20-06-2018

Nuevo Polo Pediátrico Territorial de Parma juegos matéricos y cromáticos con revestimientos cerámicos

Andrea Mambriani,

Franco Lori,

Parma, Italia,

Hospitales,

Cerámica, Gres Porcelanico,

Fiandre Architectural Surfaces, Facciate Ventilate,

El nuevo polo dedicado a los servicios sanitarios para niños y adolescentes de Parma es un edificio con un valor público doble: mejora los servicios ofrecidos a los ciudadanos e introduce elementos de calidad e innovación en el lenguaje arquitectónico de la ciudad. El uso del gres porcelánico Fiandre Architectural Surface para el revestimiento exterior de las fachadas contribuye de modo significativo a la necesidad de forjar relaciones entre el edificio y el entorno.



Nuevo Polo Pediátrico Territorial de Parma juegos matéricos y cromáticos con revestimientos cerámicos

La ciudad de Parma posee un Nuevo Polo Pediátrico Territorial, un edificio que reúne en un único lugar los servicios sanitarios que la Azienza USL de Parma dedica al público más joven y que anteriormente estaban distribuidos por varios puntos de la ciudad. El proyecto del nuevo edificio, firmado por el arquitecto Andrea Mambriani, tiene un valor público doble: desde el punto de vista funcional, mejora los servicios ofrecidos al ciudadano. Y desde el punto de vista de la estética de la ciudad, el Nuevo Polo Sanitario es un elemento de calidad e innovación en el lenguaje arquitectónico urbano. A este segundo aspecto contribuye de modo significativo el uso de las losas de cerámica técnica de Fiandre Architectural Surface, marca de Iris Ceramica Group, usadas para el revestimiento exterior de las fachadas con juegos matéricos y cromáticos que responden a la necesidad de forjar relaciones entre el edificio y el entorno.

Las fotografías del arquitecto Franco Lori,, que retratan el nuevo Polo y algunos de sus detalles en diferentes condiciones meteorológicas y con distintas vistas de la ciudad, ponen de manifiesto la relación entre el edificio y su entorno y de qué modo las losas de gres porcelánico de Fiandre Architectural Surface elegidas por el arquitecto Andrea Mambriani, autor del proyecto, contribuyen de modo significativo a la relación entre el edificio y el entorno. El nuevo Polo Sanitario está dedicado a los niños, a sus necesidades de asistencia durante todas las fases del crecimiento, desde la infancia a la adolescencia. El proyecto parte de la necesidad de situarse de modo visible y sinérgico en el entorno urbano y de ser percibido de modo positivo, rompiendo la natural predisposición negativa con que se suele acceder a un edificio sanitario. La idea de acoger suscitando una sonrisa y con una dimensión divertida a los pequeños pacientes ha orientado todas las fases del proyecto. Los interiores son luminosos y acogedores. El color invade puertas, paredes y suelos, cambiando en cada planta. Todo ello actúa positivamente a nivel psicológico en los pequeños usuarios y en los operadores. En el complejo hay, además, diez áreas recreativas caracterizadas por un tema medioambiental (agua, aire, tierra, fuego, plantas, animales, alimentos, música, vivir en la Tierra, universo) que serán enriquecidas por los estudiantes del Istituto d'Arte Toschi de Parma, con performances artísticas de Urban Art y la participación del público, una experiencia ulterior de apropiación del edificio por parte de los ciudadanos.

Visto desde el exterior, el edificio está formado por tres volúmenes principales opacos y dos volúmenes transparentes intermedios. La volumetría general y las opciones arquitectónicas elegidas por los arquitectos han estado determinadas por la atenta lectura del emplazamiento. El área, delimitada también por el trazado ferroviario, se encuentra en el límite entre el centro y la periferia, entre la ciudad construida y el campo. Los arquitectos han elegido los colores de la tierra, del carbón y de la piedra para los revestimientos y han decidido abrir el edificio en el lado sur con amplias cristaleras protegidas con brise-soleil que permiten disfrutar, desde el interior, de vistas panorámicas del centro histórico y de las colinas. En el lado norte, en cambio, debido a las opciones bioclimáticas, la fachada presenta solo una rejilla con orificios verticales y queda, por tanto, cerrada al ferrocarril. Visible desde el exterior y nuevo elemento urbano es la gran terraza panorámica ubicada en la cuarta planta del cuerpo oeste, desde la que los usuarios pueden disfrutar de una insólita vista de los tejados y las cúpulas del centro histórico de Parma.

(Agnese Bifulco)

Proyecto: Andrea Mambriani, arquitecto
Revestimiento de fachadas: Fiandre Architectural Bureau
Lugar: Parma, Italia
Fotografías: Franco Lori, arquitecto


Il nostro sito web utilizza i cookie per assicurarti la migliore esperienza di navigazione.
Se desideri maggiori informazioni sui cookie e su come controllarne l’abilitazione con le impostazioni del browser accedi alla nostra
Cookie Policy

×