10-02-2020

ONSTAGE: ENTREVISTA CON TIZIANO BININI, BININI PARTNERS

Binini Partners,

Milán,

Hospitales,

Interviste, Sustainable Architecture,

Binini Partners, fundada en 1996, es una organización profesional especializada en proyectar y realizar obras y programas complejos en el ámbito del urbanismo, de la arquitectura y de la ingeniería, tanto para clientes públicos como particulares. Se encargan de realizar todo el proceso, desde el estudio de factibilidad hasta el ensayo y la puesta en funcionamiento de las obras, en Italia y en todo el mundo. De acuerdo con una clasificación de las mejores 150 empresas de arquitectura y diseño en Italia publicada el año pasado en ‘Edilizia e Territorio’, cotidiano del prestigioso diario de negocios Sole 24Ore, el estudio se coloca en 34ª posición.



<strong>ONSTAGE: ENTREVISTA CON </strong><strong>TIZIANO BININI, BININI PARTNERS</strong><br />

En la zona denominada MIND, Milano Innovation District, la superficie donde se celebró la Expo 2015, en colaboración con Human Technopole y la Universidad de Milán, surgirá la nueva sede del IRCCS Galeazzi, un edificio de moderna concepción arquitectónica proyectado por el estudio Binini Partners en base a los criterios más innovadores de sostenibilidad y funcionalidad. Con una extensión de 180.000 m2, reunirá en una sola sede las competencias y especialidades de dos institutos ya existentes que forman parte del Grupo San Donato, GSD: el IRCCS Instituto Ortopédico Galeazzi y el Instituto Clínico Sant’Ambrogio, que destaca en campo cardio-torácico-vascular y bariátrico. Se basará en la estrecha integración y sinergia entre investigación científica, formación universitaria y cuidados al paciente, dando vida a un policlínico que irá más allá de la dimensión del hospital con una sola especialidad. Estará concebido como una estructura multidisciplinar que ofrecerá al paciente servicios enormemente eficientes, optimizando los plazos de espera y con altísima competencia gracias al trabajo en equipo de los especialistas. Con sus casi 90m de altura, constituirá el primer ejemplo de moderno hospital vertical en Italia, uno de los pocos en Europa, encarnando el prototipo de ‘Hospital del Futuro’.

No fue tarea sencilla gestionar la estructura y lograr que se demostrara operativa desde el punto de vista de la ingeniería, optimizando los itinerarios, la rapidez de desplazamiento y traslados, lo que aumenta considerablemente las ventajas económicas y funcionales.
El edificio será altamente tecnológico, basado en la robótica y la digitalización, y con protocolos de acogida excelentes. Aunará espacios y métodos de intervención entre los más avanzados, dispensando una sanidad de vanguardia que esté centrada en el respeto por el paciente y por la persona.
Gracias a la decisión de utilizar materiales salubres y eco-compatibles, a la ausencia de emisiones, a la utilización de energías renovables y a la gestión automatizada de procesos y recorridos, es candidato a recibir la Certificación LEED Gold IV. Cuenta con un total de 16 plantas por encima del nivel del suelo, incluyendo una planta técnica intermedia y otra en la cubierta que incorpora tejado solar y fotovoltaico, mientras que el aparcamiento se ubica en las plantas de sótano. El edificio está situado en un área urbana bien conectada mediante transporte público, y encaja a la perfección con el contexto, con el que interactúa correctamente, así como con todos sus usuarios. La luz y la vegetación exterior lo traspasan entrando en él, compaginando así el sofisticado soporte tecnológico con la importante y beneficiosa contribución de la naturaleza. 

He tenido el placer de poder conversar con el presidente del grupo, el ingeniero Tiziano Binini, y hacerle unas preguntas. Le agradezco desde aquí la cordialidad y disponibilidad demostradas.


1* Su hospital ha sido definido el ‘Hospital del Futuro’: ¿podría explicarme qué lo convierte en tal?

El nuevo IRCCS Galeazzi del Grupo San Donato que se está construyendo en el área MIND de Milán, ha sido concebido sobre innovadoras pautas funcionales y organizativas que se basan en los procesos y los aspectos operacionales de la atención al paciente, investigación y formación universitaria, con el paciente como eje del sistema.
Es un modelo que de momento es pionero en Italia y quizás también en el extranjero. El objetivo del proyecto consiste en crear una compleja “máquina” de producción en el ámbito de la salud, con el propósito de realizar un hospital “sostenible”, no sólo en sentido medioambiental, sino también en el plano económico y financiero, para que todos puedan acceder a los mejores cuidados, en constante evolución. Por todas estas características innovadoras el Galeazzi ha sido recientemente galardonado con el Premio CNETO 2019 como Mejor Proyecto Hospitalario.

2* Los hospitales hoy en día se enfrentan a exigencias que cada vez son más complejas: deben satisfacer tanto las necesidades de una tecnología que avanza vertiginosamente como las específicas del ser humano. ¿Cree que se pueda lograr un equilibrio entre ambas?
 
Por supuesto. Hace falta disponer de la mejor tecnología y de la más avanzada investigación y formación universitaria, para poder ofrecer a todo el mundo los cuidados más adecuados asegurando el máximo del confort y la humanización de los tratamientos.
Los costes que esto comporta son cada vez más altos, por lo que hay que procurar que resulten sostenibles para las prestaciones sociales de la sociedad moderna. Por eso la estructura debe ser eficiente desde el punto de vista organizativo, de la accesibilidad, del empleo del personal y los desplazamientos internos, pero también en términos energéticos, de gestión de los recursos, del consumo y la reducción de emisiones.
 
3* Algunos arquitectos defienden la ‘estructura en horizontal’, como mucho con tres o cuatro plantas, como la mejor tipología de proyecto, que resulta menos impactante e inquietante, menos ‘fortaleza hostil’ y se integraría mejor con la ciudad y el entorno. ¿Ustedes qué piensan de esto?
  
A nosotros esa nos parece una visión unilateral, no multidisciplinar, fundamentalmente apriorística. Creemos que es algo superado pensar según modelos preconstituidos: el fin es la producción de salud para los ciudadanos y cada hospital tiene una ‘misión’ distinta, integrada con la red de referencia de los servicios territoriales, locales o nacionales, para asegurar la continuidad asistencial. Esto determina el ‘modelo’ que el proyecto hospitalario debe realizar en cada ocasión, ya que la exigencia de las personas, por lo menos en lo que se refiere al tratamiento de procesos agudos, es poder acceder, evitando colas infinitas, a los mejores cuidados en el menor tiempo posible.

En las grandes ciudades como Milán se hace necesario integrar estrechamente la asistencia, la investigación y la formación. En un panorama urbano que constantemente se transforma y regenera, es inevitable recurrir al desarrollo en altura, como en el caso de MIND, el nuevo ecosistema de investigación e innovación que se está construyendo en estrecha colaboración entre público y privado. El desarrollo en altura además la gente lo percibe como símbolo de eficiencia, innovación y regeneración urbana, que aportan al perfil de las ciudades nuevos elementos atractivos y fascinantes. A la vez, esta verticalidad permite optimizar y aumentar la eficiencia organizativa, ya que reduce los desplazamientos y mejora la orientación de los usuarios, que suele ser un auténtico obstáculo para los que van a un hospital.
 
4* ¿Comparte la importancia de un programa ‘listo para usar’ del hospital de gran tamaño, enfocado a lograr una estructura más accesible y más integrada con el área urbana, que pueda nutrir de forma importante las instituciones del entorno? En caso afirmativo, ¿cómo concebiría dicho programa?
 
Un hospital policlínico como el Galeazzi cuenta con un perfil de usuario y de relaciones en general a nivel nacional e internacional. Su ubicación dentro de MIND se beneficia del plan maestro que afecta a toda la zona que ocupaba la EXPO de Milán 2015, por lo que puede aprovecharse de la accesibilidad a la red de infraestructuras existente, enlaces a la alta velocidad nacional, al metro, a las autopistas y circunvalaciones de Milán, y además cuenta con un Campus de movilidad sostenible en su interior.

Se trata por lo tanto de un gran hospital en el que se realiza investigación, enseñanza privada y que ofrece un servicio público y que interactúa con algunas de las más importantes realidades culturales e innovadoras del país, como el Human Technopole y la Universidad de Milán, así como con multinacionales informáticas, farmacéuticas, del sector de la automación, de la robótica etc., que han manifestado su interés por instalarse allí.
 
5* Hay quien sostiene que se está practicando medicina de alta tecnología en edificios anticuados, y que la planificación hospitalaria haya vuelto a caer en esquemas rígidos poco adecuados, incapaces de satisfacer los requisitos de cambio, crecimiento y flexibilidad. ¿Está de acuerdo con ello?
 
Lamentablemente es así. Gran parte de los hospitales italianos están anticuados en lo referente a estructuras e instalaciones, hasta tal punto que es difícil y costoso, cuando no es imposible, implementar las nuevas tecnologías. Pero además resulta disparatada su gestión logística y económica, con un gran despilfarro de recursos y consumo, por no hablar de la seguridad en cuestión de prevención de incendios y antisísmica.

Invertir en estructuras adecuadas y flexibles comportaría un ahorro de gestión que se podría emplear para mejorar la cualidad y la sostenibilidad de las prestaciones.
El Galeazzi representa seriamente, en nuestra opinión, un nuevo modelo de hospital que incluso va más allá de los conceptos recientes, ampliamente aplicados desde los años 90 hasta hoy. Ofrece estructuras libres y flexibles en todas las plantas, un sistema de recorridos separados por función y higiene progresiva, una distribución estructural amplia y abierta que permita acoger los más modernos instrumentos diagnósticos y salas híbridas de gran complejidad, con una disposición que contempla las zonas de trabajo del personal en el centro de las plantas, y los espacios dedicados al paciente en el perímetro, lo que contribuye a mejorar la rapidez de intervención y la comodidad de los usuarios.
  
6* Los hospitales deben ser estructuras flexibles, capaces de actualizarse. Con cincuenta años se dice que se conviertan en obsoletos y que el coste de construir un nuevo edificio equivale a los costes de gestión de un solo año. ¿Qué es lo mejor que se puede hacer con las viejas estructuras que tienen un valor histórico, y con las de menor importancia?
 
Se trata de una evolución que ha sido evidente, por ejemplo, en el sector industrial: ya no existen las industrias manufactureras de la Milán de la posguerra y la ciudad está atravesando una intensa regeneración, dando prioridad a recuperar espacios verdes, a las cualidades y servicios de una ‘ciudad inteligente’. Los espacios dedicados a la producción y la logística han encontrado nuevos espacios y ubicaciones de acuerdo con sistemas productivos y configuraciones industriales que emplean la tecnología más moderna, que protegen la salud y el medioambiente. 

Cuando no es así, disminuye notablemente la eficiencia productiva y se genera deterioro ambiental, con el consiguiente impacto urbano y territorial, algo que la colectividad local difícilmente tolera. También los hospitales habría que renovarlos profundamente, en base a objetivos y funciones integradas en los distintos Sistemas Sanitarios Regionales. En primer lugar, para restablecer la eficiencia y la seguridad, en beneficio de las prestaciones sociales modernas, pero también para recualificar espacios urbanos y edificios históricos que a veces son inestimables, y que en la actualidad se utilizan a menudo de forma poco adecuada.
 
7* El nuevo hospital IRCCS Galeazzi es un instituto que se basará en la metodología lean: un término que no se usa mucho en lenguaje arquitectónico. ¿Qué significa exactamente?
 
La metodología Lean es fundamental en la proyectación sanitaria y hospitalaria: nociones como evitar desperdiciar recursos, la estandarización de los procesos, la centralidad del paciente y el control del servicio prestado deben ser la obsesión de todos los implicados en la gestión de la asistencia sanitaria, de forma que se persiga el objetivo de una sanidad excelente al alcance de todos. El proyectista en este sentido tiene un papel fundamental: la gestión correcta de los espacios y los desplazamientos, por poner un ejemplo, es fundamental a la hora de racionalizar y optimizar el uso de los recursos. En este sentido la proyectación en ámbito sanitario alcanza niveles de complejidad inusitados para la profesión, siendo esencial la integración entre las varias competencias. Conjugar esto con la atención por los aspectos arquitectónicos y de composición, el cuidado del medioambiente y el contexto es un desafío cotidiano, pero lo aceptamos de buen grado, conscientes de la responsabilidad que conlleva nuestra profesión.
 
8* ¿Qué opina de la hospitalización en casa del paciente: es una utopía en Italia o una realidad posible? ¿Cree que en un futuro se podrá ver su aplicación también en el Galeazzi?
 
Hoy en día hablar de telemedicina y de medicina de precisión ya no es una utopía, y la digitalización consiente gestionar sistemas organizativos que aseguren la continuidad asistencial desde el hospital de alto nivel hasta la casa del paciente sin que disminuya la calidad y la competencia de las prestaciones.

En este sentido el Galeazzi cuenta ya con los equipos necesarios, al introducir la digitalización extrema de todos los sistemas, que constituye uno de los sectores de punta del cliente GSD, además de fomentar la salud mediante el empleo de materiales higiénicos y naturales. El objetivo es el control certificado de la eficiencia de la tecnología, de las instalaciones y lograr la certificación LEED Gold IV para el edificio.
 
9* Un país que sea líder y que pueda enseñarnos a curar en pleno respeto del hombre y del ambiente, y un organismo hospitalario que a ustedes les guste mucho y que pueda tomarse como ejemplo.
 
Italia ha logrado instaurar, gracias al esfuerzo y la dedicación de mucha gente, de instituciones públicas y privadas, de universidades, profesionales, operadores, investigadores, técnicos, etc, uno de los mejores sistemas sanitarios del mundo, y creo que es un país que puede exportar conocimientos y grandes cualidades en los cuidados al paciente a todos los países.

Nosotros mismos hemos tenido varias experiencias y ocasiones de trabajar en el extranjero, consiguiendo resultados muy apreciados, incluso en los países más evolucionados. Estamos convencidos de que difundir la cultura y las competencias en cuidados, respeto y valorización del hombre en todos los sectores, desde la medicina a la arquitectura y la ingeniería, constituya uno de los factores esenciales para lograr el crecimiento y la paz entre los países y las culturas.

Un hospital que nos gusta mucho en este momento y que sin duda puede ponerse como ejemplo, aunque sea una respuesta bastante previsible en nuestro caso, es el nuevo Galeazzi, donde hemos procurado condensar las ideas y soluciones más avanzadas resultantes de varias décadas de estudio y experiencia a los más altos niveles.

Credits:
Binini Partners
IRCCS Istituto Ortopedico Galeazzi, Milano
Photography: Courtesy of Binini Partners
https://www.bininipartners.it

Il nostro sito web utilizza i cookie per assicurarti la migliore esperienza di navigazione.
Se desideri maggiori informazioni sui cookie e su come controllarne l’abilitazione con le impostazioni del browser accedi alla nostra
Cookie Policy

×
×

Manténgase en contacto con los protagonistas de la arquitectura, Suscríbase al boletín de Floornature