08-10-2021

BLAF Architecten: casa para una familia de Malinas, en Flandes

BLAF Architecten,

Stijn Bollaert,

Mechelen (Belgium),

Ville,

BLAF Architecten recupera una forma de construcción más tradicional, combinando materiales diferentes y aprovechando sus prestaciones energéticas. En la casa para una familia de Malinas, en Bélgica, el estudio BLAF trabaja sobre la planta para conseguir el paso gradual desde los espacios abiertos y “teatrales” a los espacios íntimos.



BLAF Architecten: casa para una familia de Malinas, en Flandes

Fundado por Bart Vanden Driessche y Lieven Nijs en Lokeren, en 2003, el estudio BLAF Architecten se encarga de obras públicas y privadas, con especial atención en la sostenibilidad de las estructuras. La casa para una familia de Malines, Flandes, es la realización más reciente de este estudio.
En 2018 fuimos testigos de su decisión de construir regresando al empleo del ladrillo como principal material de construcción. En la casa en Gand se afirmaba la necesidad de centrar la atención en el ciclo de vida de los materiales de construcción y, en particular, en su recuperación final. La aplicación de las normas denominadas EPB “Energy Performance of Buildings”, subrayan los arquitectos, ha llevado, de hecho, a la producción de envolventes para la construcción cada vez más espesos a causa de las capas de aislantes, reduciendo los materiales como el ladrillo a simples acabados, a hacer las veces de papel tapiz para exteriores, desaprovechando su potencial aislante intrínseco. Además, este proceso hace más difícil la separación de los diferentes materiales estratificados al terminar su ciclo de vida, generando así grandes cantidades de desechos.
BLAF ha decidido experimentar empleando el ladrillo como envolvente en las obras, sin acabados en interiores o exteriores, con la incorporación de cemento, acero y madera como soporte, y con geometrías estudiadas de manera de conseguir la autonomía estructural. La última realización siguiendo esta filosofía es precisamente una casa privada en Malines: una vivienda para una familia, construida en una pequeña porción de terreno en una zona residencial cuyos lotes están rodeados de vegetación.
El círculo y el cuadrado son los elementos geométricos “indeformables” escogidos para construir la forma de los muros portantes que sostienen el tejado, mientras que los bastidores de madera que forman los volúmenes se insertan y conectan con los primeros. De esta manera la arquitectura se percibe como un recinto mural hecho de torres de ladrillos que definen los espacios exteriores, alternadamente cubiertos y descubiertos, cerrados o abiertos.

En interiores, las dos zonas geométricas principales identificadas de esta forma corresponden a dos niveles opuestos de privacidad: en las “torres” de ladrillos encontramos los ambientes mayormente privados como, por ejemplo, las habitaciones, la sala para yoga, los baños, el trastero y también el zaguán, mientras, en cambio, en la zona de conexión se encuentran todos los espacios públicos, sin más separaciones verticales sino simplemente con el espacio organizado mediante ligeros desniveles y aprovechando la planta en forma de cruz.
Los muros de ladrillos hacen ver los cuatro volúmenes como torres cerradas en sí mismas que no presentan ninguna apertura hacia el exterior. Sin embargo, los arquitectos han recabado dentro de cada uno de los cuatro volúmenes espacios abiertos como pequeños patios desde los cuales entran el aire y la luz, sin dejar de ser espacios privados. En la vista desde el jardín, el alternarse de las formas circular y cuadrada en la planta permite orientarse, y ofrece una visión múltiple, prefigurando la diferencia entre las funciones internas.
Cada material, dejado basto y sin acabados, revestimientos o protecciones es estudiado y aprovechado, según sus potencialidades individuales de prestación energética y de percepción, por separado de los demás. La cobertura de la grande zona en cruz, de cemento en bruto, ofrece una percepción espacial y sonora diferente respecto de aquella que se tiene entrando en los ambientes de las torres en los que predomina la madera. Aquí los dos niveles se han realizado con pisos y techos de madera y en ellos se respira privacidad, intimidad y hogar.
Por el contrario, la zona pública, con muros de ladrillos a la vista y cerramientos acristalados sobre telares de madera de altura completa, se presenta como un patio cubierto, pero abierto por todos los lados, reservado pero al mismo tiempo en comunicación directa con el exterior. Dos escaleras abiertas conducen a los largos balcones que se asoman al jardín, y a las habitaciones privadas en el piso superior, con una variada alternancia de niveles que definen funcionalmente el espacio sin limitar su perspectiva. La luz penetra abundante, pero también puede atenuarse mediante las cortinas que hacen poco a poco los ambientes más íntimos, creando zonas intermedias. Aquí se encuentran la cocina con isla, la zona comedor, acogedora y para toda la familia, un sala de estar, una zona tv y, por último, un estudio.
Los arquitectos la definen “un teatro” que, gracias también a su doble altura, puede ser muy flexible y adaptarse a otros posibles usos futuros con la aplicación de estructuras secundarias.

Mara Corradi

Architects: BLAF Architects www.blaf.be
Client: Private
Bruto floor area: 172,2 sqm 
Completion year: 2019
Location: Mechelen (Belgium)
Photos by: Stijn Bollaert


Il nostro sito web utilizza i cookie per assicurarti la migliore esperienza di navigazione.
Se desideri maggiori informazioni sui cookie e su come controllarne l’abilitazione con le impostazioni del browser accedi alla nostra
Cookie Policy

×
×

Manténgase en contacto con los protagonistas de la arquitectura, Suscríbase al boletín de Floornature