08-01-2021

Micromuseo de los impresionistas rusos de cemento y aluminio perforado

John McAslan and Partners,

Denis Esakov,

Moscú, Rusia,

Arquitectura y Cultura, Museos, Art Center, Edificios Públicos,

Metalúrgico, Cemento,

En el patio de una antigua fábrica de chocolate de Moscú ahora hay un museo dedicado a los impresionistas rusos



Micromuseo de los impresionistas rusos de cemento y aluminio perforado
En Moscú, el nuevo micromuseo de los impresionistas rusos mide apenas unos 1000m2 y es un edificio de cemento armado revestido con aluminio perforado.
Situado en la inmensa área de una antigua fábrica moscovita de chocolate, completamente restaurada, el museo alberga las obras de los impresionistas rusos. Un edificio muy pequeño comparado con los estándares de los museos contemporáneos. Su forma cilíndrica, con un paralelepípedo en voladizo por encima de ésta, hace que parezca uno de los muchos engranajes que abundaban en la vieja fábrica Leningradsky Prospekt, anterior a la revolución bolchevique, en la que ha sido construido.
McAslan Architects, que se ha encargado del proyecto, de hecho no ha dudado en construir un edificio completamente de cemento armado colado en obra y revestido con aluminio anodizado. Una solución de diseño que aparentemente choca con las construcciones de los alrededores caracterizadas por grandes volúmenes rectangulares embellecidos con refinados revestimientos de ladrillos blancos y rojos, pero que, en su conjunto, consigue su objetivo, es decir, resultar atractivo a quienes visitan el centro comercial situado en la antigua fábrica.
En su conjunto, el museo está repartido en cuatro pisos, de los cuales, tres sobre el nivel del suelo y dedicados a las obras pictóricas, y uno subterráneo en el que se encuentra un cine y otros espacios multimedia.
La decisión de realizar un edificio revestido con metal y con partes en saliente ha resultado ganadora, puesto que evoca un sentido de contemporaneidad capaz de diferenciarse del contexto, pero manteniendo relación, aunque ideal, con el mundo expresionista ruso de principios del novecientos.
El efecto final ofrece al visitante un exterior atractivo y un interior acogedor, liso y colorido, como es tradición en los interiores rusos. Los mismos en los que las formas redondeadas de exteriores se conjugan con las rectilíneas, satisfaciendo las expectativas. Además, La escalera interior curvilínea amplifica el aspecto cilíndrico del edificio. Un gesto arquitectónico que ha sido posible gracias a una estructura portante en interiores libre de incómodos pilares.


Fabrizio Orsini


Photo: Denis Esakov

Il nostro sito web utilizza i cookie per assicurarti la migliore esperienza di navigazione.
Se desideri maggiori informazioni sui cookie e su come controllarne l’abilitazione con le impostazioni del browser accedi alla nostra
Cookie Policy

×
×

Manténgase en contacto con los protagonistas de la arquitectura, Suscríbase al boletín de Floornature