08-09-2021

La reciente evolución de los museos en China: tres casos ejemplares

Studio Zhu-Pei, Neri&Hu,

schranimage, Pedro Pegenaute,

Museos,

En los años recientes China se ha esforzado por aumentar el número de museos de importancia en el país. Con amplia repercusión a nivel internacional, los nuevos museos chinos son estructuras monumentales, que acogen exposiciones pero también espacios comerciales, y sirven además para valorizar la historia local con las medidas aplicadas en la estética y las formas.



La reciente evolución de los museos en China: tres casos ejemplares

La existencia de los museos de arte en China se basa en gran parte en una exigencia precisa por parte de las autoridades, que pretenden erigirlos en faros de la cultura. Pero no se trata, como sucede en el resto del mundo, solo de este aspecto, sino que el deseo concreto de construir nuevos museos tiene como objetivo proteger la identidad del país, que se manifiesta al resto del mundo también mediante su arquitectura y su arte.
Con el desarrollo económico de China, la historia reciente refleja una estrategia nacional cuyo propósito es un aumento vertiginoso del número de sedes, hasta tal punto que son varias las fuentes que se refieren a esta fase como la “fiebre de museo” . Y junto a los centros culturales públicos surgen además muchos otros privados, por deseo de grandes empresarios que son además coleccionistas internacionales, a partir de las grandes metrópolis como Pekín y Shanghái y hasta llegar a las provincias menores y las pequeñas localidades. Pero es la fusión entre el arte contemporáneo y la institución museística la que representa la gran revolución para el vertiginoso desarrollo del sector.
En calidad de industria cultural, el sector de los museos se impone con estructuras de arquitectura monumental y a los arquitectos que las conciben se les exige que erijan referencias urbanas que sean reconocidos como monumentos y difundirse por el mundo para celebrar la grandiosidad nacional.
Al ser el resultado de inversiones con fondos tanto públicos como privados, estas construcciones no contemplan únicamente espacios expositivos o de conservación de las obras, sino que se convierten además en lugares comerciales, cuyos proyectos incluyen en su interior cafés y restaurantes, tiendas y hasta hoteles. Se trata de planes maestros muy articulados que siguen el mismo criterio que los barrios de las mismas ciudades, donde los espacios escenográficos, la estrecha relación entre espacio público y semipúblico, la proporción en que dialogan la superficie construida y el paisaje, transforman la experiencia del museo en algo complejo y completo para su público. Y como en la mayor parte de los casos se trata de edificios de nueva construcción en amplios terrenos urbanos o rurales, los proyectistas se esmeran por hallar el posible vínculo con la historia del contexto local y lo tienen en cuenta en las decisiones referentes a formas y materiales.
Repasamos estos rasgos tan difusos en el sistema de museos chinos con algunos ejemplos recientes realizados por importantes estudios chinos. Partiendo de la última consideración, nos parece apropiado citar el Imperial Kiln Museum de Jingdezhen, donde el Studio Zhu-Pei ha proyectado una serie de estructuras en bóveda que se inspiran en los hornos donde se cuece la porcelana por la que la ciudad fue famosa durante siglos. El poder sugestivo de los hornos abandonados, de los sitios arqueológicos que recientemente han sacado a la luz los restos, y la incorporación de las antiguas estructuras de fabricación al paisaje urbano, han guiados a los proyectistas para concebir un nuevo espacio, no simplemente algo funcional, sino que se convirtiera en lugar de tránsito y encuentro.
Las imponentes estructuras abovedadas, que se extienden en una superficie de más de 10.000 m2, como si fueran cavernas excavadas en el terreno, están dispuestas de forma aleatoria en el sitio y parcialmente soterradas para evocar el artesanado y la relación con la materia natural. Completada con plazas con plantas y estanques, la construcción se erige en nuevo centro y responde perfectamente a la exigencia actual de acoger a un público amante de los espacios escenográficos en diálogo con el arte.
En tema de la relación entre museos y lugares urbanos, es significativo citar el Garden Art Museum en el Nanning International Garden Expo 2018 proyectado por China Architecture Design & Research Group. Aunque se repite también en este caso la exigencia de realizar una estructura de impacto, prevalece el concepto de museo articulado en su ubicación, integrado en la naturaleza y capaz de dar respuesta a las condiciones climáticas, creando espacios confortables. Con este fin el primer nivel del edificio queda sotterrado en la zona de colinas de la expo, de tal manera que se reduce el volumen exterior. Las salas de exposición se han distribuido en grupos por el terreno en pendiente, y una gran cubierta de acero, que tiene también la función de pantalla climática, abraza con un único gesto arquitectónico el museo “extendido”. La transición gradual de la naturaleza exterior a los espacios semipúblicos abiertos pero cubiertos, hasta los espacios expositivos ha creado esa integración con la ciudad que hace que la experiencia en el museo sea una continuación sin interrupción de la urbana.


En el Westin Hotel & Museum, proyectado por Neri & Hu Design Research Office en la ciudad de Xi’an, para terminar, la expresión monumental es una vía para medirse con una historia potente e ineludible, cuya presencia determina no solo la imagen de la ciudad, sino incluso su viabilidad y la forma de orientarse en ella. La necesidad de realizar una estructura de alojamiento para los turistas que llegan a visitar la Big Wild Goose Pagoda, uno de los símbolos de Xi’an, se conjuga con la de instituir un museo dedicado al antiguo arte mural de la ciudad. Neri & Hu concibieron una estructura en la que los espacios del alojamiento se distinguen de los dedicados al arte, por las exigencias de conservación de este último, pero a la vez la percepción exterior del visitante es la de entrar en un solo cuerpo arquitectónico, donde la experiencia del alojamiento se unifica con la visita artística. La imponencia de las murallas históricas de Xi’an, construidas durante el periodo Ming, ofrece un punto de partida para la arquitectura del Westin Hotel & Museum, pero la imponente monumentalidad se desmaterializa gracias al ritmo impuesto con las aberturas de sus cinco plantas. En el interior, una escalinata, proyectada para relacionarse con la dimensión urbana, conduce a los visitantes a los espacios del museo. El hotel con sus tres restaurantes se abre a la ciudad, acogiendo al público, y los espacios expositivos se multiplican como jardines sumergidos, ofreciendo nuevas ocasiones culturales.

www.studiozhupei.com/
https://cadg.com.cn/en/
http://www.neriandhu.com/en

Studio Zhu-Pei, Jingdezhen Imperial Kiln Museum © schranimage
Neri&Hu, Xi'an Westin Hotel & Museum © Pedro Pegenaute


Il nostro sito web utilizza i cookie per assicurarti la migliore esperienza di navigazione.
Se desideri maggiori informazioni sui cookie e su come controllarne l’abilitazione con le impostazioni del browser accedi alla nostra
Cookie Policy

×
×

Manténgase en contacto con los protagonistas de la arquitectura, Suscríbase al boletín de Floornature