26-10-2016

AZL Architects y la Librairie Avant-Garde Tonglu, China

AZL Architects,

Yao Li,

Essen,

simultáneo, Design,

En el pueblo de Daijiashan, en Tonglu, en el este de China, se ha construido la decimoprimera Librairie Avant-Garde. Proyectada por el estudio AZL Architects la librería de la famosa cadena china Librairie Avant-Garde se introduce en la vida de un pequeño pueblo, sirviendo de punto de encuentro entre los habitantes y los turistas.



AZL Architects y la Librairie Avant-Garde Tonglu, China

La cadena de distribución de libros china más conocida, la Librairie Avant-Garde, convocó al estudio AZL Architects para realizar lo que parecía un proyecto comercial insólito: la construcción de una librería en el centro de una pequeña localidad del país. La actuación de AZL Architects forma parte de un programa de restauración del centro urbano, donde los valores de la vida campesina, los ritmos de la agricultura y la lentitud, inspiran la transformación en clave de actualización de un área abandonada en pleno centro del pueblo.
Todo empieza en un área abandonada que como sucede a menudo en las localidades rurales, tanto de Europa como de China, se encuentra justo en la calle principal del pueblo, por la que los habitantes pasan en sus desplazamientos diarios, así como los turistas o gente de paso. Al estar Daijiashan emplazado en la vertiente de un monte, al lugar se llega dejando la carretera principal a la altura de un muro de piedra que se abre en el centro a una escalinata. Bajando por ella se llega a una terraza que se extiende hacia el valle. A la derecha y a la izquierda de ésta se alzan dos edificios construidos con ladrillos de adobe amarillo con tejado de dos aguas de madera, en línea con la tradición rural china. 

Aunque el edificio al este cuenta con un acceso directo a la calle los arquitectos decidieron realzar el conjunto de los dos volúmenes con terraza desplazando la entrada al centro, coincidiendo con el muro de piedra, y utilizando piedras parecidas para cerrar la antigua puerta hacia la calle. Con las mismas piedras trazaron el muro de cerca que separan la propiedad de la calle, creando de esta forma una decoración urbana y una nueva “plazoleta” ante la entrada, en la que detenerse, observar y dejarse llevar por la curiosidad.
Aquí el visitante se encuentra frente a dos edificios que siguen conservando la estructura de las antiguas casas rurales de adobe amarillo, que actualmente se reconocen como obras de arquitectura de la comunidad, lugares abiertos a la vida pública. Si se llega por el lado este o por el oeste los edificios son auténticas “antorchas” a escala arquitectónica que durante el día, y más aún de noche, se convierten en puntos de referencia gracias a la luz y a las actividades que se intuyen en el interior. El tejado de las antiguas viviendas campesinas se ha elevado 60 cm, y lo mismo las cerchas que lo sostienen, respetando los métodos de construcción de los artesanos locales. Sucesivamente todas las paredes perimetrales se completaron con cristaleras y con estilizados perfiles negros que se despliegan en vertical y que parecen querer delatar la reforma moderna sobre los edificios antiguos. 


Los espacios externos, como la escalinata que desciende al patio entre los dos edificios y la terraza voladiza no han sido sometidos a reformas, mientras que los interiores se han restaurado y reinventado. La coherencia del conjunto y la perfecta coexistencia entre lo original y lo contemporáneo son el resultado de haber conseguido introducir estanterías a toda altura en la estructura de vigas y pilares, recuperada con una delicada intervención. Se ha procurado equilibrar los pesos en un trazado de llenos y vacíos en el que se alternan amplias cristaleras con paredes repletas de libros, ambientes bajos con ambientes de doble altura. La madera es una rejilla que marca el ritmo del espacio tridimensional, resultando a la vez acogedora, mientras sus tonos naturales se iluminan con la luz que entra por arriba. El volumen situado más al este es un café librería en el que se ha erigido una estructura de ladrillos sobre la que apoya la segunda planta que se encuentra sobre el vestíbulo, y una escalera de hormigón que conecta ambas. Los dos edificios se han pintado de blanco para dejar claro que la albañilería no es la original. La madera negra de los suelos y del tejado delimita por arriba y por abajo un espacio de luz perfecta.

Mara Corradi

Architects: Zhang Lei (AZL Architects)
Client: Librairie Avant-Garde Library
Location: Tonglu (Daijiashan Village), Zhejiang Province, China
Structural design: Institute of Architecture Design and Planning Co., Ltd. of Nanjing University
Gross useable floor space: 260 sqm
Lot size: 200 sqm
Start of work: 2014
Completion of work: 2015
Structure in brick and wood
Indoor surfaces:earth rammed, brick and wood
Outdoor surfaces: earth rammed
Floors: wood and concrete
Photographs: © Yao Li

http://www.azlarchitects.com


Il nostro sito web utilizza i cookie per assicurarti la migliore esperienza di navigazione.
Se desideri maggiori informazioni sui cookie e su come controllarne l’abilitazione con le impostazioni del browser accedi alla nostra
Cookie Policy

×