25-09-2020

Luce Clinic Ginza

Union-Tec, Daisuke Okuma e Eri Nagashima,

Ginza,

Salud y Bienestar,

Iris Ceramica Group, Iris Ceramica,

En Ginza, uno de los barrios más lujosos y exclusivos de Tokio, entre las boutiques de moda más elegantes, restaurantes y bares de sushi famosos y distinguidos, ha abierto sus puertas una clínica totalmente dedicada a tratamientos regenerativos y al restablecimiento de la forma estética. Un oasis de paz en el bullicio del tráfico del centro de la ciudad. Concebida por el grupo de proyectación Union-Tec, se han ocupado de su realización los arquitectos Daisuke Okuma y Eri Nagashima. Imaginándola como un ‘santuario dedicado a la belleza’, su inspiración se basa en una fuente de todo respeto, remontándose a la tradición de una cultura que desde siempre ha estado íntimamente relacionada con la madre naturaleza.



Luce Clinic Ginza

Los arquitectos se erigieron en intérpretes del espíritu que guía y a cuyo fin se destinan los tratamientos, vinculando la idea de belleza a un símbolo ancestral, una estatuilla de apenas 27cm. de altura, una auténtica joya hecha de arcilla, que es una de las piezas más representativas y carismáticas de la producción Jomon, la cerámica japonesa que resale a tiempos remotos. La pequeña Venus Jomon, designada tesoro nacional, epítome de belleza y fertilidad, se presenta como una mujer embarazada de caderas anchas y seno abundante. Como otras muchas figuras femeninas del mismo aspecto, parece que se usaba en ritos propiciatorios para favorecer la reproducción y la regeneración de la vida. Esta emblemática referencia define el carácter íntimo y estético de un lugar que se propone perpetuar esa linfa vital que forma parte de cada uno de nosotros y que deben continuamente renovarse para restablecer la energía que se debilita y la belleza que poco a poco ha perdido lustre. La obra arquitectónica propone come elección formal las líneas curvas y voluptuosas que caracterizan la divinidad, dándole al ambiente una personalidad perfectamente en sintonía con este tipo de filosofía.

El trazo curvilíneo se convierte en elemento fundamental de la configuración de interiores e imprime su delicada sensualidad en cada mínimo detalle. El rótulo acoge generoso con una amplia parábola al llegar, como en un abrazo de bienvenida, para proseguir en el recorrido que conduce a los tratamientos repitiéndose con esquemas diferentes. Las paredes que se suceden sinuosamente subrayan la fluidez del trayecto, enfatizada por una luz discreta, indirecta, que se difunde gracias a los perfiles redondeados de los falsos techos. El material monolítico elegido para revestir el suelo y parte de las paredes evoca un mármol blanco con veteados en color ámbar, que al fundirse con la pureza de la atonalidad dominante genera una gran intimidad, haciendo resaltar el carácter orgánico de las formas y dando la impresión de haber sido en parte excavado en el bloque de mármol.

Hay varios elementos que acaparan la atención y estimulan la curiosidad en la comodidad de esta sala de espera. Se presentan como un presagio de la experiencia que vendrá y algunos se proponen como una guía, una especie de rastro hacia la parte privada de las salas dedicadas a los cuidados y tratamientos terapéuticos. Por ejemplo, hay una estela iridiscente que se despliega trazando recovecos a lo largo de este camino. Minúsculas hojas de cristal suspendidas en hilos imperceptibles que caen copiosos con longitudes distintas desde el techo. Su disposición sigue los preceptos de las series numéricas de la espiral del famoso matemático Fibonacci. Como han demostrado algunos estudios cruzados realizados por matemáticos y botánicos, la filotaxis, es decir el orden en el que están dispuestas las hojas en un tallo, muestra además de estructuras sencillas, morfologías complejas, que se pueden relacionar con la espiral del erudito. Se ha buscado una relación con la ordenación armoniosa que en la naturaleza responde a necesidades de orden primario, como no proyectar sombra u recibir la lluvia en cada mínima parte, estudiando consecuencias igualmente vitales. La cascada de los pequeños pétalos, gracias a la translucencia de los cristales de color dorado bruñido emite destellos de una intensa luminosidad dorada, preanunciando, como explican los autores, la belleza que le espera a cada cliente y cumpliendo así una estrategia que logra mitigar el ansia y las tensiones. El vórtice chispeante de los cristales distribuidos de acuerdo con códigos y secuencias numéricas progresivas, provoca efectos de movimientos que se enroscan, transmitiendo con trayectorias en forma de espiral flujos cargados de energía. A la espiral, además, si tenemos en cuenta la historia, siempre se le ha atribuido un significado simbólico y mágico, como si fuera una especie de catalizador de la energía del cosmos, del poder solar y de las fuerzas telúricas, capaz a continuación de poderlas dispensar.

Luce, luz, como compendio de belleza y vitalidad, es el nombre que fue oportunamente elegido para representar al instituto. La sala, un ambiente de comodidad serena, se caracteriza por materiales que contribuyen a crear un ambiente relajante y cálido a la vez. Las cerámicas Diesel Cosmic Marble en formato extra large aseguran continuidad a una textura preciosa que exalta la esencia y la estética del diseño, aportando un toque de elegancia absoluta coordinado con los acabados, que acompañan y definen las elecciones del proyecto con la exquisita distinción del latón bruñido, que se anima con múltiples vibraciones bajo los reflejos luminosos. La composición risulta armoniosamente equilibrada gracias a los tonos neutros que se alternan a tintes de pigmentación más intensa.

A los lados del hueco y del mostrador de la recepción hay una puerta y un pasaje con arco que encantan con su misteriosa presencia llena de fascinación, rematados con un intrigante acabado dorado, y que crean un rincón especial. Para enriquecerlo aún más, se añade la suntuosidad de los veteados y sombreados de la cerámica Lune que se inspira en mundos lejanos, pretendiendo evocar las estrías y los halos creados por las partícula galácticas y la palidez de la superficie lunar. Una paleta cromática de gran efecto precursora de un viaje que promete metas radiantes.

Virginia Cucchi

Il nostro sito web utilizza i cookie per assicurarti la migliore esperienza di navigazione.
Se desideri maggiori informazioni sui cookie e su come controllarne l’abilitazione con le impostazioni del browser accedi alla nostra
Cookie Policy

×
×

Manténgase en contacto con los protagonistas de la arquitectura, Suscríbase al boletín de Floornature