24-04-2020

Museo de la Libertad por Mallol Arquitectos

Mallol Arquitectos,

Fernando Alda,

Panama,

Museos,

El estudio Mallol Arcquitectos, el más importante de Centroamérica, ha terminado un proyecto con gran valor simbólico: el Museo de la Libertad y los Derechos Humanos de Panamá. El proyecto, financiado por la fundación Democracia y Libertad, alberga una importante muestra permanente interactiva repartida en tres niveles y las oficinas destinadas a la administración del museo. El edificio, el primero de un conjunto que en el futuro contará con tres volúmenes, se sitúa al oeste de la ciudad, cerca de un parque vegetal del que se han conservado las plantas, y hace uso de técnicas de ventilación pasiva posibles gracias al clima templado de esta zona.



Museo de la Libertad por Mallol Arquitectos

Mallol Arquitectos es un estudio de arquitectura nacido en Panamá hace más de 40 años. Con sus 250 colaboradores y una sede en Madrid, cuenta con el título de principal estudio de arquitectura de Centroamérica. De los diferentes proyectos importantes realizados en los últimos años uno en particular destaca por su nombre, que refleja su importancia civil y simbólica. Se trata del Museo de la Libertad y los Derechos Humanos, terminado en mayo de 2019 tras dos años de haber iniciado la obra.

El edificio que alberga el museo se encuentra en el extremo oeste de Nuestra Señora, la capital homónima de ese pequeño pero importante país que es Panamá. El barrio en cambio se llama Amador, y se distingue por la presencia de grandes edificios destinados a una gran variedad de usos: el estadio Maracaná, el Parlamento, el Ministerio de Seguridad Pública, varios centros de convenciones y el Biomuseo. Por ello encaja muy bien en ese contexto el grande edificio de tres plantas y una terraza que alberga el museo, encargado en 2016 y financiado por la Fundación Democracia y Libertad.

El lote en el que ha sido realizado el museo mide 6840 metros cuadrados y se trata de un grande parque vegetal ya existente que en el proyecto ha sido tomado en cuenta y respetado, sin derribar ninguna de las plantas. De hecho, un árbol secular de Corotú de gran tamaño ha sido escogido por Mallol Arquitectos como centro focal del conjunto museístico. Desde aquí, un largo paseo recorrerá el parque, pasando alrededor de los tres edificios que conforman el proyecto. A lo largo del recorrido denominado, precisamente, “Paseo de los Derechos Humanos”, estarán colocados y explicados, en igual número de monolitos informativos, los treinta artículos de la Declaración Universal de los Derechos Humanos. También se contará con un anfiteatro y varias zonas cubiertas para descansar.

El proyecto ha sido pensado de manera que pudiese realizarse en varias etapas sucesivas: por ahora se ha construido solamente uno de los tres edificios previstos. Su evocador nombre es Edificio Igualdad y en los años por venir se realizarán el Edificio Tolerancia y el Edificio Memoria.

Hasta ahora lo que puede ser visitado en el Museo de la Libertad, además de las zonas exteriores, es una grande muestra permanente distribuida en tres niveles, coordinada por Heidi McKinnon y centrada en el nacimiento y desarrollo de los derechos humanos en América Latina y en el mundo. La muestra comienza en el último nivel y continúa hacia los niveles inferiores. En el tercer piso, es decir, en el punto inicial, se encuentra una línea temporal en la que se observan los principales sucesos históricos de los últimos siglos. En el piso intermedio está ilustrada, por completo, la Declaración Universal de los derechos Humanos y, en la planta baja, donde termina la muestra, se exhiben relatos y testimonios sobre las luchas que han sido necesarias en diferentes lugares del mundo para que los derechos humanos fuesen respetados.

Desde un punto de vista estructural y arquitectónico, el Museo de la Libertad es sencillo y elegante. La envoltura exterior es de revoque blanco interrumpido solamente por grandes ventanales enmarcados con bastidores satinados de color gris oscuro. Su forma, geométrica y regular, se contrapone a una grande estructura tensada de líneas curvas y orgánicas que constituye la cubierta de la plaza de la entrada. También los interiores son minimalistas y en la planta se nota como, naturalmente, la exposición ha sido la prioridad del proyecto frente a los demás locales. Cada piso alberga un amplio salón en cuyo interior ha sido diseñado el espacio que ocupa la muestra y que varía, incluso en el estilo del montaje, en los diferentes pisos. En torno a los tres grandes espacios se conforman los servicios sanitarios y las oficinas reservadas a la administración del museo. En el techo, una amplia terraza puede ser utilizada para organizar eventos e inauguraciones. Todo el sistema de calefacción y ventilación ha sido pensado tomando en cuenta las tecnologías pasivas, ideales en esta zona geográfica en la que se encuentra museo.

La inauguración fue realizada en el mes de mayo de 2019 y contó con la presencia de la Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet.

Francesco Cibati

Location: Avenida Amador, Calzada de Amador, Ciudad de Panamá, Panamá.
Project development date: 2016
Execution of work: may 2017 – may 2019
Lot area: 6,840.12 m2
Total closed area: 633.95 m²
Total open area: 6,603.41 m²

Project Team:
Principal Architect: Ignacio Mallol Tamayo
Design Architect: Juan Carlos Sáenz
Coordination Architect: Grace Attie

Owner: Fundación Democracia y Libertad
Construction: Constructora Ripard
Curator: Heidi McKinnon

Photography: Fernando Alda

http://www.mallolarquitectos.com
http://www.fernandoalda.com
https://www.museodelalibertad.org


Il nostro sito web utilizza i cookie per assicurarti la migliore esperienza di navigazione.
Se desideri maggiori informazioni sui cookie e su come controllarne l’abilitazione con le impostazioni del browser accedi alla nostra
Cookie Policy

×
×

Manténgase en contacto con los protagonistas de la arquitectura, Suscríbase al boletín de Floornature