquitectura del distrito.

La fachada oeste que da a Carrer dr. Joan Mercader se presenta cerrada, como muchas fachadas de ese contexto industrial. Sin embargo la aplicación de una reja de metal y madera de pino (la misma madera usada en los espacios interiores) la nobilita, transformando una pared de cierre, originalmente inutilizada y sin terminar, en una fachada que dialoga con la calle y el entorno. Esta reja sirve para ocultar los conductos del aire de las distintas plantas pero también para colocar carteles que anuncian las iniciativas del barrio. Una de ellas es el Rec.0, un festival que tiene lugar dos veces al año y donde las antiguas fábricas se transforman en temporary shop.

Mara Corradi

Architects: Oriol Cusidó i Garí, Irene Marzo Llovet (taller 9s arquitectes s.c.p.)
Management: Servei d’Equipaments i Espai Públic (SEEP), Diputació de Barcelona (Barcelona Provincial Government)
Partners: Carles Crespo, municipal architect of Igualada, Eloi Juvillà, architect of the Provincial government, Manel Fernàndez, structural engineering, Lluís J. Duart Consulting, installations consultant, Miquel Milian, construction engineer (project), Jordi Marí, construction engineer (works)
Location: Carrer del Rec 23-25, Igualada (Barcelona), Catalunya (Spain)
Owner / Promoter: Igualada Town Council
Contractor company: Bigas constructora
Drafting of the project: June 2013 - October 2013
Execution of works: April 2014 - March 2015
Built surface: 1.059 sqm
Photograph: © Adrià Goula Sardà

Awards

  • Shortlisted project. 'Domus Restoration and Preservation' International award. Università di Ferrara. 2018
  • Selected project. 7a mostra d'arquitectura de les comarques centrals. Catalan Board of Architects. 2017
  • Special mention. “Catalunya construcció” Award. 2016


http://www.t9sarquitectes.com

 


Il nostro sito web utilizza i cookie per assicurarti la migliore esperienza di navigazione.
Se desideri maggiori informazioni sui cookie e su come controllarne l’abilitazione con le impostazioni del browser accedi alla nostra
Cookie Policy

×