27-04-2016

Visitar la Sao Paulo del futuro según el estudio Triptyque

Estudio Triptyque ,

Sao Paulo, Brasil,

Reurbanización, Intervista,

¿Cómo se está transformando Sao Paulo en Brasil? El estudio Triptyque habla del Minhocão Marquise, una hipótesis de recualificación que recuerda el High Line de Nueva York y la lucha a las urbanizaciones cerradas, para promover la integración social.



Visitar la Sao Paulo del futuro según el estudio Triptyque

Para mostrar una Sao Paulo desconocida empezamos esta entrevista en un punto preciso. Aparte de la herencia de Niemeyer, ¿existe una obra de arquitectura reciente, un lugar, una plaza de la ciudad frecuentada por los jóvenes de la ciudad, como una especie de símbolo urbano contemporáneo? Contadnos de qué forma se vive ese lugar.
Por el centro de Sao Paulo pasa un viaducto elevado que popularmente se llama el "Minhocão", es decir la lombriz gigante, y que representa un tema de discusión para la ciudad. Se construyó en 1971 como símbolo de una modernidad que tenía en cuenta en primer lugar a los coches, y que hoy aparece como una llaga en pleno centro de Sao Paulo. El plan regulador prevé un periodo de 16 años para transformar este viaducto de casi tres km de longitud. Hace años que se discute sobre su futuro, son muchos los que querrían transformarlo en un parque elevado según el modelo del High Line de Nueva York. Ya en la actualidad los fines de semana la carretera se cierra al tráfico y se llena de gente que camina, corre, pasea, de familias, vendedores ambulantes... es uno de los lugares más creativos y alternativos de la ciudad. Pero también es el símbolo de dos generaciones: la vieja, a favor de la industria automovilística, y la nueva, deseosa de vivir la ciudad de forma distinta. 
Este lugar nos gusta por su gran potencial, será sin duda un elemento esencial de la nueva Sao Paulo. Nosotros participamos en el proyecto urbano y nos ocupamos de la parte inferior, totalmente ignorada en esta reflexión, a pesar de ser la más perjudicada, ya que se considera como un túnel urbano, una fuente de oscuridad, una parte olvidada de la ciudad de Sao Paulo. En colaboración con el paisajista Guil Blanche, hemos procurado cambiar el punto de vista sobre esta infraestructura, pasando desde el viaducto a la Marquise (un gran espacio cubierto dentro del Parque Ibirapuera, proyectado por Oscar Niemeyer en Sao Paulo en 1954 n.d.a). El año pasado hemos donado esta idea al ayuntamiento de Sao Paulo, invitando al alcalde y a la gente a ver la Marquise como un espacio productivo, y no como un subespacio.
En primer lugar el proyecto es participativo. El primer paso de esta reflexión ha consistido en invitar a la comunidad local a que desarrollen y compartan sus ideas sobre el futuro del Minhocão Marquise. La estructura cambiará, pero de acuerdo con la identidad del barrio y los deseos de la comunidad local.

Triptyque quiere revitalizar este espacio iluminándolo, gracias a una sencilla operación de abertura, creando franjas de luz natural. La luz activa el espacio y es lo que permite que en él se implante la vida, al principio en forma de naturaleza. El Minhocão Marquise es el lugar más contaminado de Sao Paulo. Según un estudio, si se colgaran plantas al techo a lo largo de toda la extensión del Minhocão se filtrarían el 20% de las emisiones de CO2 de los coches. El riego de las plantas se realizará mediante un sistema de recogida del agua natural y la vaporización de dicha agua contribuirá a purificar el aire y saneará la superficie de la Marquise.
Para terminar, la Marquise acogerá una variedad de programas. Su longitud estará dividida en bloques definidos por el espacio entre los pilares (33 m). Dichos bloques serán numerados como los postes de las grandes playas de Rio de Janeiro. Cada bloque estará ocupado por 4 módulos: cultura, comida, servicios y tiendas. 

Visitando Sao Paulo hace unos años, vi una ciudad llena de contradicciones exasperadas, también desde el punto de vista arquitectónico, donde una banalización de la modernidad llegaba a sofocar joyas del siglo XIX que quién sabe cómo se habían salvado hasta entonces. ¿Es sólo la imagen más superficial? ¿Cómo se presenta de verdad Sao Paulo a quienes viven en ella?
Brasil es la cuna de algunos gigantes de la arquitectura, entre los cuales figura uno de los últimos grandes arquitectos del movimiento modernista: Oscar Niemeyer. Otro movimiento denominado la "Escuela Paulista", fundada por Paulo Mendes da Rocha, premio Pritzker del 2006, se inspira en un fuerte brutalismo estructural, y está consolidado perfectamente desde los años sesenta. Tan extraordinaria herencia cultural sin duda ha generado un auténtico "estilo" brasileño, un enfoque muy modernista, incluso "brutalista" y que sigue en auge todavía en la actualidad... en el centro del omnipresente paisaje tropical.


Para terminar os preguntamos si existe algún ejemplo de arquitectura de la nueva Sao Paulo que os gustaría eliminar de la ciudad. Por supuesto, explicando los motivos.
El principal problema de la sociedad brasileña es la inmensa disparidad entre las varias clases sociales. Esta diversidad se materializa en arquitectura en las urbanizaciones cerradas, auténticas comunidades aisladas respecto al exterior con barreras que separan físicamente las clases sociales, distanciando también los espacios públicos y privados. En nuestros proyectos procuramos siempre abrir el espacio privado hacia el público, evitando los muros que solo sirven para dividir, incluso en los barrios de las clases acomodadas, y fomentando en nuestros proyectos urbanos los usos mixtos.

Mara Corradi


Il nostro sito web utilizza i cookie per assicurarti la migliore esperienza di navigazione.
Se desideri maggiori informazioni sui cookie e su come controllarne l’abilitazione con le impostazioni del browser accedi alla nostra
Cookie Policy

×