12-03-2021

Dietrich Untertrifaller: campus Legero united en Graz

Dietrich Untertrifaller,

Bruno Klomfar,

Graz, Austria,

Oficinas,

Dietrich Untertrifaller proyecta el nuevo campus de la marca de zapatos Legero united. Inaugurada en enero de 2020 junto a la ciudad de Graz, en Austria, la sede es una construcción autosuficiente desde el punto de vista energético, y cuenta con una planimetría de módulos que puede evolucionar y estructuras prefabricadas.



Dietrich Untertrifaller: campus Legero united en Graz

El proyecto se sitúa en una parcela de terreno ubicada entre el pequeño aeropuerto di Graz y la Süd Autobahn que cruza la ciudad de un lado al otro, con dos de sus lados colindantes con zonas urbanizadas de las afueras, mientras que los otros dos laterales se abren hacia el campo. Precisamente esta cercanía con la naturaleza impulsó la puesta en marcha del proyecto de Dietrich Untertrifaller de una nueva sede de fábrica y oficinas para Legero united, la marca de calzado vendida en 40 países del mundo.
Dietrich Untertrifaller recibió el encargo de realizar una nueva construcción que acogiera el núcleo directivo de esta empresa fundada en Austria, que pudiera contener parte de los laboratorios de fabricación de zapatos y que, además, incluyera su propio punto de venta. Un único edificio para el que había un presupuesto limitado y muchas expectativas.
La autosuficiencia energética de las estructuras era una exigencia fundamental, pero además esta nueva sede debía ser ideada con una condición funcional específica: debía tener en cuenta el potencial aumento de trabajadores que la empresa tiene previsto hacer en un próximo futuro, sin alejarse de las bases del proyecto. Además el cliente había insistido en la calidad de los espacios de trabajo y en el bienestar de las empleados, lo que llevó a enfocar la nueva construcción en base a su relación con la vegetación del entorno.
La planimetría del conjunto consta de dos edificios de planta redonda cercanos y conectados entre sí mediante un tejadillo que protege e identifica la zona de recepción compartida. Mientras que en el edificio más pequeño se ha instalado el punto de venta, el edificio principal con oficinas y talleres es un anillo en el que los espacios se sitúan alrededor de un jardín interior cerrado. De esta forma, hacia el exterior los trabajadores tienen la percepción del contexto en el margen entre urbano y rural, con el movimiento de medios en las estaciones de servicio y en los puntos comerciales, mientras que hacia dentro se disfruta de un espacio reservado, exclusivamente naturalista, un pequeño oasis en el que refugiarse del frenesí de la ciudad.
Para dar cumplimiento a la cuestión de la ampliación de la sede, que en esta primera fase acogerá a unos 350 empleados pero que deberá dar cabida a 200 más en un próximo futuro, Dietrich Untertrifaller proyectó los edificios como células redondas de distintos tamaños conectadas por conexiones externas. La estructura fue proyectada de tal modo que se puedan añadir una o dos plantas por encima. Para la inauguración de enero de 2020, el complejo incluía una planta de punto venta y dos plantas de fábrica, en la que la planta baja está dedicada a los talleres de producción y la de arriba a oficinas. Hacia el interior se distribuyen cilindros más pequeños que acogen áreas semipúblicas, es decir de uso no exclusivo de los empleados sino también de los clientes, como el vestíbulo, el restaurante y las salas de reuniones.
La planimetría está concebida en módulos con forma orgánica, casi como si se generasen unos a otros, que permite con el paso del tiempo pensar a una ampliación ordenada y moderada del espacio. Mientras que el edificio de oficinas asciende en vertical hasta las tres plantas, nace otro bloque operativo circular conectado con el primero, y el punto de venta al público se amplía hasta abarcar tres núcleos circulares menores organizados alrededor del principal, que tienen como nexo de unión un tejado. Por estas razones la sede de Legero united se define como campus, con la idea de desarrollo dinámico progresivo con pabellones aislados pero que se integran armoniosamente.
Desde el punto de vista de la obra, la elección de la prefabricación fue fundamental para reducir el tiempo de realización. Las dos plantas redondas de las oficinas, que como hemos visto se han aprovechado de forma distinta, se construyeron también de forma distinta. En la planta baja predomina el hormigón armado, que se ha dejado a la vista con acabado en bruto en las columnas, las paredes, los forjados y los suelos, transmitiendo la idea de fábrica y taller creativo. La planta de arriba es de madera prefabricada combinada con hormigón, también en este caso en bruto y a la vista, en contraste con los elementos del techo de metal.
La división se organiza en tres áreas, grandes secciones de madera cada una con un núcleo de hormigón armado. Estos últimos representan el acceso a las plantas y contienen los ascensores y escaleras, además de todas las instalaciones como baños y locales técnicos, y terminan con una galería que da al jardín interno. Esta solución permite liberar las tres zonas operativas de las infraestructuras tecnológicas principales, haciendo que los espacios se puedan aprovechar mejor y sean más flexibles. La rapidez de instalación de los elementos prefabricados se combina con una proyectación bien definida en los detalles.
Las cristaleras continuas con cerramientos metálicos negros refuerzan el estilo industrial y la superficie transparente favorece el diálogo con el paisaje, que aporta bienestar a los espacios de trabajo, contribuyendo a aumentar la sensación de identidad. Para protegerse de la luz del sol todos los espacios cuentan con cortinas corredizas sobre bastidores por dentro o por fuera.
La solución de la planimetría redonda en el caso de la fábrica no solo representa una elección de identidad muy marcada sino también una señal de consideración por la actividad operativa diaria, ya que la distribución circular de los espacios se considera un enriquecimiento, gracias a la pluralidad que supone y a la continua variación de la perspectiva, tanto interna como externa.
La aplicación de un sistema geotérmico para el acondicionamiento y el uso de agua de pozo plasman el abastecimiento energético sostenible que era una exigencia de partida para el campus. A ello se suma la utilización de maderas exclusivamente autóctonas y el mayor uso posible de hormigón reciclado.

Mara Corradi

Architecture: Dietrich | Untertrifaller
Project Management: Ulrike Bale-Gabriel, Fabio Verber
Client: legero united campus GmbH
Location: A-8073 Feldkirchen near Graz
Competition: 2016
Construction: 2018-2019
Area: 9,100 sqm
Capacity: 250 working places, offices & showroom/outlet
Partner
Statics: Wendl, Graz
Statics timber: Merz Kley Partner, Dornbirn
Building engineering: teamgmi, Vienna
Electronics: Klauss, Seiersberg
Building physics: Spektrum, Dornbirn
Landscape: Kieran Fraser, Graz
Renderings: Dietrich | Untertrifaller/Expressiv
Plans: Dietrich | Untertrifaller
Photos: Bruno Klomfar


Il nostro sito web utilizza i cookie per assicurarti la migliore esperienza di navigazione.
Se desideri maggiori informazioni sui cookie e su come controllarne l’abilitazione con le impostazioni del browser accedi alla nostra
Cookie Policy

×
×

Manténgase en contacto con los protagonistas de la arquitectura, Suscríbase al boletín de Floornature