07-06-2012

Nuevas interpretaciones sensoriales del gres porcelánico

Gres Porcelanico, Madeira,

Ariostea,

Imaginar un espacio arquitectónico que va más allá de lo que es percibido a primera vista es la búsqueda de nuevas experiencias sensoriales, algo que se constata en el arte desde hace tiempo. Esta idea pasa también por la mezcla de formas, tecnologías y materiales diversificados, como en las refinadas losas de gres porcelánico de Ariostea con efecto madera. El espacio percibido asume así una dimensión inédita, fruto de las cualidades exteriores y emblemáticas de la madera y de la estabilidad del gres.



Nuevas interpretaciones sensoriales del gres porcelánico

Ceci n’est pas une pipe se lee en el célebre cuadro de Magritte de 1929. Desde hace muchas décadas, las artes visuales invitan a reflexionar sobre un objeto y su representación, tratando de ir más allá de lo que se ve y estimulando el inconsciente y la imaginación para crear nuevas e inexploradas sugestiones.
Nuestro ojo, habituado a interpretar imágenes que representan una mezcla de formas, simbologías y evocaciones, supera hoy con facilidad muchos pasos intermedios y conduce nuestra concentración únicamente al efecto final (definiendo la imagen y las sensaciones que recordaremos).
Si se considera que distintos productos y espacios residenciales se caracterizan por los cruces estilísticos y los usos simultáneos de diferentes tecnologías y materiales, es evidente que buscamos, cada vez más, nuevas interpretaciones de nuestras experiencias sensoriales.
Son especiales y originales los casos en los que hay una separación declarada entre aspecto formal y materialidad. Se pueden observar excelentes ejemplos en los pavimentos con efecto madera de Ariostea y en la fascinación que ejerce la realidad inédita que surge en espacios y ambientes.
El acabado, que recuerda, a la vista y al tacto, las variantes naturales de la madera y sus características (cálida, agradable y serena) contiene la fuerza de lo externo. En cambio, la garantía de la sustancia se confía a la resistencia y a la durabilidad del gres porcelánico.
Así, en el mismo espacio conviven dos almas, en una intersección que nuestros sentidos interpretan como una dimensión ulterior y original del espacio habitado.

Marco Privato

01_Paseo marítimo - Pietra Ligure (SV) - Arquitecto Roberto Aiazzi

02_Ariostea - Gres porcelánico efecto madera - Maderas High-Tech - Rovere tundra

03_Ariostea - Gres porcelánico efecto madera - Maderas High-Tech - Rovere decapé

04_Ariostea - Gres porcelánico efecto madera - Maderas High-Tech - Rovere scuro

05_Vivienda particular en Londres. Proyecto: Duggan Morris Architects. Manser Medal (“mejor construcción residencial”) del Reino Unido 2011, ejemplo de mezcla formal entre interior y jardín. Fotografía: James Brittain, David Grandorge

06_El Musée Magritte durante las obras de construcción, en 2008. Place Royale, Bruselas, Bélgica

07_Ariostea - Gres porcelánico efecto madera - Maderas High-Tech - Rovere reale

08_Casa de madera en la reserva de Gerês (Portugal). Proyecto: Carlos Castanheira + Clara Bastai, Arqtos Lda. Sugestiva perspectiva de una casa de madera en la que surge con toda su fuerza el vínculo entre la madera y el entorno natural, en una dimensión única y emblemática. Fotografía © Fernando Guerra, FG + SG – Fotografia de Arquitectura

09_Villa particular - Hamburgo

10_Ariostea - Gres porcelánico efecto madera - Maderas High-Tech - Rovere reale


Il nostro sito web utilizza i cookie per assicurarti la migliore esperienza di navigazione.
Se desideri maggiori informazioni sui cookie e su come controllarne l’abilitazione con le impostazioni del browser accedi alla nostra
Cookie Policy

×
×

Manténgase en contacto con los protagonistas de la arquitectura, Suscríbase al boletín de Floornature