18-09-2020

Split House de FMD Architects: dos identidades para una vivienda

FMD Architects,

Peter Bennets,

Melbourne, Australia,

Ville,

Split House está dividida en dos por una línea neta. Por una parte, el pasado, por la otra el presente. Por un lado la fachada que da a la calle, elegante, antigua, con el típico color Manor Red y protegida como patrimonio cultural. Por el otro lado, sobriamente escondida en el jardín trasero, se encuentra la obra de los australianos FMD Architects. Un choque de contemporaneidad, engendrado para ampliar el espacio disponible y reorganizarlo, creando el ambiente perfecto para las grandes reuniones de una familia que va en aumento, pero también para los momentos de trabajo y creativos.



Split House de FMD Architects: dos identidades para una vivienda

Los arquitectos australianos FMD Architects recibieron el encargo de una joven familia para realizar la ampliación de una casa unifamiliar en el centro de Melbourne. Las restricciones que la tutela de bienes culturales imponían al proyecto sobre la fachada de la casa se convirtieron en el punto de partida para llegar a un concept particular. Y así tomó forma Split House, una casa que –como su nombre sugiere– está compuesta por dos mitades netamente separadas: la antigua y la nueva. Ante los viandantes que pasan por la calle Split House se presenta como una tradicional casa australiana, pintada en Manor Red. Solo la familia y amigos, accediendo a la parte trasera de la vivienda, conocen el aspecto real completo de esta singular obra arquitectónica, heterogénea pero coherente.

La ampliación y reforma que la familia deseaba se encargaron a Fiona Dunin, fundadora de FMD Architects, y han afectado exclusivamente a la parte de atrás de la casa y el jardín de ese lado, con exposición norte y sobriamente ocultos a la vista desde la calle. Aquí el revestimiento exterior no está pintado en el rojo intenso del Manor Red, sino que se trata de madera carbonizada, lo que hace evidente la línea de separación entre la parte de la casa modernizada y la que se mantiene en estilo antiguo. La segunda mitad de Split House es dramáticamente contemporánea: formas angulosas, grandes ventanales, materiales y una paleta de colores que dan la sensación de encontrarse en otra vivienda respecto a la casa que se ve al entrar.

Las exigencias de la familia consistían en añadir dormitorios, un espacio común generoso en el que se pudieran recibir un buen número de amigos y familiares, y una habitación multifunción para las actividades de la familia. También se han añadido en el extremo opuesto del jardín dos pequeños volúmenes independientes. Son las oficinas donde la pareja, teletrabajando los dos, pueden dedicarse a sus actividades en un espacio independiente de la casa.

Tras formular el concept de Split House, los arquitectos de FMD se pusieron manos a la obra para declinarlo en detalle, no solo en la antítesis nuevo-antiguo, sino en cualquier posible referencia del proyecto. La nueva forma del tejado es un ejemplo de ello. La forma está marcada por el pasillo central rebajado que interrumpe a la mitad el clásico trazado de la cubierta de aguas, creando un vacío central y dividiendo la casa longitudinalmente en dos volúmenes triangulares separados, tanto si se mira desde fuera como estando dentro. Esta disposición hace posible una distinción neta de los ambientes espaciales, si bien se mantiene un único espacio diáfano. La cocina y el comedor tiene orientación este mientras que en el ala oeste hay un salón a un nivel rebajado, rodeado de sofás y con una chimenea de hierro recuperada de la disposición anterior, con lo que se crea un espacio que naturalmente invita a socializar.

Otro detalle introducido para crear coherencia interna en el proyecto, está representado por la repetición de la particular forma triangular del tejado, en otros elementos de la casa, como los muebles o los espejos del baño, o incluso en los armarios altos de la cocina. También la terraza elevada que desde el salón se extiende hacia el jardín trasero retoma la forma de la cubierta, generando un juego de geometrías y sombras que se entrecruzan en el arco de la jornada, e invitando a los inquilinos a disfrutar del aire libre.

La atención por el detalle de FMD Architects no se ha limitado a las cuestiones estéticas y funcionales sino que también quiso aportar mejoras desde el punto de vista energético, integrando soluciones de ventilación pasiva, optimizando la incidencia de los rayos solares y de la sombra, potenciando la inercia térmica y reduciendo de esta forma, drásticamente, la necesidad de climatización activa tanto en invierno como en verano.

Fiona Dunin al final del proyecto declaró que "las competencias interdisciplinarias del equipo de proyecto consintieron traducir con fidelidad el concepto de 'división' tanto en los grandes rasgos arquitectónicos como en los detalles más insignificantes de la casa. La trasposición del concepto de 'división' a varios elementos le confiere el proyecto una profunda sensación de identidad y originalidad. Las exigencias pragmáticas y la reinterpretación abstracta de lo antiguo en lo nuevo, ponen en marcha por su parte un nuevo diálogo entre el pasado y el presente, redefiniendo la tradición en un contexto urbano moderno."

Francesco Cibati

Project Completion: 2020
Project Location: Melbourne, Australia
Project Team: Fiona Dunin, Alice Edmonds, Jayme Collins, Rob Kolak
Photographer: Peter Bennetts
Builder: Dome Building Projects
Structural Engineer: Webb Consult
Main House Floor Area: 179 m2
Site Area: 580 m2

www.fmdarchitects.com.au


Il nostro sito web utilizza i cookie per assicurarti la migliore esperienza di navigazione.
Se desideri maggiori informazioni sui cookie e su come controllarne l’abilitazione con le impostazioni del browser accedi alla nostra
Cookie Policy

×
×

Manténgase en contacto con los protagonistas de la arquitectura, Suscríbase al boletín de Floornature