06-12-2019

Silvio d’Ascia Architecture Estación de Kenitra Marruecos

Omar Kobbité Architectes, Silvio d'Ascia Architecture,

Takuji Shimmura,

Kenitra, Morocco,

Estaciones,

Uno estuche precioso es como ha sido definida la nueva estación de Kenitra, proyectada por el estudio Silvio d'Ascia Architecture, en colaboración con el estudio Omar Kobbité Architects. El proyecto forma parte de la primera línea ferroviaria de alta velocidad de Marruecos (y de toda África), que conectará la costa mediterránea con la atlántica atravesando las más importantes ciudades marroquíes.



Silvio d’Ascia Architecture Estación de Kenitra Marruecos

En Marruecos está en marcha un importante plan de desarrollo de la red de infraestructuras, con la modernización de las estaciones de las principales ciudades y la realización de las nuevas estaciones de los trenes de alta velocidad Al-Boraq "caballo alado", que conectará el mar Mediterráneo con el océano Atlántico. En concreto, la nueva línea ferroviaria conecta Tánger y, por consiguiente, el gran polo portuario de Tánger Med, con Casablanca, la capital económica del país. En el futuro, la línea llegará hasta Agadir. Se trata de uno de los elementos clave del programa general impulsado por el rey Mohammed VI para potenciar el rol del país africano como puente hacia Europa.
El "caballo alado" Al-Boraq es la primera línea ferroviaria de Alta Velocidad no solo de Marruecos, sino de toda África. Sus estaciones principales son las de Rabat, Casablanca, Kenitra y Tánger. La última estación completada es la de Kenitra, un estuche precioso proyectado por el estudio Silvio d'Ascia Architecture, en colaboración con el estudio Omar Kobbité Architects.

La estación de Kenitra aparece como un estuche precioso integrado en el entorno urbano de la ciudad y ofrece una nueva interpretación de la arquitectura tradicional marroquí. En efecto, los arquitectos han propuesto a escala urbana un elemento típico de la arquitectura árabe: la mashrabiyya, una celosía que, colocada delante de las ventanas, favorece la ventilación natural de los espacios, al tiempo que protege de miradas indiscretas.
Además de su función de hub intermodal, la estación ha sido concebida como importante espacio público en la vida cotidiana de la ciudad. El principal desafío asumido por el arquitecto Silvio d'Ascia y los arquitectos de su equipo ha sido justamente crear una nueva conexión entre la ciudad histórica y la nueva, sustituyendo el antiguo paso subterráneo. Un resultado alcanzado mediante la construcción de un puente urbano que pasa por encima de la línea ferroviaria. Además de enlazar las dos partes de la ciudad, el puente conecta los andenes con la estación y es un espacio urbano con tiendas y servicios para los ciudadanos y pasajeros. De este modo, la estación ejerce la función de conexión directa entre los nuevos barrios de la ciudad y algunos equipamientos, como la universidad y el hospital, situados en la zona sur, con el centro histórico, que está en la zona norte. La estación cuenta con dos entradas que corresponden a las dos partes de la ciudad, norte y sur. En el lado norte, el que da al centro histórico, hay un espacio público abierto a todos, organizado en tres bloques de funciones y subdividido en tres niveles, más el aparcamiento subterráneo ubicado bajo la plaza.
La gran mashrabiyya urbana de la fachada está formada por 800 bloques triangulares de hormigón fibrorreforzado de muy altas prestaciones. En la plaza del lado norte, presenta 8 imponentes arcos de geometrías diferentes. El motivo triangular de la mashrabiyya está inspirado en las geometrías típicas de la arquitectura islámica, una piel porosa que filtra la luz natural y el aire, mitigando las temperaturas interiores respecto a las exteriores, en un equilibrio perfecto entre luz, sombra y transparencia. La estación consigue, así, ejercer su papel principal: ser un lugar de integración social e interacción humana, un lugar de encuentros y de vida para todos, más allá de la necesidad de tomar un tren, como ha explicado el arquitecto Silvio D'Ascia.

(Agnese Bifulco)

Images courtesy of Silvio d’Ascia Architecture, photo by Takuji Shimmura

Client: ONCF - Office National des Chemins de Fer

Project management
Silvio d’Ascia Architecture: G. Perino, E. Seif, F. Nicolosi, A. Ares Sainz
Omar Kobbité Architectes (Moroccan lead architect): O. Kobbité, F. Mannella, E. Giudice

All trade works: TPF Pyramide Ingénierie, Control office: DEKRA, SPC Coordinator: SOGEA Maroc,
Acoustics: TPF Pyramide Ingénierie,
Lighting engineering consultant: TPF Pyramide Ingénierie
Program: High-speed train station and multimodal exchange pole
Address: Royal Army St, Kenitra, Morocco
Surface area: 13 500 m² (145312,79 sq ft)
Cost: € 30,000,000 excl. VAT
Date: Competition 2012, Studies (2013-2015), Works (2016 - 2019)
Photo credits: © Takuji Shimmura


Il nostro sito web utilizza i cookie per assicurarti la migliore esperienza di navigazione.
Se desideri maggiori informazioni sui cookie e su come controllarne l’abilitazione con le impostazioni del browser accedi alla nostra
Cookie Policy

×
×

Manténgase en contacto con los protagonistas de la arquitectura, Suscríbase al boletín de Floornature