24-01-2018

Zaha Hadid el funicular Hungerburg de Innsbruck celebra sus 10 años

Zaha Hadid Architects,

Werner Huthmacher, Hélène Binet, Roland Halbe,

Innsbruck, Austria,

Estaciones,

El funicular Hungerburg, que lleva del centro de Innsbruck al punto de partida del teleférico Seegrube, ha celebrado recientemente sus 10 años. El proyecto de las cuatro estaciones que lo forman es de Zaha Hadid.



Zaha Hadid el funicular Hungerburg de Innsbruck celebra sus 10 años

En los diez años transcurridos desde su inauguración en diciembre de 2007, el funicular Hungerburg de Innsbruck ha transportado a 4,5 millones de pasajeros. Solo en 2017, más de 600.000 pasajeros han viajado entre las cuatro estaciones proyectadas por Zaha Hadid Architects para la ciudad austriaca. El funicular se encuentra en un escenario natural encantador: el parque alpino Karwendel,, el mayor parque natural de Austria, con más de 700 km2 de superficie. La Nordkette, la más meridional de las cuatro cadenas montañosas del Karwendel, está considerada la joya de los Alpes tiroleses. Se extiende al norte de Innsbruck y es un destino muy apreciado para las excursiones y los deportes de invierno. En este entorno urbano y natural, en 2005, el estudio Zaha Hadid Architects y el contratista Strabag ganaron el concurso de arquitectura para la realización de las cuatro estaciones que forman la línea de funicular que va del centro de Innsbruck a Hungerburg. El proyecto del funicular, que fue inaugurado en 2007 y enseguida fue muy bien valorado por la opinión pública, fue seleccionado entre los finalistas de la edición 2008 del Stirling Prize, el premio del Royal Institute of British Architects.

El funicular Hungerburg (Hungerburgbahn) forma parte del Nordpark Cable Railway (Nordkettenbahnen) de Innsbruck. La línea enlaza el centro de Innsbruck (la estación Congress está cerca del centro histórico y del Palacio Imperial) con la cadena montañosa Nordkette hasta Hungerburg. La línea del funicular atraviesa también dos estaciones intermedias proyectadas igualmente por Zaha Hadid Architects: Lowenhaus y Alpenzoo. Una vez llegados a Hungerburg, los pasajeros pueden continuar su viaje con el teleférico hasta Seegrube, a 1.905 m, y, con un segundo funicular, hasta Hafelekar, a 2.300 m de altitud, la cima más alta de la cadena montañosa Nordkette. Un recorrido fascinante, que combina arquitectura y naturaleza, vistas sugestivas de los Alpes y de la ciudad y que lleva la montaña a la ciudad. En efecto, turistas y deportistas pueden ir, en pocos minutos, del centro de la ciudad a las altas cumbres y a las instalaciones de esquí.

Los proyectos realizados por Zaha Hadid Architects para las cuatro estaciones: la Congress Center Station en el centro histórico de Innsbruck, las dos estaciones intermedias (Loewenhaus y Alpenzoo) y, por último, la estación final, en Hungerburg, son diferentes entre sí, pero presentan ciertos elementos formales comunes. Cada estación está adaptada a su entorno único por topografía, altitud y recorrido de los pasajeros, pero todas tienen algunos elementos en común, como la terraza panorámica o el tejado que evoca las formas naturales recubiertas de hielo que pueden observarse en las montañas. En general, cada estación está formada por un basamento de cemento, por el que circulan los pasajeros, sobre el que “flota” la estructura ligera de la cubierta. Cuando fueron construidas, en 2007, las estaciones estaban a la vanguardia en cuando a técnica de construcción empleada. Expresión de una arquitectura futurista y visionaria que empleaba métodos de diseño y de producción innovadores para traducir las geometrías fluidas del proyecto en estructuras construidas. En efecto, se trataba de las estructuras más grandes del mundo que usaban el vidrio de doble curvatura en la construcción. El proyecto de Zaha Hadid introdujo también una importante innovación tecnológica con el desarrollo de un nuevo sistema de inclinación hidráulica de los vagones. La nueva tecnología permite superar la pendiente máxima alcanzada por el recorrido en la estación de Alpenzoo, manteniendo el suelo de los vagones en posición horizontal en todo el recorrido y garantizando el máximo confort a los pasajeros.

Apreciadas tanto por los residentes como por los turistas, las estaciones proyectadas por Zaha Hadid Architects son hoy parte integrante del panorama urbano de la ciudad de Innsbruck y se han convertido en una importante atracción turística. Las celebraciones del décimo aniversario del funicular Hungerburg seguirán hasta el 6 de abril de 2018 y prevén diversos eventos, entre ellos las visitas guiadas de las estaciones.

(Agnese Bifulco)

Proyecto: Zaha Hadid Architects www.zaha-hadid.com
Lugar: Innsbruck, Austria
Fotógrafos: Hélène Binet, Roland Halbe, Werner Huthmacher


Il nostro sito web utilizza i cookie per assicurarti la migliore esperienza di navigazione.
Se desideri maggiori informazioni sui cookie e su come controllarne l’abilitazione con le impostazioni del browser accedi alla nostra
Cookie Policy

×