17-07-2019

Tato Architects: hostal Blend Inn en Osaka

Tato Architects,

Shinkenchiku-sha,

Osaka, Japón,

Hotel,

Tato Architects / Yo Shimada han proyectado Blend Inn, un pequeño hostal en Osaka. Su esqueleto de hormigón en bruto se puede aprovechar para cualquier plan que se desee. Con una decoración interior llena de color, el Blend Inn de Tato Architects pretende animar a la gente a descubrir el barrio.



Tato Architects: hostal Blend Inn en Osaka

El estudio Tato Architects de Yo Shimada participó en el proyecto de un nuevo edificio pensado desde el principio como un instrumento para valorizar el barrio en el que surgía. La ubicación es en las cercanías de la Estación de Nishikujo, una de las paradas de la línea circular de Osaka, en Japón, una zona muy concurrida por artistas y en la que muchos de ellos han decidido establecer su taller. El ambiente desordenado del barrio ha estimulado la idea de un estilo de vida libre y contracorriente, al que contribuye sobre todo la arquitectura. Precisamente este proyecto para construir un nuevo hotel que adquiriera y transmitiera la filosofía del barrio, haciendo de ella su bandera fue la propuesta de un artista y una empresa de construcción invitada por él.
Al surgir ciertos problemas financieros entró en juego una empresa inmobiliaria que compró la propiedad conviniendo en alquilar el interior del nuevo complejo a la empresa inicial. Y eso fue lo que sucedió. Pero al no tener definido un uso preciso y definitivo a largo plazo, el proyecto de Tato Architects se orientó con criterios flexibles, que inciden en primer lugar en la estructura. Se toma la decisión de realizar un esqueleto de hormigón armado, una caja compuesta por módulos cúbicos de 3,20 m de lado que se desarrolla en tres plantas, con cubierta plana, y en la que se introducen amplias cristaleras cuadradas. El ritmo regular de las fachadas y la banalidad de sus formas hacen plenamente visible en el barrio esta obra arquitectónica, sin que de hecho se la pueda tachar inmediatamente de hotel.
Dejándolo completamente a vista, el bloque hueco de hormigón alude a la imagen de la obra abierta, de las estructuras provisionales, así como a aquellas abandonadas y ocupadas. Esta operación de alojamiento se acerca a la cultura de vivir la calle, de los espectáculos urbanos, de las instalaciones extemporáneas. La presencia de las cortinas de colores distintos en cada ventana es el único indicio del que se dispone a distancia para deducir que efectivamente existe una coordinación interior. En cambio al acercarse se acentúa la idea de encontrarse frente a una forma de residencia compartida, por la presencia de la pavimentación exterior de ladrillos permeables al agua que rodea el edificio por tres de sus lados, invadiendo la calle privada por el lado este hasta rozar el edificio anexo del hostal. El concepto de espacios públicos y privados compartidos, como anuncian las fachadas permeables y de fuerte impacto del Blend Inn, encuentra confirmación en una calle privada que con la operación de renovación completa de pavimentación se abre al tránsito público.
La superación de los confines perceptivos entre lo público y lo privado se refiere también al primer espacio de entrada al hostal por el lado norte, que adopta la misma superficie de ladrillos, creando una especie de pórtico que actúa como filtro entre la calle y la entrada en sí.
En el interior de la planta baja, además de la recepción, hay un gran salón donde se puede comer o charlar. Da a la calle del lado este con cuatro ventanales y se puede considerar el núcleo central del hostal, un espacio de doble altura que pone en comunicación la planta de recibimiento con el primer piso de habitaciones. En el lado opuesto están situados los servicios, como las cocinas, que los huéspedes pueden utilizar con toda libertad, y el bloque de baños que se repite hasta la segunda planta y las escaleras. El pasillo de la primera planta da por lo tanto hacia la planta baja e incluye una mesa larga y estrecha de apoyo que sirve también como lugar de reunión. Todas las habitaciones tienen planta cuadrada excepto las que aúnan dos módulos para dar cabida a más de dos personas. Un módulo en la segunda planta incluye una escalera exterior de metal que queda en voladizo sobre la entrada, y por la que se llega hasta la azotea.
La decoración es parte integrante del proyecto y responde a la misma filosofía que pretende crear un vínculo entre el nuevo edificio y la vida del barrio. Los muebles han sido realizados con materiales recuperados o reciclados, adaptando partes de muebles desechados, y han sido elaborados por artistas y asociaciones locales.

Mara Corradi

Architects: Tato Architects
Team: Yo Shimada, Nobuhiko Sato
Location / 1-24-21 Baika, Konohana-ku, Osaka-shi, Osaka-fu, Japan
Beginning of the work: 2017
Completion: 2017
Structure: Eisuke Mitsuda Structural Design
Team: Eisuke Mitsuda,Keisuke Unno
Planting: COCA-Z/Tatsuya Kokaji
Fabric: Fabricscape
Team: Kiyohiko Yamamoto,Yuriko Nagayoshi
Ligthing: New Light Pottery/Hiroyuki Nagatomi
Construction: Technotrust
Main structure: Reinforced Concrete Construction
Site Area: 188.83 sqm
Building Area: 119.47 sqm
Total Floor Area: 298.44 sqm
Photos by: © Shinkenchiku Sha

https://tat-o.com/


Il nostro sito web utilizza i cookie per assicurarti la migliore esperienza di navigazione.
Se desideri maggiori informazioni sui cookie e su come controllarne l’abilitazione con le impostazioni del browser accedi alla nostra
Cookie Policy

×