05-11-2021

Nizio Design International: Mausoleo del martirio en Michniów

Nizio Design International,

Marcin Czechowicz,

Michniów, Poland,

Infrastrutture, Edificios Públicos,

A propósito del Mausoleo del martirio de aldeas polacas en Michniów, Mirosław Nizio cuenta que la visión de las imágenes de las casas en llamas le dejó la sensación de haber sido transportado a los tiempos de las masacres nazis. Este fue el punto de partida para su proyecto sobre un memorial.



Nizio Design International: Mausoleo del martirio en Michniów

Pasando las escalinatas que conducen a la fosa común de Michniów, con su lápida conmemorativa, se llega ahora al Mausoleo del martirio, en recuerdo de la masacre de los habitantes de esta y otras aldeas polacas durante la II Guerra Mundial. El proyecto ha sido realizado por el estudio Nizio Design International de Varsovia, que se adjudicó un concurso lanzado en 2009, y que ha conseguido construir un lugar simbólico precisamente en un lugar geográfico que fue arrasado a manos de la violencia nazi.
El 12 y el 13 de julio de 1943 el ejército alemán atacó la localidad de Michniów con una expedición cuyo objetivo era castigar a sus habitantes por la colaboración con el movimiento de resistencia polaca. Dieron en pasto a las llamas todo el pueblo y más de 200 personas, toda la población de Michniów, fue exterminada. La que actualmente se recuerda como “la pacificación de Michniów” se convirtió en símbolo de los crímenes nazis perpetrados en las zonas rurales polacas.
Tras muchos años, Michniów se volvió a reconstruir en la carretera provincial 751 que cruza la localidad de norte a sur, con las callejas que conducen a las casas como si fueran muchas pequeñas ramas paralelas, todas orientadas hacia la calle principal, sin un centro definido. El nuevo Mausoleo aspira a convertirse en núcleo para la comunidad, pero a la vez se alinea a las directrices ya mencionadas. Como si pretendiera ser una más de las muchas casas con tejado de aguas que caracterizan, hoy igual que ayer, la localidad, el monumento muestra la apariencia arquetípica de la casa de tipo cabaña, que transmite una sensación de paz e invita a explorar el jardín a ambos lados de ella.
Sin embargo no se trata de un jardín deleitable, sino de un terreno surcado por senderos oblicuos de cemento como si fueran cortes, marcados por leves pendientes en el césped. Y lo que se ha plantado son decenas de cruces de madera negras, vinculadas ineludiblemente a la fosa común que acabamos de dejar atrás.
El mausoleo es una hilera de 160 metros cuya primera parte es un espacio cubierto y cerrado, con pocas fisuras acristaladas en la cubierta para dejar entrar la luz del día. Esta se llama la Casa de la Tranquilidad, y la experiencia no ha hecho más que empezar, sin que el espectador sepa muy bien que esperarse, ya que se encuentra en un ambiente frío pero neutro. Nizio Design International, que se encargó no solo del proyecto arquitectónico sino también de la instalación final, introduce una capilla y una serie de espacios que se suceden, donde cada sala narra una fase de la historia de la represión a la que fue sometido el pueblo polaco durante la guerra. Si se observa desde fuera la estructura se presenta segmentada en 11 secciones, pero desde el interior no se perciben las fracturas entre las varias partes de forma significativa, ni permiten entrar el paisaje del entorno. La idea es que el espectador permanezca concentrado en las palabras e imágenes reflejadas en los testimonios recogidos, sin que nada lo distraiga.

La estructura maciza de hormigón vista se instaló en obra, y lleva superficialmente las marcas de la trama de los encofrados de madera, gracias a especial revoque con el que se trataron. En la gráfica de la exposición prevalece el negro, el mobiliario es geométrico y gris y se respira el olor de la madera quemada con la que se ha realizado, en recuerdo del ambiente respirado en la época de los hechos, cuando los nazis prendieron fuego a todas las casas de Michniów. Esta sección de la exposición nos sumerge en una atmósfera angustiosa y surrealista que introduce a la segunda parte de la visita. El bloque compacto de hormigón se fragmenta y se abre alejando las partes entre sí, y a la vez parece como si se fuera distorsionando metro a metro, hasta destecharse y perder la forma de un espacio cerrado. El efecto de desconstrucción plasmado en la obra de arquitectura y la sensación que se tiene al recorrer la última parte del corredor evocan la instantánea de una explosión.
Al carecer de protección y estando sometidos constantemente a las estaciones y al clima, al sol, a la lluvia y a los vientos, la superficie de hormigón y los componentes de acero se van degradando más rápidamente, contribuyendo a hacer percibir las señales de una “herida” siempre abierta.
El visitante se traslada allí, a aquellos días de julio de 1943, al medio de una tragedia a la que nadie pudo escapar y a la que no se escapa tampoco ahora, al atravesar el mausoleo.
Esta potente construcción logra erigirse en memorial, espacio de recuerdo vivo y presente, una visita ineludible para comprender los hechos históricos del siglo XX.

Mara Corradi

Architects: Nizio Design International https://nizio.com.pl/
Location: Michniów, Poland
Client: the Kielce Countryside Museum
Competition year: 2009
Project year: 2009
Completion year: 2021
Total Area: 16350 sqm
Green Area: 8560 sqm
Exhibition area: 2150 sqm
Photographer: Marcin Czechowicz


Il nostro sito web utilizza i cookie per assicurarti la migliore esperienza di navigazione.
Se desideri maggiori informazioni sui cookie e su come controllarne l’abilitazione con le impostazioni del browser accedi alla nostra
Cookie Policy

×
×

Manténgase en contacto con los protagonistas de la arquitectura, Suscríbase al boletín de Floornature