14-04-2021

No Architects: Appartamento a Dejvice, Praga

No Architects,

Studio Flusser,

Praga,

Apartamento,

Daniela Baráčková y Jakub Filip Novak (No Architects) intervienen en una vivienda en Dejvice, el barrio universitario de Praga. Partiendo de una distribución de los espacios poco acertada los proyectistas crean habitaciones que se comunican a lo largo de la fachada exterior con una interesante perspectiva horizontal de 16 metros de longitud.



No Architects: Appartamento a Dejvice, Praga

Daniela Baráčková y Jakub Filip Novak han fundado el estudio No Architects en Praga con la intención de encontrar en su colaboración una alianza entre arte y organización del espacio. Se habían conocido cuando ambos frecuentaban la Academia de Bellas Artes, Arquitectura y Diseño de Praga pero siguieron a continuación caminos profesionales diferentes, volviendo luego a encontrarse para fundar No Architects.
El apartamento de Dejvice, recientemente reformado, representa una síntesis significativa del modo de operar de estos dos proyectistas, reflejando la atención por el detalle de sus estudios de interiores y de su diseño de muebles.
Se trata de una vivienda de algo más de 100 m2 dentro de un edificio de principios del siglo XX. El edificio está ubicado en pleno corazón del barrio de Dejvice, un distrito universitario repleto de espacios verdes, cuyos residentes pertenecen a la burguesía de la ciudad, y que aún hoy se ve especialmente cuidado. Allí la ciudad logra expresar una síntesis entre la salvaguardia del patrimonio y una imagen moderna. Una zona con mucha demanda, por lo que los clientes sintieron la necesidad de reformar esta vivienda cuya distribución interior era poco acertada, y penalizaba un tamaño que bien aprovechado resulta considerable.
En la planimetría del estado real anterior se ve una fila de habitaciones a lo largo de la pared de fachada, que es la única parte que da a la calle, y una segunda fila de habitaciones ciegas. Los espacios con ventana, que se comunicaban de dos en dos, cubrían funciones aisladas, mientras que las dos habitaciones sin ventanas se podían utilizar únicamente como despensa o lugares de servicio. A pesar de tener un tamaño considerable para tratarse de una vivienda en un barrio tan céntrico y demandado de la capital, la casa se utilizaba por compartimientos separados. Los residentes, al no poder relacionarse, vivían en un espacio reducido a pesar de tener a disposición muchos más metros absolutos. Por lo tanto el primer objetivo del proyecto de Daniela Baráčková y Jakub Filip Novak fue componer una unidad de conjunto.
Los 16 metros a lo largo de la fachada, medida que representaba lo que parecía un obstáculo insuperable, se transformó en una ventaja tomando la decisión de aprovecharla y realzarla. Se eliminó la pared central que obligaba a usar la vivienda como si fueran dos unidades distintas. En los otros tabiques perpendiculares las dos puertas se aumentaron de tamaño, pasando de una sola hoja a dos, con lo que asumen un valor de portal, realzando de esta forma el punto de paso entre los espacios. Una sola perspectiva abarca ahora las cuatro habitaciones. En los dos espacios centrales se instalaron la cocina y el comedor en un caso, y una sala de estar en el otro, mientras que las dos habitaciones de los extremos se reservaron a los dormitorios, el de matrimonio y el de los dos niños. Mientras que los dormitorios y el salón son muy parecidos, simétricos respecto al eje longitudinal, y todos disponen de un gran ventanal, la zona del comedor da a un balcón y se completa con una salita que también da a este último: una disposición insólita, sobre la que no disponemos de información respecto a cómo era en origen. Quizás un pequeño baño con ventana, marcado por el suelo diferente de baldosas. Los arquitectos aprovecharon la oportunidad para dar valor a este espacio sobrante, transformándolo en un pequeño estudio con su puerta para poder aislarse del núcleo de la vivienda, o en caso necesario integrarse en él, un rincón equipado con un piano y un asiento diseñados a medida y que aprovecha las paredes como librerías.
El dormitorio de matrimonio se reduce para sacar un vestidor que se comunica con el baño. Antaño éste era el único servicio higiénico de toda la casa, por lo que se comunicaba tanto con la habitación ya mencionada como con la entrada. Ahora en cambio la última puerta se ha cegado, así que se ha convertido en baño privado de la habitación de matrimonio. En el zaguán, demasiado grande para la casa, los arquitectos han instalado un segundo baño, cuyas paredes trazan un pasillo con recodo flanqueado de armarios a toda altura, que lleva hasta el salón.
Enfrente a la puerta de entrada de la vivienda se ha dejado abierto un nicho en los armarios, equipándolo para poder colgar abrigos y sombreros. Un espejo de esquina ofrece una sensación de abertura y comunicación. Resulta significativa la elección de instalar el parqué en todas las habitaciones, que aporta continuidad a los recorridos. Con el diseño de espiga da al interiorismo un toque de distinción y preanuncia desde la misma entrada el esmero por los detalles que caracteriza a todo el piso. Con esta nueva organización de los espacios el vestíbulo consigue aislar físicamente de la entrada y de la escalera comunitaria los espacios principales de la casa, que forman un único núcleo y se comunican entre sí.
El proyecto de la decoración y de los materiales de los acabados se desarrolló a partir del estudio del estilo original del edificio. Por ejemplo, los motivos en los elementos de MDF que cubren los radiadores se inspiraron en los del parapeto de las escaleras, las puntas en las jambas de las puertas replican los adornos en estuco de las ventanas, el tapizado rosa de la cabecera de la cama reproduce el diseño de las verjas de las ventanas, etc. La madera pintada de blanco, o en roble contrachapado y latón constituyen la paleta matérico-cromática de base sobre la que se aplican otros colores como los cojines azules en el salón y el rosa en el dormitorio de matrimonio.
Un estilo preciso de líneas puras se aplicó al diseño específico de las camas, las librerías, las mesas y los armarios, coordinando cada espacio y logrando la sensación de unidad que era el objetivo desde la primera pared derribada.

Mara Corradi

Architects: No Architects www.noarchitects.cz
Author: Jakub Filip Novák, Daniela Baráčková, Barbora Jelínek
Location: Prague 6 – Dejvice (Czech Republic)
Project year: 2020
Completion year: 2021
Gross Floor Area: 105 sqm
Usable Floor Area: 100 sqm
Photographer: Studio Flusser, info@studioflusser.com, www.studioflusser.com
Contractor: RekoLux STAV, www.rekolux.cz, Truhlářství Petr Vencl, www.truhlarstvivencl.cz


Il nostro sito web utilizza i cookie per assicurarti la migliore esperienza di navigazione.
Se desideri maggiori informazioni sui cookie e su come controllarne l’abilitazione con le impostazioni del browser accedi alla nostra
Cookie Policy

×
×

Manténgase en contacto con los protagonistas de la arquitectura, Suscríbase al boletín de Floornature