11-09-2020

Raúl Sánchez: Dúplex Tibbaut en el Raval de Barcelona

Raúl Sánchez,

José Hevia,

Barcelona, España,

Apartamento,

En el proyecto Dúplex Tibbaut, Raúl Sánchez une dos apartamentos en un dúplex y crea una caja en la caja, que divide y organiza el espacio. Las dos plantas, antes separadas y con un fuerte desarrollo longitudinal, son valorizadas como conjunto por una nueva circularidad.



Raúl Sánchez: Dúplex Tibbaut en el Raval de Barcelona

Raval, el vital y céntrico barrio de Barcelona. El arquitecto Raúl Sánchez recibió el encargo de reformar dos unidades inmobiliarias que el cliente había comprado con la intención de convertirlas en una sola vivienda, con espacios para estudio y trabajo.
El edificio es parte del tupido tejido construido que caracteriza las calles del barrio, con edificios que presentan dos orientaciones: en el frente a la calle y en la parte posterior a un pequeño patio. Los 50 metros cuadrados que ocupaba cada planta formaban un rectángulo estrecho y largo. Era necesario encontrar una distribución no convencional a fin de poder integrar en ellos varios ambientes y funciones.
Raúl Sánchez se enfrenta frecuentemente a dificultades de este tipo, como en el caso de las recientes intervenciones en una clínica dental o en el subterráneo Tibbaut, ambos en Barcelona, en los que las dimensiones son muy reducidas o solo hay una orientación exterior, o incluso ninguna, o en que la mayor dificultad es encontrar recorridos de circulación.
En este caso, el proyecto nace con la transformación de los dos niveles en un dúplex, creando un espacio de doble altura en la zona posterior del apartamento, que pone en comunicación visual los dos ambientes de día, es decir, la sala de estar en la planta baja y la cocina en la planta superior. La perforación y el consiguiente refuerzo del forjado se convierten en una oportunidad para generar un diálogo entre los niveles, que Sánchez acentúa construyendo una estructura vertical que constituye el nuevo eje espacial. Esta caja en la caja es un vano de carga a doble altura, de doble planta cuadrada y de 2 metros de lado, no comunicante, colocada en el centro y separada de las paredes perimetrales. Los dos vanos cuadrados están girados 45°, de tal modo que se tocan solo por un vértice. La disposición paralela al eje principal de la casa crea una simetría que no existía antes y un recorrido de circulación que ofrece una nueva perspectiva a la vivienda.
Los bloques verticales albergan las funciones fundamentales: el primero es el hueco de la escalera, que pone en comunicación los dos niveles, también desde el punto de vista de los recorridos; el segundo se divide en dos y alberga, en la planta baja, el baño y la ducha y, en la planta superior, un colchón de dos plazas. Los dos bloques son independientes y no se miran, pero cada uno de ellos define, con sus líneas oblicuas, un área específica de la casa: el desembarco de la escalera y los espacios de día semipúblicos, en el primer caso, y la zona de noche en el segundo, con la cama encerrada en una especie de baldaquino, revestido de paneles de madera negra. No son necesarias otras paredes. Con puertas de cristal traslúcido se cierra el acceso a la zona más privada, el baño y el dormitorio. De este modo, las paredes restantes asumen una colocación que está en función del bloque central, albergando baldas y nichos en los lugares en que es necesario.
Cada planta gira en torno al bloque central, que asume un significado estético especial, gracias a la pintura, de color oro en el exterior y negro en el interior, que resaltan particularmente en el espacio blanco de las paredes, los suelos y los muebles.

La planta superior se convierte en un apartamento con cocina, dormitorio y servicios, que, gracias al bloque de distribución central, puede aprovechar plenamente de la luz que entra de los dos frentes con ventanas. La planta inferior, en cambio, es un espacio libre y transformable que puede utilizarse como sala de estar, estudio o pequeña galería de exposiciones. Uno de los valores principales del apartamento es un tríptico de frescos realizado por un artista brasileño ubicado en una de las paredes ciegas. Hacia esta pared decidió el arquitecto colocar el desembarco de la escalera, sugiriendo así el principio y el final de un recorrido.

Mara Corradi

Architects: Raúl Sánchez
Location: Raval neighborhood (Barcelona)
Engineering: Marés ingenieros
Structure: Francisco Moyano
Architecture interns: Pau Just / Victor Lorente
Project: 2016
Construction: January/August 2017
Client: Private
Built surface: 110 sqm

Photography: © José Hevia


Il nostro sito web utilizza i cookie per assicurarti la migliore esperienza di navigazione.
Se desideri maggiori informazioni sui cookie e su come controllarne l’abilitazione con le impostazioni del browser accedi alla nostra
Cookie Policy

×
×

Manténgase en contacto con los protagonistas de la arquitectura, Suscríbase al boletín de Floornature