29-11-2019

Arc de Koichi Takada Architects

Koichi Takada Architects,

Martin Mischkulnig, Simon Wood, Tom Ferguson, Martin Siegner,

Sydney, Australia,

Residencias,

Koichi Takada ha completado la construcción de Arc, una nueva figura arquitectónica que se recorta en el horizonte de Sídney. El complejo posee un lenguaje doble: dos finas torres de tonos claros y de aspecto ligero se destacan sobre una base más concreta, revestida con 300.000 ladrillos de terracota realizados a mano que armonizan con el contexto histórico, arquitectónico y urbano de la ciudad.



Arc de Koichi Takada Architects

El perfil de Sídney ve añadirse una nueva presencia a la serie de edificios icónicos que ya lo caracterizan. Arc, de Koichi Takada Architects, es el proyecto que se erigió en ganador en la Design Excellence Competition lanzada por la ciudad de Sídney en 2013, que se completó a finales de 2018. Dos torres de 26 plantas con una altura total de 80 metros, combinan la sabiduría artesanal y la textura como elementos decorativos, creando una composición arquitectónica contemporánea que se enlaza con el contexto histórico y con el entramado urbano de la ciudad australiana.

Como es fácil intuir por el nombre que Takada le asignó al edificio, el estilo de la obra se basa en el arco. Que aparece ya en primera instancia, desde lejos, en el revestimiento de las dos torres longilíneas, y que sobresale en el entorno con su forma de medio punto, como si fuera una corona repetida varias veces también en los laterales del edificio. Y gracias a este rasgo estilístico Arc adquiere inmediatamente un carácter reconocible en el horizonte de Sídney, donde todas las fachadas, por el contrario, son planas.

Las dos finas torres se elevan a partir de una base común de ocho plantas, en la que el arco es un elemento que se repite incesantemente utilizando los ladrillos cara vista, en un juego de superposiciones y transparencias extremadamente elegante que crea contraste con las torres que se elevan por encima, resultando más maciza y pesada. Trescientos mil ladrillos de terracota modelados a mano se unen sin interrupciones, yendo a formar arcos superpuestos con varios factores de forma. En ellos es posible notar juegos plásticos de luces y sombras generados por la disposición escalonada de los ladrillos en el margen de las aberturas.

La elección del ladrillo no es casual. Se trata de un elemento que crea continuidad con varios edificios del contexto, que se caracterizan precisamente por el uso del ladrillo. Las distintas arcadas superpuestas, como si quisieran recordar la estructura de los acueductos romanos, juegan con los vacíos y los llenos, estableciendo una conexión visual entre dos calles de la ciudad que de otra forma no serían comunicantes: Clarence y Kent Street. A la vez, se genera una ruptura entre la base de ocho plantas, marrones, y las torres que despuntan a partir de ahí, blancas y grises. El efecto conseguido con esta composición gracias a los cromatismos, es que da la impresión de que respete la altura media de los edificios de alrededor, cuando en realidad es más de tres veces mayor.

“El concept”, explica Takada, “se relaciona con el contexto histórico de la ciudad del siglo pasado. Hemos analizado con atención las proporciones y los materiales de los arcos utilizados en Sídney. El diseño que obtuvimos se caracteriza por la presencia de una textura en la base, mientras que la torre superior tiene un aspecto más ligero y sutil. Aunque no nos lo esperábamos, nos inundaron de mensajes positivos respecto al empleo de los ladrillos hechos a mano. La gente ha vuelto a descubrir la belleza y la calidez de los materiales y métodos tradicionales, que bien se adapta a la idea de un centro urbano moderno, en contraste con la omnipresencia contemporánea del metal y el cristal.”

La inspiración para el uso de los arcos y las texturas llegó a través de dos importantes edificios poco distantes: el Red Cross Building y la Andrew Bros Warehouse. Al retomar sus características también Takada rinde homenaje a la vida intricada, compleja y auténtica de Sídney.

Un gran punto en favor de Koichi Takada Architects consiste además en haber convencido a los clientes, tanto públicos como privados, para que dejaran todas las azoteas con acceso abierto, en vez de mantenerlas de uso privado. De hecho el proyectista sostiene: “Imagínate una ciudad en la que la gente pueda escapar a los tejados, donde la arquitectura favorezca la interacción social reinventando los espacios del ambiente urbano”. El hecho de que esta azotea ofrezca una forma nueva y única en Sídney se corresponde por lo tanto con la simbólica reapropiación de nuevos espacios abiertos, en una ciudad que ha decidido activar no solo el plano de la tierra, sino también el del cielo. Al llegar al tejado de Arc se puede contemplar el puerto de Sídney, y en contraplano, toda la ciudad que se esparce hacia las zonas de las afueras, cada vez con más vegetación. Y es justo, como sostiene Takada, que todos los ciudadanos puedan disfrutar de semejante espectáculo.

Francesco Cibati

Function: Multi-Residential
Architecture and Interior design: Koichi Takada Architects
Clients: Crown Group
Location: 161-165 Clarence Street & 304 Kent Street, Sydney, Australia
Status: Completed in 2018
Site area: 1,447 m2
GFA: 17,400 m2
Height: 80m
No. of apartments: 135 residentials, 86 serviced apartments, 221 totals
No. of floors: 26 above ground and 6 below ground
No. of Bricks: 300,000 approx (279,680 bricks delivered to site)
No. of rooftop arches: 59
Bricklayer (Masonry Subcontractor): Favetti
Photography: Tom Ferguson, Martin Siegner, Martin Mischkulnig, Simon Wood

www.koichitakada.com


Il nostro sito web utilizza i cookie per assicurarti la migliore esperienza di navigazione.
Se desideri maggiori informazioni sui cookie e su come controllarne l’abilitazione con le impostazioni del browser accedi alla nostra
Cookie Policy

×