28-08-2020

Liberdade 40 de Contacto Atlântico: renovar según la tradición local

Contacto Atlântico,

Alexander Bogorodskiy,

Lisboa,

Residencias, Apartamento,

Contacto Atlântico, un estudio de arquitectura portugués con sede en Estoril, ha restaurado un edificio de doce pisos en la famosa Avenida da Liberdade de Lisboa. El edificio que antes contenía oficinas y estaba totalmente revestido de cristal se llama ahora Liberdade 40 y es una comunidad residencial de lujo que incluye 17 pisos de varios tamaños, y que Contacto Atlântico ha reinterpretado con un enfoque de km 0, como por ejemplo incluyendo ventilación pasiva y dándole un carácter más "portugués".



Liberdade 40 de Contacto Atlântico: renovar según la tradición local

Contacto Atlântico es un estudio de arquitectura portugués con sede en Estoril. Lleva trabajando desde 1996 y en los últimos años se ha distinguido con una serie de obras de reforma y renovación realizadas en el área metropolitana de Lisboa. También Liberdade 40 pertenece a esta categoría. Se trata de la recalificación completa, de interiores y fachada, de un edificio de 12 plantas que como el propio nombre indica se encuentra situado en el número 40 de la famosa Avenida da Liberdade.

Antes de la intervención de Contacto Atlântico que cambió su composición, el edificio era un conjunto de oficinas que se caracterizaba por una fachada realizada completamente en cristal. Como cuentan los arquitectos, "la antigua fachada de cristal, algo importado del extranjero, no tenía sentido en la capital portuguesa, donde el sol brilla 300 días al año". Otra perplejidad que generaba la antigua conformación era que la planta baja estaba inutilizada, algo absurdo en la calle de compras más simbólica de Lisboa, donde pululan los establecimientos de marcas famosas y de lujo.

Al proyectar el nuevo aspecto de Liberdade 40 el enfoque del estudio portugués no solo tuvo presentes los puntos críticos existentes, sino que quiso aplicar la filosofía de proximidad, a km 0. De hecho, uno de los objetivos principales de los arquitectos era darle al edificio una estética que fuera propia de Lisboa, que reflejara su historia, alejándose del formalismo del rascacielos acristalado que más o menos se puede encontrar en cualquier ciudad del mundo que tenga unos cientos de miles de habitantes. Hoy Liberdade 40 se presenta como un elegante edificio cuya fachada ventilada está revestida de piedra calcárea, la más utilizada en la arquitectura histórica de la ciudad, y que obviamente es de procedencia local. Esta solución aplicada por Contacto Atlântico aumenta la inercia térmica notablemente, reduciendo la necesidad de utilizar el aire acondicionado. También mejora en general la calidad del aire dentro del edificio, y le aporta coherencia con el resto del centro de la ciudad. El diseño regular de la fachada, sus amplias ventanas y los parapetos de cristal de los balcones, le confieren a Liberdade 40 un aspecto "contemporáneo pero portugués".

Los interiores están trazados mediante un lenguaje minimalista con una paleta cromática reducida, casi exclusivamente blanca en paredes y techos, a los que se añade el tono natural de la madera de los suelos, los muebles, las escaleras y el revestimiento de la terraza del ático que da a la Avenida y desde el que se contempla el panorama de los tejados de la ciudad.

Liberdade 40 ahora incluye, además de una tienda de lujo en la planta de calle, un total de 17 viviendas de varios tamaños, divididas en base al criterio portugués en T0, T1, T2 y T3. La T indica que se trata de pisos (para las casas independientes la sigla es V), mientras que el número asociado se refiere a la cantidad de dormitorios que incluye. En este caso hay 6 pisos de un solo dormitorio, tres apartamentos, tres viviendas T2 y cuatro pisos dotados de tres dormitorios. A estos se suma la vivienda de la última planta, un ático con acceso privado a la terraza que incluye una amplia piscina infinita.

El trabajo que ha realizado Contacto Atlântico es encomiable, no solo por la atención dedicada a la cuestión medioambiental a la hora de redefinir la estética de Liberdade 40, sino también por el deseo de conservar y no perder el patrimonio estético, matérico y cultural que permite contemplar al viajar por las diferentes ciudades del mundo, construcciones que posean una fuerte identidad.

Francesco Cibati

Architect: Contacto Atlântico
Location: Lisboa, Portugal
Project size: 4529 m2
Site size: 425 m2
Year: 2017
Building levels: 12
Pictures courtesy of Alexander Bogorodskiy

https://contactoatlantico.com/


Il nostro sito web utilizza i cookie per assicurarti la migliore esperienza di navigazione.
Se desideri maggiori informazioni sui cookie e su come controllarne l’abilitazione con le impostazioni del browser accedi alla nostra
Cookie Policy

×
×

Manténgase en contacto con los protagonistas de la arquitectura, Suscríbase al boletín de Floornature