05-02-2020

AUÁ arquitetos: Casa Laguna en Botucatu, Brasil

AUÁ arquitetos,

Vinicius Assencio,

Sao Paulo, Brasil,

Ville,

En la casa Laguna de Botucatu, en Brasil, AUÁ arquitetos proyecta una vivienda-refugio que injerta la naturaleza en la construcción. Amplias referencias al chalet de montaña son la insólita petición del cliente que AUÁ interpreta como una forma de expresar sus exigencias más que como pura imagen.



AUÁ arquitetos: Casa Laguna en Botucatu, Brasil

El interés por el proyecto de la Casa Laguna en Botucatu, en el estado de São Paulo de Brasil, nace en la minuciosa atención por los deseos del cliente, que como suele suceder, son recónditos y tal vez no se descifren claramente. Los paulistas AUÁ arquitetos recibieron el insólito encargo de realizar una nueva residencia inspirándose en un chalet de montaña. Quienes conozcan el estado de São Paulo saben que la localidad de Botucatu se encuentra en una zona llana donde nada podría inducir a pensar en un paisaje de montaña, ni el clima templado con lluvias frecuentes que caracteriza el área, ni las casas, en su mayoría de tejado plano o con poca inclinación.
¿Cómo proyectar entonces una casa frente a una petición tan específica, basada en un contexto tan distinto del brasileño? Esta situación representaba la ocasión para los arquitectos de AUÁ para reflexionar sobre los significados más profundos que yacen tras una imagen (en este caso el chalet), y que los clientes suelen usar para esquematizar y aclarar una necesidad. Un proceso que normalmente excede de la tarea del arquitecto, cuyo trabajo no consiste en replicar una representación, sino que interpreta las exigencias en base a las características de un contexto. Características que para AUÁ arquitetos son físicas, sociales, culturales, económicas y naturales.
Se examinó la fotografía ideal del chalet como vivienda para descubrir cualquier posible significado, apego, expectativa, tanto del cliente como en general, construyendo así una expectativa de representación aplicable en la vivienda que iban a construir. La definición de un arquetipo de chalet presentaba una estructura de madera, pero combinada con la aplicación de piedra, para lograr el vínculo con la tierra, con los materiales naturales. La auténtica exigencia sin embargo no consistía en imitar la construcción de madera típica de los chalets alpinos, sino más bien reproducir la percepción de un espacio robusto y rústico, como sin acabar, que el tiempo y el uso convierten en esencial. Por eso para respetar la construcción tradicional local la casa Laguna no se convirtió en una casa de madera, sino que se empleó el ladrillo con un acabado rústico, áspero y tosco con la intención de presentar una precisa elección estilística. La madera se utilizó ampliamente en puertas y ventanas, y se añadió la piedra como detalle decorativo.
Si bien un chalet es habitualmente una casa que sirve de refugio, ubicada en espacios abiertos, aislados y grandes, un núcleo espartano de protección contra las inclemencias exteriores, como parte de un territorio urbanizado se convierte en una casa que se encierra en sí misma para protegerse de las miradas del entorno. El concepto de refugio esencial aún así conlleva una sencillez estructural y de composición, y una reducida cantidad de muros y paredes que marcan la distancia entre el interior y el exterior.
En pleno corazón de Brasil esto se interpreta con una planta articulada por partes, dentro de la cual se introduce la naturaleza, acerándose así a lo urbanizado. Tres volúmenes conectados por pasillos de circulación al aire libre, aunque cubiertos en parte, desempeñan las exigencias del proyecto. Los dormitorios en los lados norte y este quedan al reparo de las miradas y del ruido de la calle ya que se han instalado en un nivel más bajo. El bloque del garaje en el lado oeste sirve para apantallar la terraza descubierta con jacuzzi. Amplios jardines en los distintos niveles representan el paisaje como panorama de todos los espacios interiores.
El tercer elemento arquitectónico característico, el tejado inclinado, se adopta en la nueva casa no como instrumento funcional para afrontar los fenómenos atmosféricos propios de un territorio, sino como algo funcional a la definición y representación de una unidad arquitectónica. Una vez más, no se construye de madera, sino que en su lugar se elige el “frío” acero para las vigas que prolongan el agua del tejado convirtiéndose en elementos para una pérgola, cambiando con decisión su inclinación hacia abajo, y recordando así las cubiertas de los tejados alpinos.
La casa Laguna, un refugio con un gran tejado de una sola agua y pocos tabiques que protegen del contexto exterior, debía convertirse en una vivienda cómoda, con una serie de ventajas comunes a muchas villas. Ventajas que pueden parecer opuestas, como la intimidad entre los espacios interiores, proyectados para recibir a los amigos que pasan de visita en el tiempo libre, o la exigencia de socialización. Una vez establecidos estos elementos del proyecto el desarrollo en planta y en sección del “chalet” tomó derroteros típicamente locales. Se crearon algunos desniveles en el terreno para ubicar en ellos los espacios más privados, en un plano inferior respecto al nivel de calle, proporcionando una sensación de protección ante las miradas, sin necesidad de más paredes. El terreno excavado en el centro de la parcela se trasladó a los laterales para crear dunas artificiales de vegetación en las que plantar fruta y verduras.

Mara Corradi

Architects: AUÁ arquitetos
Location: Botucatu, State of Sao Paulo, Brazil
Gross usable floor space: 220mq
Lot size: 1100mq
Start of work: 2017
Completion Year: 2018
Photographs: © Vinicius Assencio


Il nostro sito web utilizza i cookie per assicurarti la migliore esperienza di navigazione.
Se desideri maggiori informazioni sui cookie e su come controllarne l’abilitazione con le impostazioni del browser accedi alla nostra
Cookie Policy

×
×

Manténgase en contacto con los protagonistas de la arquitectura, Suscríbase al boletín de Floornature