31-10-2018

Saitowitz/Natoma: Casa Hillel en la Universidad de Drexel, Filadelfia

Stanley Saitowitz,

Richard Barnes,

Philadelphia,

Universidad, Arquitectura y Cultura,

Con la Casa Hillel en la Universidad de Drexel, en Filadelfia, Stanley Saitowitz afronta el tema de la arquitectura en cuanto elemento que destaca visualmente en su entorno. La nueva sede del Centro de Vida Judía de la Universidad de Drexel pretende convertirse en un punto de referencia para la ciudad y para los estudiosos de la cultura hebrea.



Saitowitz/Natoma: Casa Hillel en la Universidad de Drexel, Filadelfia
De religión hebrea, Stanley Saitowitz afronta el proyecto de la nueva Casa Hillel para la Universidad de Drexel en Filadelfia desde dentro, precisamente por sus profundos conocimientos de dicha cultura. Originario de Johannesburgo en Sudáfrica, donde se licenció en arquitectura, Saitowitz ha desarrollado su carrera en California, donde en la actualidad tiene su estudio, concretamente en San Francisco.
La universidad de Drexel, una institución privada conocida por su dedicación a la investigación científica, lo convocó para proyectar una nueva sede representativa, un centro cultural dedicado al estudio y profundización en la vida judía, y específicamente dirigido a los alumnos de la universidad. La intención de los patrocinadores era aumentar el número de inscripciones en la Drexel realizando una sede cuya identidad destacara con fuerza en el barrio. En busca de un carácter formal definido, Saitowitz se dedicó a profundizar en la vida hebrea, cuya cultura prohíbe el uso de imágenes ya que tradicionalmente están asociadas con la idolatría. 
Pocas son las señales y símbolos afines que se incluyen: uno de ellos es la menorá, una lámpara de aceite de siete brazos que antiguamente estaba alimentada por aceite consagrado en el Templo de Jerusalén. En otros encargos de tipo religioso, Saitowitz había sondeado para lograr una expresión contemporánea de la imagen de la menorá, como en la sinagoga de Beth El en La Jolla o en el New England Holocaust Memorial de Boston. El ritmo vertical de las fachadas de la sinagoga y la sucesión de torres de cristal del monumento de Boston aluden a la menorá al igual que la fachada principal de la casa Hillel de Drexel. Sin embargo, su intención no es convertirse en una metáfora de aquella a escala arquitectónica, ni reproducir su dimensión, proporciones o forma multiplicadas en altura. El proceso de asociación simbólica transforma una imagen en una señal que trasmite sensación de afinidad. Precisamente esta afinidad era lo que perseguían quienes encargaron la realización de un nuevo centro de vida hebrea, con la petición de que en la construcción se evitara toda iconografía.
A pesar de todo, la obra de Saitowitz se identifica fácilmente como arquitectura propia de su entorno. El ladrillo que “teje” su manto externo es el típico de la arquitectura de Filadelfia. La escalinata de entrada principal evoca, más grande, las escaleras de las casas victorianas que aún se conservan en la calle 34 y en el barrio de Drexel. Sin embargo, el rojo encendido como único color y el diseño en relieve de la fachada logran que el nuevo edificio se recorte en la calle con la identidad propia de un lugar que representa una referencia para la colectividad. La fachada compuesta por llenos de ladrillo y vacíos de cristal transparente que se alternan con un ritmo irregular, ha sido comparada con el paño que cubre la menorá, que a su vez es un símbolo del hebraísmo. Según ciertas tradiciones representa la zarza en llamas donde Moisés escuchó la voz de Dios en el monte Horeb, y según otras interpretaciones, representa los seis días de la creación, figurando en el centro el sábado. Para la población de Filadelfia esta fachada habla de luz, de contrastes y de firmeza, cualidades que encajan a la perfección con una referencia urbana. 
Esta fachada delicadamente salpicada de ladrillos en relieve, cuyas formas evolucionan dependiendo de las horas del día, no es más que uno de los muchos niveles de acceso al interior. Más allá de la escalinata que eleva su volumen y de esta fachada, que en realidad es una columnata de pilares irregulares, se encuentra una pared con cristaleras amplias y altas. Una vez traspasadas, nos encontramos en el corazón del edificio, un espacio abierto delimitado por cuatro grandes pilares de planta cuadrada donde hay otra escalinata. Todo alrededor de la planta se distribuyen los espacios de servicio, el café y la sala, es decir, los lugares de encuentro, de intercambio y de permanencia, donde todos juntos se celebra la cena kósher la noche del viernes. Al subir se encuentran las oficinas, las salas de estudio y los laboratorios, mientras que la última planta está reservada a las salas de oración. Las plantas de los tres niveles por encima de tierra están organizadas entorno al espacio generado por las cuatro columnas, donde la escalinata en la planta baja asume también la función de pequeño anfiteatro para reuniones internas.
Aquí dentro, como ya se mencionaba antes, no hay ninguna imagen presente excepto la estrella de David. Y sin embargo el espíritu del hebraísmo resulta palpable, en ese motivo irregular del pasamanos de madera que delimita el espacio de la escalinata, inspirado en las rayas que decoran los chales de oración hebreos, o en los colores de las paredes de las salas dedicadas al culto, esos tonos burdeos y azul real, al igual que en las tapas de cuero de los libros de oración hebreos. Prescindiendo de estos detalles los espacios no son más que salas polifuncionales, lugares de estudio que pueden transformarse dependiendo de las necesidades del momento.

Mara Corradi

Architects: Stanley Saitowitz
Project Architects: Neil Kaye, Michael Luke 
Project Team: Steven Sanchez, Feifei Feng
Client: Drexel University
Location: Philadelphia, Pennsylvania
Structural design: Mark Yerges, CVM Engineering Inc.
Gross useable floor space: 13,900 gsf
Start of work: 2015
Completion of work: November 2016
Structure in: Concrete
Facades in: Brick
Indoor surfaces: White/Wood
Outdoor surfaces: Brick
General contractor: Bittenbender Construction (Mike Delo)
Interiors: Stanley Saitowitz
Developer: Kimberly Miller (Drexel University)
Landscape: Kevin Tatlow (Bohler Engineering)
Civil engineer: Kevin Tatlow (Bohler Engineering)
Mechanical: Edit Varga (Acies Engineering)
Electrical: Tomislav Gajic (Acies Engineering)
Plumbing: Rene Tañag (Acies Engineering)
Lighting: Tomislav Gajic (Acies Engineering)
Photos by: © Richard Barnes

http://www.saitowitz.com

Il nostro sito web utilizza i cookie per assicurarti la migliore esperienza di navigazione.
Se desideri maggiori informazioni sui cookie e su come controllarne l’abilitazione con le impostazioni del browser accedi alla nostra
Cookie Policy

×