17-02-2021

AIA+Barceló-Balanzó+GGG: Centro Camp del Ferro, Barcelona

Barceló-Balanzó Arquitectes, Gustau Gili Galfetti, AIA Activitats Arquitectòniques,

José Hevia, Simón García,

Barcelona, España,

Deportes y Bienestar,

El equipo que de forma temporal está formado por AIA, Barceló-Balanzó Arquitectes y Gustau Gili Galfetti ha proyectado Camp del Ferro, un nuevo polideportivo en el barrio de La Sagrera de Barcelona. El ladrillo aplicado de forma alterna desmaterializa el impacto del conjunto, mientras que la cubierta de bóvedas invertidas recuerda las fábricas cercanas.



AIA+Barceló-Balanzó+GGG: Centro Camp del Ferro, Barcelona

En la calle Pare Manyanet del barrio de la Sagrera, en Barcelona, despunta el Camp del Ferro, el nuevo polideportivo encargado por la administración municipal en base al resultado de un concurso. El complejo deportivo ha sido completado recientemente y cuenta con tres campos de juego con una superficie de poco más de 7.000 m2, y tiene un aforo general de 800 espectadores.
Ganador en la competición lanzada en 2015 por el Barcelona d'Infraestructures Municipals, SA (BIMSA), la empresa municipal que se ocupa de desarrollo urbanístico, el equipo temporal formado por AIA Activitats Arquitectòniques, Barceló-Balanzó Arquitectes y Gustau Gili Galfetti. Su proyecto fue especialmente apreciado no solo por la capacidad de desarrollar un consistente programa funcional, con una volumetría considerable en una superficie reducida, sino también de tratar la accesibilidad al lugar como una ocasión para valorizar el espacio público exterior.
La Sagrera antiguamente era una zona industrial a la que le está costando evolucionar y lograr una nueva identidad urbana. La crisis económica que ha afectado al barrio tal vez se solucione cuando se termine el nuevo Parque lineal Camì Comtal con 4 km de extensión, que incluye el soterramiento de la vía del tren y la realización de la nueva estación del AVE. Por el momento, situado en el margen de las enormes obras que no se completarán antes de 2023, el Camp del Ferro se incorpora a un sistema de estructuras deportivas anteriores que parecen islas mal conectadas. La parcela en la que se ha realizado el nuevo proyecto estaba ocupada por las piscinas de verano del Centro consistorial Sant Andreu, que se derribaron.
La intención era realizar una construcción que pudiera dar acogida a actividades de distinto tipo como el hockey en pista, el patinaje artístico, el futsal, el baloncesto, el balonmano, etc., pero que también ofreciera una sede a las sociedades deportivas más comprometidas.
El riesgo era que un programa tan articulado se tradujera en una torre de elementos superpuestos y desconectados, entre sí pero también respecto al espacio público del entorno, y que constituyera una mole visual fuera de escala en relación al contexto de fábricas y almacenes bajos. Por consiguiente, los proyectistas aprovecharon la posibilidad de soterrar parte de la estructura y de colocar aquí dos de los campos deportivos. El tercero ocupa la planta de arriba, mientras que la cubierta del segundo campo se ha convertido en plaza de acceso, elevada respecto al nivel de calle. Como espina dorsal atraviesa aproximadamente a mitad de la planta un bloque de cemento que contiene los servicios, las tribunas de la primera y la segunda planta, el bar y las oficinas administrativas. El vestíbulo anterior, al nivel de la entrada, es un espacio a toda altura que abraza todas las plantas y establece la comunicación entre ellas. Al ser completamente acristalada en la planta baja representa el punto de recepción para los que llegan de la plaza elevada y de la calle.
En lo referente a la estructura se ha utilizado una combinación de ladrillos cara vista en diferentes retículas y con múltiples colores, con porciones abiertas que se alternan con cierres, trazando fachadas dinámicas que permiten que entre a los interiores abundante luz natural filtrada. Paneles de policarbonato montados en las retículas abiertas como celosías permiten que entre la luz, pero asegurando el aislamiento térmico y acústico.
El tejado se sujeta sobre cerchas metálicas a vista de 35 metros de longitud y se completa con una cubierta de bóvedas invertidas, con puntas suavizadas hacia arriba, que se integra bien en el contexto ya que imita la disposición de los tejados de los almacenes adyacentes. Un diseño que contribuye a aligerar el volumen del complejo y constituye además su expresión formal.
Volviendo a la elección de la solución parcialmente soterrada, ya se había adoptado en 2018 en otro proyecto de instalaciones deportivas realizado en equipo por AIA y Barceló-Balanzó, el Mediterranean Games Sports Palace de Tarragona. Como en aquel caso, también en el Camp del Ferro la modificación topográfica, disminuyendo la superficie expuesta al sol, ha contribuido a mejorar la inercia térmica del edificio y a aumentar el ahorro en términos energéticos.
La estructura estratificada, con niveles abiertos que se comunican, favorece la ventilación natural y la disipación del calor. El ladrillo como material de construcción dejado a la vista no es solo un modo para integrar la construcción en la estela de una tradición histórica donde se usaba habitualmente en fábricas y talleres. Es también una elección filosófica que valoriza la aplicación de soluciones resistentes y duraderas. El uso de fuentes de energía renovables y un consumo de agua optimizado han contribuido a que la estructura obtenga el certificado LEED Gold.
El nuevo polideportivo se propone a la ciudad con una arquitectura de fuerte identidad pero que también dialoga con el contexto urbano en un espacio de filtro como el vestíbulo abierto y elevado, y la acera amplia arbolada, donde el tráfico se aleja y deja sitio a las conexiones peatonales.

Mara Corradi

Architects: AIA Activitats Arquitectòniques, Barceló-Balanzó Arquitectes, Gustau Gili Galfetti
Years: 2016-2020
Location: Barcelona
Surface: 7.237 sqm
Client: District of Sant Andreu / Barcelona City Council managed by BIMSA
Structures: BAC
Energy efficiency: AIA
Contractor: UTE: OHL /Calaf
Site management: SGS
Project management: Qstudi
LEED management: Develop Index Ambiental
Photos: José Hevia, Simón García (arqa)


Il nostro sito web utilizza i cookie per assicurarti la migliore esperienza di navigazione.
Se desideri maggiori informazioni sui cookie e su come controllarne l’abilitazione con le impostazioni del browser accedi alla nostra
Cookie Policy

×
×

Manténgase en contacto con los protagonistas de la arquitectura, Suscríbase al boletín de Floornature