12-09-2018

Shahriar Alam Flavour’s café Rajshahi Bangladés

Shahriar Alam,

Ahmed Mohammad Rayhan Biswas,

Rajshahi, Bangladesh,

Bar,

Ladrillos,

En el Saheb Bazar, corazón de la ciudad de Rajshshi, el arquitecto Shahriar Alam y su estudio han proyectado un café que rinde homenaje al patrimonio cultural de la ciudad, una de las más antiguas e históricas de Bangladés.



Shahriar Alam Flavour’s café Rajshahi Bangladés

Flavour’s es el nombre de la cafetería recientemente proyectada por el arquitecto Md. Shahriar Alam y su estudio enRajshahi, importante y antigua ciudad de Bangladés.
La ciudad está situada en la ribera norte del río Padma, cerca de la frontera entre Bangladés e India. Incluyendo a su zona más interior, constituye una aglomeración urbana muy poblada, con aproximadamente 1 millón de habitantes. Rajshahi era históricamente un importante centro de producción y comercialización de seda. Un liderazgo que aún conserva, puesto que en la ciudad se encuentran numerosas industrias de la seda junto con industrias alimentarias y de la madera. Además, en el Bangladés contemporáneo, Rajshahi es un importante centro administrativo, comercial, cultural y educativo. En efecto, es sede de las principales instituciones dedicadas a la educación y a la formación de todo el país, entre ellas el Varendra Research Museum, el museo más antiguo de Bangladés, fundado en 1910 y dedicado a la historia y la cultura antiguas.

Inspirados en el patrimonio cultural de la ciudad, el arquitecto Md. Shahriar Alam y su equipo, formado por los arquitectos Md. Shahrier Hasan, Md. Ariful Islam y Mohammad Alamgir Kabir, ha proyectado el nuevo Flavour’s café en el Shabeb Bazar.
El Shaheb Bazar es el centro de la vida comercial y cultural de la ciudad. En él tienen su sede los principales centros y edificios comerciales, así como importantes instituciones culturales, entre ellas el ya citado Varendra Research Museum. Justamente la presencia de edificios históricos construidos en ladrillo y terracota, auténtica esencia e identidad de la ciudad, ha inspirado a los arquitectos para el proyecto de la cafetería, que debía relacionar el valor histórico de la ciudad y su nuevo desarrollo urbano.
El ladrillo, material muy usado en el país y presente en los edificios históricos vecinos, se ha convertido en el material elegido para el proyecto y se ha usado en diferentes texturas, tanto para el revestimiento de las paredes perimetrales como para crear paredes divisorias. Las paredes crean filtros visuales y subdividen el espacio disponible en zonas con diferentes grados de intimidad. Una subdivisión a la que contribuyen también las diferentes soluciones adoptadas para el techo, que alterna áreas planas de color oscuro con falsos techos formados por elementos blancos diagonales y en relieve y también por grandes cuerdas colgantes y muebles que simbolizan un cielo abstracto, como en la sala familiar. Soluciones diferentes se adoptan también para la composición de las paredes perimetrales. Las paredes son interrumpidas por bandas verticales decorativas de madera y por bandas más amplias que, como cuadros abstractos de terracota, se integran entre los ladrillos. Estos elementos de colores fuertes confieren dinamismo y vivacidad al espacio.

Las diferentes soluciones adoptadas por el equipo dirigido por el arquitecto Md. Shahriar Alam tienen como objetivo desarrollar un diálogo entre la historia del lugar y las nuevas aspiraciones de la ciudad. Un diálogo que, obviamente, se sirve de las palabras principales de la arquitectura: los materiales y las formas. En efecto, los arquitectos han elegido un material antiguo y simbólico como el ladrillo, que evoca los edificios históricos y cercanos de la ciudad, para crear formas contemporáneas. Al mismo tiempo, han introducido en el interiorismo de la cafetería elementos realizados con materiales y tecnologías modernas. Un paso importante para subrayar que el respeto de lo antiguo no es un simple ejercicio de estilo o una evocación nostálgica de un pasado perdido, sino la afirmación de la identidad histórica en un contexto actual y moderno.

(Agnese Bifulco)

Project: Flavour’s café
Location: Saheb Bazar, Rajshahi, Bangladesh
Client: Rezaul Hasan Ahmed Rubel
Area: 300sqm
Project Team:
Architects: Md. Shahriar Alam, Md. Shahrier Hasan, Md. Ariful Islam, Mohammad Alamgir Kabir
Electrical Engineer: Md. Sumon Chowdhury
Abstract Artist: Tanzina Islam
Photo credit: Ahmed Mohammad Rayhan Biswas


Il nostro sito web utilizza i cookie per assicurarti la migliore esperienza di navigazione.
Se desideri maggiori informazioni sui cookie e su come controllarne l’abilitazione con le impostazioni del browser accedi alla nostra
Cookie Policy

×