22-07-2021

SOM presenta el proyecto de la Villa Olímpica de Milán-Cortina 2026

Skidmore, Owings & Merrill LLP,

Milán,

Residencias, Deportes y Bienestar,

El 16 de julio de 2021, una vez concluido el correspondiente concurso internacional de arquitectura, COIMA SGR y sus socios Covivio y Prada Holding anunciaron que la Villa Olímpica de Milán-Cortina 2026, la XXV edición de los Juegos Olímpicos de Invierno, será diseñada por el estudio de arquitectura SOM Skidmore Owings & Merrill. La nueva villa olímpica será un importante centro de interés y actividades en la zona de Porta Romana. Está previsto que las obras finalicen en julio de 2025.



SOM presenta el proyecto de la Villa Olímpica de Milán-Cortina 2026

La XXV edición de los Juegos Olímpicos de Invierno tendrá lugar en Italia del 6 al 22 de febrero de 2026, entre las ciudades de Milán y Cortina d'Ampezzo, que fueron designadas de forma conjunta sedes de evento. La Villa Olímpica, que acogerá a los atletas participantes en las competiciones deportivas, será diseñado por SOM Skidmore Owings & Merrill, ganadores del correspondiente concurso internacional de arquitectura organizado por COIMA SGR y sus socios Covivio y Prada Holding en colaboración con la Fondazione Milano-Cortina, el Ayuntamiento de Milán y la Región Lombardía. Participaron en el concurso 27 grupos y 71 estudios de arquitectura provenientes de 9 países del mundo. El proyecto de la nueva Villa Olímpica se enmarca en el masterplan de desarrollo urbano de la estación ferroviaria de Porta Romana, en Milán. Será realizado con características innovadoras y transformará el área en un importante centro de interés y actividades para toda la ciudad. El masterplan, al que se ha llegado mediante un proceso de participación pública, comprende amplias zonas verdes públicas, la transformación de dos construcciones históricas preexistentes y la realización de seis nuevos edificios residenciales para los atletas olímpicos.
Las viviendas de la nueva villa olímpica formarán un complejo de cero impacto ambiental según los requisitos previstos por el protocolo NZEB (Nearly Zero Energy Building). Se convertirán en parte integrante del tejido urbano de la ciudad de Milán y, una vez terminados los juegos, serán empleadas para importantes objetivos sociales. En efecto, el programa prevé que después de las Olimpiadas de Invierno las viviendas de los atletas se convertirán en alojamientos para estudiantes, mientras que el parque y los edificios construidos en el lado del ferrocarril, junto a la plaza Olímpica, pasarán a ser viviendas a precios accesibles. La plaza de la Villa Olímpico, por último, se convertirá en una plaza al servicio del barrio, con locales comerciales a nivel de la calle y espacios al aire libre para mercados locales y otros eventos urbanos. Las obras serán completadas en verano de 2025 y el proyecto, una vez realizado, respetará principios de sostenibilidad. En la línea de las smart cities, el nuevo complejo estará conectado con la ciudad y, al mismo tiempo, será autosuficiente. Conectado porque estará en red con los sistemas mecánicos urbanos. Pero, al mismo tiempo, autosuficiente porque adoptará estrategias y soluciones sostenibles a diferentes niveles: por el enfriamiento pasivo de los envoltorios de los edificios con paneles solares y tejados jardín, por producir al menos un 30 % del las necesidades de energía, porque se activarán instalaciones para la recogida y la reutilización del agua de lluvia, por la reducción del 40 % de CO2 en los sistemas de enfriamiento y calefacción, por la adopción de materiales y, en particular de estructuras de madera para los edificios a fin de reducir significativamente la huella ecológica de la construcción. Los arquitectos han proyectado viviendas que se inspiran, en las formas, en los edificios históricos de la ciudad, pero usando materiales contemporáneos y previendo amplias terrazas comunes, sombreadas por árboles, que se convertirán en espacios de socialización entre unos y otros edificios y lugares de encuentros informales y salas de estudio al aire libre para los estudiantes. Estos espacios verdes, además, se convertirán en pequeños huertos urbanos para la producción local y familiar de fruta y verdura y en áreas de juego para niños y ampliarán la dotación de ecozonas o corredores verdes de la zona en que están los campos de deportes. De este modo, integrando la vegetación entre las construcciones, además de un mayor confort y bienestar psicofísico por la presencia de elementos naturales, los arquitectos aumentan la resiliencia climática y de biodiversidad de todo el barrio.

(Agnese Bifulco)

Images courtesy of SOM Skidmore Owings & Merrill
Architects: SOM Skidmore Owings & Merrill https://www.som.com/
Location: Milan, Italy
Images: © SOM (04,06,08), © SOM | Pixelflakes (01-03,05,07, 09-11)


Il nostro sito web utilizza i cookie per assicurarti la migliore esperienza di navigazione.
Se desideri maggiori informazioni sui cookie e su come controllarne l’abilitazione con le impostazioni del browser accedi alla nostra
Cookie Policy

×
×

Manténgase en contacto con los protagonistas de la arquitectura, Suscríbase al boletín de Floornature