29-12-2020

CLÉMENT BLANCHET

Clement Blanchet,

París,

Arquitectura y Cultura,

El diseño se ha mantenido en su expresión más simple, menos técnica, menos lírica, es más, una solución estructural casi primitiva. El puente no ha sido concebido para ser un evento en la ciudad sino un lugar donde promover los eventos de la ciudad. A partir una sobredosis de gesticulaciones formales, he querido proponer una robusta plataforma que perdurase y contribuyese a unificar las orillas derecha e izquierda del río ”, —Clément Blanchet, CBA



<strong>CLÉMENT BLANCHET</strong><br />

Clément Blanchet es un joven arquitecto que, para su edad, ha vivido diversas experiencias increíblemente importantes. Recorriendo su vida hacia atrás, hasta los años en los que aún era un estudiante, descubrimos un camino único que transcurre entre universidades situadas en lugares diametralmente opuestos, de Londres a Bangkok, de Chicago a Versalles, donde se gradúa, para luego comenzar de inmediato su profesión en calidad de pasante en el estudio OMA, en Rotterdam, en el que apenas dos años más tarde será responsable de diferentes proyectos y concursos. En 2008 será nombrado Asociado y, tras un breve período, Director de OMA Francia. Aunque en 2014 funda su actual compañía, Clément Blanchet Architecture, CBA, sigue manteniendo con Rem Koolhaas una relación de colaboración para algunos proyectos y, para citar los más recientes, cabe recordar la Librería Alexis de Tocqueville, en Caen, la Ecole Centrale en Saclay, París y el Simone Veil Bridge, en Burdeos.

Su oficina actual se encuentra en un rincón realmente especial de París que emana la fascinación del clima artístico que aquí tuvo su centro en los años ’20, en una pequeña calle, Villa Seurat, cuyo nombre se debe al famoso pintor postimpresionista Georges Seurat, muy cerca del barrio de Montparnasse. Las casas-taller, como fueron llamadas por lo sobrio de sus líneas y sus fachadas de cemento sin decoración alguna, diseñadas por los hermanos Auguste y Gustave Perret rompiendo totalmente con los conceptos arquitectónicos tradicionales de esa época, hoy día son consideradas monumentos históricos. Entre los muchos testimonios y recuerdos de un pasado que no se ha vuelto a ver, con gran cantidad de personajes intelectuales y mentes creativas, entre los artistas residentes o internacionales que por allí pasaron, uno los cuales, Henry Miller, quien mientras alojaba en casa de un amigo en el número 18 comenzó su ‘Trópico de Cancer’ y quien allí vivía con su amante Anaïs Nin, en el n.° 15 de una de estas casas-estudio, caracterizada por un inmenso ventanal de vidrio que permite la entrada de luz natural hacia las dos plantas del atelier, se están generando y desarrollando muchos nuevos trabajos. El joven equipo que anima el CBA, compuesto por protagonistas provenientes de historias diferentes, confiere a la firma una identidad multidisciplinaria y multicultural que, sustentado por una fuerte tenacidad y determinación, está consiguiendo excelentes resultados. 


Lejos de la simple especialización sectorial, el taller, como parece ser más apropiado definirlo, no desea quedar enmarcado en una específica y precisa actividad, sino que pretende practicar una perspectiva del conocimiento global basada en soluciones específicas. De la misma manera no comparte las valoraciones que asignan importancia a los proyectos en función de su alcance, puesto que considera cada etapa del proyecto como un aspecto no cuantificable en base al tiempo empleado. Este año, hecho que también se vio en modo similar el año anterior, tras haber participado en tres concursos ha conseguido 3 victorias consecutivas, un mes tras otro. Los trabajos se están extendiendo desde Francia hacia el resto de Europa y China, donde, al quedar seleccionados como finalistas junto a otros dos grupos, se aprestan a enfrentar una nueva aventura que se presenta realmente ardua. Se trata de la consultoría para el desarrollo del plan maestro urbano de la Bahía de Xichong, una zona ambientalmente protegida muy expuesta a los peligros naturales, cerca de Shenzhen. Clément y yo somos amigos. Una de las dotes que yo creo lo distinguen y que más aprecio en él es su sencillez, junto a una claridad y elegancia extremas, con las que logra involucrar a sus interlocutores sin la fastidiosa retórica que con frecuencia se observa en este sector. Admite, es cierto, que la arquitectura es una opinión, pero cuando habla de la arquitectura contemporánea está absolutamente convencido de que no consiste en formas que despierten asombro, que recompensen el acto creativo, sino más bien el fruto de una seria, profunda reflexión, que no se centra solamente en el entorno geográfico, ambiental, económico, social, sino que desea conseguir la interacción entre la nueva creación y quien la utiliza. En sus propuestas se percibe claramente esta aspiración, renovada y vuelta a proponer con total coherencia. Las nuevas creaciones evidencian su preocupación por responder a las necesidades o a los retos de los habitantes, de proporcionar o reforzar la identidad del espacio público.

Circus ³, centro cultural en un suburbio de la periferia de París, así llamado por las 3 finalidades principales que lo definen: “liberar el terreno y dejar que el paisaje crezca”, “elevar una plataforma horizontal escenográfica y flexible enmarcando el ambiente principal” y “mostrar el techo como una metáfora del circo, o sea, de un lugar para todo tipo de actividades”. Esta obra concentra en estos aspectos el pasado, el presente y el futuro que, reunidos, representan el concepto de arquitectura de CBA. Se puede notar una tendencia recurrente a utilizar la intervención proyectual como una oportunidad para involucrar toda el área circundante. El sitio en su extensión exterior se convierte en una especie de complemento y la energía que se propaga a partir de la propuesta llega a todos, contagiándolos y haciéndolos a veces partícipes de un espectáculo más informal que forma parte de la escena cotidiana. El circo, en este caso, como la síntesis de un gran espectáculo y de la participación, se convierte en la ocasión para dar vida e intensificar el vecindario que se transforma en catalizador de la intensa vida colectiva. 


En su rol de arquetipo, que por generaciones ha alimentado el imaginario de los grandes y, sobre todo, de los pequeños como símbolo de una imaginativa realidad, a través de un compendio de aspectos del pasado y del presente replantea un tipo de manifestación y programas más contemporáneos y tecnológicos, pero igualmente atractivos y emocionantes. No sucederá ciertamente lo que sucediera a Fellini, que, según cuentan, durante la guerra, cuando tenía unos siete años se quedó tan impresionado con la llegada a Rimini, su ciudad natal, de una pequeña carpa itinerante, que intentó huir para seguir a la compañía de artistas. Sin embargo, esta nueva obra logrará con toda seguridad irradiar su fuerza carismática, energizando este barrio no tan central. Esta idea ha resultado ganadora y ha sido escogida entre las de otros participantes importantes, tales como, Bernard Tschumi & Moreau Kusunoki. El concepto de la composición estructural se fundamente en elementos muy simples: las 1500 butacas se encuentran debajo de la típica carpa del circo, como una expresión de bienvenida, de abrazo, una invitación a divertirse con despreocupación y un preludio a todo lo que significa performance en su forma más emocionante. El entretenimiento, como lo afirma el autor, no se limitará a lo que se hará sobre la tarima sino que retumbará y se propagará por los alrededores, transformándolos en una grande plaza. El lugar mismo se convertirá en espectáculo, porque crear el espectáculo significa transformar todo el vecindario en un escenario. 

La tensoestructura, con su fuerte poder alegórico capaz de evocar inclusividad y vida comunitaria activa se observa también en el Carrefour Crafts Research Center, centro de investigación y desarrollo de esta compañía multinacional en Saclay, en lo que el estudio define el corazón de la Silicon Valley francesa. El sitio elegido, tanto por su larga tradición agrícola como por sus verdes extensiones, se convierte en un ingrediente fundamental, rebuscado y enfatizado en una relación activa de intercambio sinérgico entre esta granja nueva del conocimiento y la granja tradicional existente. Las dos dimensiones próximas, el laboratorio y el paisaje, se funden, buscando la continuidad que garantiza el ciclo de la vida. Los campos vuelven a ser productivos, la racionalidad tecnológica y la naturaleza se unen en una colaboración recíproca que define el vibrante ambiente dedicado a la identidad de este Grupo que busca un vínculo estrecho con la agricultura. 

Una estructura altamente permeable, ejemplificada al máximo, definida por la modularidad prefabricada, abre el centro a la naturaleza así como a todo aquel que venga de afuera. También internamente, la socialización y el intercambio son la finalidad de la realidad laboral y de la cotidianidad. Una original fragmentación, desconstrucción del denso programa previsto constituido por laboratorios, grupos de formación ejecutiva y de aprendizaje, permite la organización de esta Universidad de Artes y Oficios, UDM, (Université des Métiers) que, sin caer en la compartimentación y en la inútil sectorización, logra una funcionalidad fluida y una complementariedad estimulante. El conjunto se plantea como un terreno compartido. Una amplia área central constituye el centro pulsante de la vida social y está localizada en un punto estratégico por el que se llega a un auditorio, a un espacio destinado a las exposiciones, a la cafetería y a la zona laboral. Promoviendo la comunicación entre los diferentes tipos de usuarios, empresarios e investigadores, la reformulación prevista recurre a un esquema abierto en el que la disposición de los servicios salvaguarda la lógica de una cercanía realmente oportuna, tanto para la investigación como para el diálogo con el público. Todo ha sido organizado en base a una exigencia de permeabilidad, con ocasiones de encuentro y confrontación. La adaptabilidad extrema que ofrece la movilidad de las partes permite un ambiente que puede transformarse y ofrecer sin problemas infinitas configuraciones en función de los programas y de las actividades.

Un conglomerado de muchas y diversas partes, que en conjunto constituyen una sola entidad, un organismo único, capaz de dar y de recibir, pero también con una gran capacidad camaleónica de transformación. Una propuesta que habla un lenguaje adecuado a la narrativa característica de la arquitectura actual, que se adapta a la velocidad del mundo tecnológico, en evolución continua. Como en Circus ³, una vez más el gesto arquitectónico se convierte en un medio para amplificar y hacer resonar la personalidad del entorno. Este conjunto de actividades, que Clément define como la galaxia Carrefour, refleja una idea de realización que, más allá del diseño formal, pretende energizar un lugar entendido más que como complemento, como parte integrante del trabajo y, sobre todo, como sitio palpitante y vital.

 
Su concepción de una arquitectura alejada de la autorreferencia se manifiesta en la búsqueda formal de los trabajos que, sin dejar de ser muy satisfactorios, comunican lo más posible con el exterior, eliminando toda barrera y extendiendo los efectos y las potencialidades hacia una real compenetración de las partes. Podría decirse que el edificio no es el evento, que en realidad el evento es la ciudad, y este concepto queda claramente sintetizado en el diseño del Puente de Simone Veil, hecho en colaboración con Rem Koolhaas, donde la expresión estética y la solución estructural se han definido con sencillez minimalista, lo más rigurosa posible, con la intensión de que la nueva creación no constituya un “‘evento’ en sí, sino más bien una plataforma que pueda acoger todos los eventos de la ciudad”. El puente cumple con su función primaria de conexión material, pero al mismo tiempo se revela como un perfecto y generoso contenedor de toda la programación de los eventos públicos. Recupera una tradición que se había interrumpido temporalmente y se presenta como una incubadora de dinamismo.

Virginia Cucchi

Credits:

CBA, Clement Blanchet Architecture :https://www.clementblanchet.com/

Cover, 1 image : nCircus 3 by CBA/ courtesy of CBA Architecture 
2 image: Office of CBA Architecture / courtesy of CBA Architecture
3 image: Circus 3 by CBA/ courtesy of CBA Architecture 
4 image: Carrefour Research Center by CBA/ courtesy of CBA Architecture 
5 image: Simone Veil Bridge by OMA France (Clement Blanchet)

Il nostro sito web utilizza i cookie per assicurarti la migliore esperienza di navigazione.
Se desideri maggiori informazioni sui cookie e su come controllarne l’abilitazione con le impostazioni del browser accedi alla nostra
Cookie Policy

×
×

Manténgase en contacto con los protagonistas de la arquitectura, Suscríbase al boletín de Floornature