09-06-2011

BNKR: Sunset chapel en Acapulco

BNKR Bunker Arquitectura,

© Esteban Suárez,

Mexico,

Iglesias y cementerios,

Cemento,

Arts,

Sobre las colinas de Acapulco surge la capilla del ocaso de los arquitectos mejicanos BNKR, una obra densa de significados religiosos que el proyecto liga a la valorización del paisaje mediante el uso de los materiales. Sostenibilidad entendida como respeto por el entorno, que no se modifica sino que se integra en lo construido, para que sea palanca para la composición arquitectónica.



BNKR: Sunset chapel en Acapulco
Asomada al Océano Pacífico, la gran bahía de Acapulco parece extender sus brazos para esperar a turistas y peregrinos que llegan a su puerto en búsqueda de la diversión que se funde con el misticismo local. Entre las playas más famosas de México, en el imaginario común es un punto de llegada y una meta imprescindible del viajero, como también lo fue “Love boat”, la famosa serie de televisión de los años ‘80 que contaba las historias de amor surgidas en un crucero que siempre arribaba a Acapulco. Aquí, junto a una extensa urbanización hecha de hoteles, restaurantes y otros locales para la acogida turística y la satisfacción de los deseos más efímeros, existe también una arraigada espiritualidad que se manifiesta en la presencia de arquitecturas religiosas de clientes privados. Los arquitectos de BNKR, que han completado en el 2011 la capilla del ocaso que se yergue sobre una colina de la bahía, cuentan que en el pasado habían recibido otros dos encargos de este tipo inspirados en las exigencias más diversas, la primera para celebrar y festejar la boda de una pareja, la segunda para conmemorar la muerte de sus propios seres queridos. El edificio religioso también se liga al turismo por la presencia de La Quebrada, el acantilado sobre el océano en el que se lleva a cabo el célebre y peligrosísimo rito de los saltos de cabeza al mar, donde se encuentra la capilla dedicada a Nuestra Señora de Guadalupe a la que se dirigen rezando los clavadistas antes de tirarse de cabeza al océano. Está lleno de acantilados este territorio sobre el que surge también la capilla del ocaso recientemente terminada por BNKR, que con sus rocas graníticas emergentes desde el terreno han tenido que echar cuentas. En particular un enorme peñasco que se asienta sobre el terreno del solar debería obstaculizar la visión de la capilla hacia el océano, así es que los proyectistas han elegido superar su barrera elevando por encima el corazón de la capilla. La arquitectura, completamente realizada de cemento, está organizada de hecho sobre dos niveles, de los que el de tierra, completamente cerrado, sirve de base y contiene la escalera de acceso a la planta superior, en la que se celebran las funciones litúrgicas. Cuanto más hermética es la planta baja, más se abre el nivel superior al exterior, implicando al paisaje en la construcción de la atmósfera mística del interior: las fachadas laterales presentan una escansión regular de llenos y vacíos, dibujados por las aberturas del cemento, que como muchas fisuras que permiten percibir el entorno como escenario de la arquitectura. Las paredes que generalmente son pintadas al fresco o están adornadas con amplias ventanas bíforas y tríforas son aquí idealmente sustituidas por las imágenes de la vegetación, del cielo y del mar a las que no se añade ninguna decoración. En la fachada principal que mira hacia el océano, completamente abierto, dos vidrios esmerilados dibujan una gran cruz, aludiendo así a temas tradicionales del cristianismo como la presencia de Dios en la naturaleza y de Dios como todo e infinito.
Evidente es la iconografía en la que se inspira la arquitectura, que vista exteriormente parece surgir del terreno, diseñada como una de sus rocas graníticas: el acabado tosco del cemento subraya el intento mimético del artificio en la naturaleza.

de Mara Corradi

Proyecto: BNKR Bunker Arquitectura (Esteban Suárez + Sebastián Suárez)
Jefes de proyecto: Mario Gottfried, Javier González & Roberto Ampudia
Colaboradores: Mario Gottfried, Rodrigo Gil, Roberto Ampudia, Javier González, Óscar Flores, David Sánchez, Diego Eumir, Guillermo Bastian & Adrián Aguilar, Jorge Arteaga y Zaida Montañana
Lugar: Acapulco, Guerrero, México
Proyecto de las estructuras: Juan Felipe Heredia & José Ignacio Báez
Proyecto luminotécnico: Noriega Iluminadores – Ricardo Noriega
Superficie útil bruta: 120 m2
Final de las obras: 2011
Empresa constructora: Factor Eficiencia – Fermín Espinosa & Francisco Villeda
Estructura de cemento
Fotografías: © Esteban Suárez

www.bunkerarquitectura.com

Il nostro sito web utilizza i cookie per assicurarti la migliore esperienza di navigazione.
Se desideri maggiori informazioni sui cookie e su come controllarne l’abilitazione con le impostazioni del browser accedi alla nostra
Cookie Policy

×