14-05-2014

Mardones: casa para un campeón en Santiago de Chile

© Nico Saieh,

Ville, Bar, Cines, SPA, Paisaje,

Cemento,

El arquitecto Gonzalo Mardones Viviani realiza una casa para el campeón de tenis Marcelo Ríos en los cerros de Santiago de Chile. El proyecto se concentra en el uso de los materiales en relación a la luz. La cerámica de gran formato en los suelos combina a la perfección con la superficie de cemento blanqueado con dióxido de titanio.



Mardones: casa para un campeón en Santiago de Chile

En línea con el lenguaje de la arquitectura modernista sudamericana, Gonzalo Mardones Viviani proyecta una casa para el inquieto campeón de tenis Marcelo Ríos en la capital de Chile. En los cerros de Santiago la forma de la construcción imita a la naturaleza, y las superficies parecen haber sido trazadas por la luz.

Esta construcción se emplaza en los cerros que rodean la ciudad de Santiago y con ellos se funde literalmente, al incluir una planta parcialmente soterrada y otras dos plantas superiores. El nivel semienterrado está cubierto con una capa de terreno escalonado que pone de manifiesto el deseo de imitación del paisaje natural latente en el proyecto. Esta residencia ofrece dos caras contrapuestas: una mira hacia la carretera de acceso a la villa y se presenta introversa, con muros austeros, interrumpidos sólo por los largos cortes horizontales de las ventanas. La otra cara es abierta y dinámica, se orienta hacia los cerros de Santiago, de los que se impregna por sus numerosas y amplias aberturas, como si ellos también fueran parte de la propia arquitectura. Tras la secuencia de paredes acristaladas a toda altura de la planta baja y las ventanas alargadas de la planta de arriba se intuye el deseo de hacer desaparecer la fachada, de crear continuidad entre el jardín y las amplias habitaciones interiores.

Entre un frente y el otro se desarrolla con rigurosa funcionalidad la distribución de los espacios interiores, cuyo eje es la entrada que comunica todos los niveles entre sí. Cada planta está perfectamente definida: zonas comunes en la planta baja, dormitorios en el primer piso y zona de juegos y diversión, con cine y sala de trofeos incluidos, en la planta semienterrada.

Tal rigor compositivo y temático parece confirmado por la poética de las sombras netas con las que Gonzalo Mardones Viviani traza el diseño de la obra entera. En la estructura de cemento el arquitecto realiza cortes verticales que proyectan una luz cenital, detalle que enfatiza el cemento blanqueado con dióxido de titanio. Además del efecto estético recientemente se ha descubierto que el dióxido de titanio posee propiedades antibacterianas y que ayuda a eliminar los gases tóxicos producidos por los automóviles, lo cual es sin duda una ventaja añadida. Contribuyen a la ventilación natural las vigas del techo que generan corrientes de aire a la vez que protegen de los rayos del sol.


Por doquier domina el blanco de las superficies de cemento, complementadas con los suelos de cerámica del mismo color en baldosas de gran formato, seleccionadas para hacer destacar la amplitud de los espacios. La casa es como un gran folio en el que escribir, una geometría ordenada que actúa como trampolín de lanzamiento para la creatividad del cliente.

Mara Corradi

Proyecto: Gonzalo Mardones Viviani Arquitecto
Cliente: Marcelo Ríos
Lugar: Lo Barnechea, Santiago de Chile (Chile)
Proyecto de estructuras: Cristián Delporte
Proyecto luminotécnico: Paulina Sir
Proyecto paisajístico: Adriana Errázuriz
Superficie útil bruta: 1221 m2
Área del lote: 3413 m2
Inicio del proyecto: 2011
Final de obra: 2013
Cerramientos de aluminio
Techo verde
Estructura de cemento a vista
Suelo de cerámica
Fotografías: © Nico Saieh

www.gonzalomardonesv.cl


Il nostro sito web utilizza i cookie per assicurarti la migliore esperienza di navigazione.
Se desideri maggiori informazioni sui cookie e su come controllarne l’abilitazione con le impostazioni del browser accedi alla nostra
Cookie Policy

×