28-04-2021

MSO – PLAY/PAUSE de Jean Verville: aunar teatro y arquitectura residencial

Jean Verville architectes,

Félix Michaud,

Montreal, Canadá,

Ville, Residencias,

Jean Verville es un arquitecto canadiense que en su última obra denominada "MSO – PLAY/PAUSE", ha estudiado la intersección entre arquitectura, teatro y juego, logrando crear una obra híbrida que une la vivienda con la escenografía teatral, procurando mediante las líneas de construcción, las luces, los colores y las sombras "liberar los espacios de su realidad". Todo el proyecto, de estilo sobrio y austero, se ha documentado en una interpretación teatral y fotográfica con la colaboración de los dueños, la pareja de actores Mani Soleymanlou y Sophie Cadieux, junto con el arquitecto y el fotógrafo Félix Michaud.



MSO – PLAY/PAUSE de Jean Verville: aunar teatro y arquitectura residencial

Jean Verville es el fundador del estudio de arquitectura canadiense que lleva su nombre y cuya sede se encuentra en Montreal, y que se rige por un espíritu que "invita al juego, al humor y a la autoironía en la actividad profesional". Entre las peculiaridades de su cartera de proyectos destaca MSO, un híbrido que aúna las exigencias residenciales y las artístico-creativas de una pareja de actores y diseñadores: Sophie Cadieux y Mani Soleymanlou.

Los clientes se implicaron profundamente en el proceso del proyecto, contribuyendo a obtener un efecto único y especial a través de un equilibrio entre las competencias arquitectónicas de Jean Verville y las escenográficas y de improvisación teatral de la pareja, llegando al resultado final gracias a una colaboración intrínseca. MSO – PLAY/PAUSE es por lo tanto una puesta en escena extravagante y etérea, repartida en tres niveles, con una superficie total de 147 m2 que incluye un estudio, espacios escenográficos y una zona de vivienda. Los interiores se caracterizan por el color gris y el blanco, además de por una variedad material geométrica de lo más diversificada: los ladrillos de los muros de carga se han sacado a la vista y se han pintado por completo, al igual que las vigas estructurales con perfil en forma de H. Los tabiques internos están enlucidos, las paredes juegan con llenos y vacíos, dando de esta forma una idea de los interiores deconstruida, que en cierto sentido recuerda los dibujos de Escher. Además contribuyen a aumentar el potencial escénico del diseño una serie de parrillas de varias formas, que cierran algunos pasajes a la vez que los dejan abiertos, permeables. La iluminación fue estudiada en combinación con estas parrillas, yendo a trazar en las superficies diseños dramáticos con matices distintos según las condiciones de la iluminación.

Como cuenta Jean Verville en un comunicado de prensa: "explora un mundo en el que la arquitectura, la teatralidad y la jocosidad se alían para idear una propuesta híbrida, donde las percepciones sensoriales se ven obligadas a transgredir los límites de la tridimensionalidad y donde los espacios de vida parecen haberse liberado de su realidad".

Con el objetivo de asegurar una convivencia eficaz entre la vida doméstica y las actividades profesionales, se ha garantizado un adecuado nivel de intimidad utilizando la verticalidad de la construcción. Desde un punto de vista funcional, para reducir al mínimo los cambios sobre el edificio anterior, algo que el propio Jean Verville había aconsejado, se suprimieron de forma selectiva algunas superficies pavimentadas, liberando de esta forma el espacio necesario para lograr la verticalidad. En las tres plantas oficiales de MSO – PLAY/PAUSE se suceden ni más ni menos que 10 plataformas multifunción: "diez pausas escénicas que establecen la nueva organización del espacio. La estructura metálica, con superficies y paredes de acero perforado, se contrapone a una serie de espacios cerrados y planos elevados - a veces un pequeño escenario, a veces un asiento – para trazar límites fluidos que privatizan los espacios a la vez que se crea una porosidad visual". Solo el espacio central mantiene toda la altura, 12 metros de vacío lineal que "cancela la jerarquía de origen en una segmentación dinámica mientras la monocromía de los tonos de “greige”, gris y beis, engloba todo en una entidad monolítica".

El proyecto está documentado fotográficamente de manera no convencional, gracias a la colaboración entre el arquitecto, la pareja de actores y el fotógrafo Félix Michaud. Delante del objetivo, el arquitecto y los clientes realizaron una serie de representaciones corporales, ejercicios de improvisación para vehicular una emoción, un estado de ánimo. Las fotos en secuencia múltiple fueron elaboradas digitalmente por Jean Verville para conseguir imágenes que desencadenaran preguntas sobre la banalidad ilusoria de la habitabilidad, y sobre cómo ésta pueda resultar estresada y deformada, a pesar de producirse dentro de una obra de arquitectura acogedora e inspiradora.

Como declaró Sophie Cadieux al final del proyecto: "Cada instante se descubre algo nuevo, un nuevo corte, una nueva línea. Es un don inmenso".

Francesco Cibati

Studio: Jean Verville architectes
Location: Montréal, Canada
Year of construction: 2020
Use: Creation and living space

Number of floors: 3
Area: 147 m2

The house
Levels: 3
Area: 115m2

The studio
Level: 1
Area: 32m2

Team:
Jean Verville (lead architect)
Mani Soleymanlou and Sophie Cadieux (actors, playwriters, and directors)
Tania Paula Garza Rico, architect (studio director)
France Goneau (artistic advisor)
Rémi St-Pierre (technical director)
Samuel Landry
Camille Asselin
Alexandre Meloche
Clara Tardif
Alex Lamontagne
Bahia Burias

Costumes: Elen Ewing

Images: special collaboration Studio Jean Verville Architectes + Félix Michaud, photograph


Il nostro sito web utilizza i cookie per assicurarti la migliore esperienza di navigazione.
Se desideri maggiori informazioni sui cookie e su come controllarne l’abilitazione con le impostazioni del browser accedi alla nostra
Cookie Policy

×
×

Manténgase en contacto con los protagonistas de la arquitectura, Suscríbase al boletín de Floornature