07-11-2012

C. F. Møller: Sølvgade School en Copenhague

C.F. Møller,

© Adam Mørk,

Copenhague, Dinamarca,

Colegio,

De cristal, Metalúrgico,

Reurbanización, Recuperación/Restauración,

Con una obra discreta, C. F. Møller transforma una antigua escuela de Copenhague, restaurando el volumen existente, que se remonta a 1847, y edificando un nuevo edificio en ángulo entre la Kronprinsessegade y la Klerkegade. Elemento de comunicación entre el edificio y el entorno, la fachada esconde un proyecto para la contención energética.



C. F. Møller: Sølvgade School en Copenhague
El proyecto de C. F. Møller Architects para la transformación de la escuela más antigua de Dinamarca, la Sølvgade School, situada en el barrio de Nyboder, en Copenhague, se integra en el ámbito de una práctica respetuosa del contexto urbano. Los valores funcionalistas que se hallan en la base del trabajo de C. F. Møller se funden con la contemporaneidad, en la que, entre las funciones más importantes se encuentra la sostenibilidad medioambiental del edificio.
El corazón del proyecto y centro del desarrollo compositivo del nuevo edificio es la fachada este, en Kronprinsessegade, un frente acristalado con módulos asimétricos y desiguales, que sigue la dirección oblicua de las cubiertas de los edificios contiguos, con el fin de mantener cierta homogeneidad en la fachada que da a la calle. A primera vista, parece que esté diseñada mediante la simple articulación de los planos horizontales y de las aberturas verticales: fiel a aquel racionalismo que aplicó C. F. Møller hace casi un siglo en el Dronningegården (1943-1958), un complejo residencial proyectado entre 1943 y 1958 con el arquitecto Kay Fisker. En realidad, la fachada de la Sølvgade School es una evolución de dicho modelo, conseguida transformando el diseño de los módulos acristalados, que son todos diferentes, y añadiendo el color como ulterior elemento de variación.
El hecho de haber retranqueado la verdadera fachada estructural de esta primera piel acristalada quiere infundir profundidad a la “escenografía” de la fachada y también reducir la energía necesaria para la climatización de los interiores. En efecto, detrás de la superficie de cristal se vislumbra una piel más interior, revocada, con aberturas proporcionadas a las exteriores, pero más pequeñas y enmarcadas, como las anteriores, con cerramientos metálicos: esta superposición de planos genera una cavidad estético-técnica que intercambia luz y calor con los espacios interiores, además de constituir una notable barrera antirruido. La línea oblicua de la cubierta y la presencia del damero irregular acristalado hacen que la escuela se convierta en protagonista de la calle en la que está. En efecto, la luminosidad de su fachada constituye un contenedor de luz también para los edificios contiguos. El color se convierte en nexo de unión entre exterior e interior, cuando “se manifiesta” en la fachada, en los intradós de las ventanas que se recortan sobre el revoque blanco y en las paredes de las aulas y salas públicas.
Los cromatismos, a menudo tratados en los edificios para niños como constante lingüística que esconde la banalidad de un proyecto, en las construcciones de C. F. Møller, forman un elemento léxico de variación, cuando la fachada se desarrolla como reiteración del módulo.


La planta semienterrada constituye una concesión al rigor del bloque de los niveles superiores. Alberga el área más pública, es decir un gimnasio que puede transformarse en sala de congresos. Da a la calle con una cristalera decorada, que, desde la esquina con la Klerkegade prosigue a lo largo de la Kronprinsessegade. Prolongándose más allá del final del edificio, se convierte en frontera entre la calle y el jardín privado de la escuela, permitiendo a los viandantes entrever las actividades lúdico-recreativas de los niños.

Mara Corradi

Proyecto: C. F. Møller Architects
Cliente: The City of Copenhagen y Københavns Ejendomme
Lugar: Copenhague (Dinamarca)
Proyecto de estructuras: C. F. Møller Architects
Proyecto paisajístico: Esbensen Rådgivende Ingeniører and Sloth Møller
Superficie útil bruta: 4.500 m2 (rehabilitación de espacio existente 2.100 m2, nueva construcción 2.400 m2)
Concurso: 2005
Inicio del proyecto: 2009
Finalización de las obras: 2012
Fotografías: © Adam Mørk

www.cfmoller.com


Il nostro sito web utilizza i cookie per assicurarti la migliore esperienza di navigazione.
Se desideri maggiori informazioni sui cookie e su come controllarne l’abilitazione con le impostazioni del browser accedi alla nostra
Cookie Policy

×
×

Manténgase en contacto con los protagonistas de la arquitectura, Suscríbase al boletín de Floornature