23-11-2018

BBGK Architekci: Museo de Katyń en Varsovia

BBGK Architekci,

Juliusz Sokolowski,

Varsovia,

Museos,

Ladrillos,

Dentro de la Ciudadela de Varsovia surge el Museo de Katyń que conmemora la masacre de 21.768 militares y civiles polacos asesinados por la policía secreta soviética en 1940. El proyecto del Museo de Katyń ha sido llevado a cabo por un equipo de arquitectos, artistas y paisajistas bajo la dirección de BBGK Architekci.



BBGK Architekci: Museo de Katyń en Varsovia
Dentro de la Ciudadela de Varsovia surge el Museo de Katyń, proyectado por un equipo de arquitectos, artistas y paisajistas bajo la dirección de BBGK Architekci, con el objetivo de conmemorar y documentar la denominada masacre de Katyń, el asesinato de 21.768 personas entre militares y civiles polacos en los campos de prisioneros soviéticos en 1940, durante la II Guerra Mundial. 
La idea de un lugar y una institución que preservara la memoria de la masacre partió de los familiares de las víctimas pero hasta muchos años después de los hechos, a finales de los 80, no pudo empezar a tomar forma. 
Tras el descubrimiento de la masacre, anunciada en 1943 por Radio Berlín, la Unión Soviética negó durante años su responsabilidad en los hechos que se le imputaban, acusando a los alemanes, hasta que en 1990 la verdad salió definitivamente a la luz. Pocos meses después de la invasión de Polonia, por orden de Stalin fueron asesinados de un tiro a la nuca 21.768 ciudadanos polacos que eran prisioneros de guerra detenidos en territorio soviético. El periodo de ejecución duró aproximadamente mes y medio, desde el 3 de abril al 19 de mayo de 1940. El bosque de Katyń fue el escenario de la masacre junto con algunas ciudades soviéticas de los alrededores y será siempre recordado como el lugar símbolo de la matanza.
Actualmente el Museo de Katyń forma parte de la narración relativa al museo del ejército polaco, que recientemente ha trasladado su sede precisamente a la Ciudadela de Varsovia. Tras un concurso lanzado por el propio museo en 2010, se fue abriendo camino la hipótesis de ubicar el memorial de la masacre de Katyń en una ex fortaleza construida en Varsovia durante la ocupación zarista de 1830. Un acto de gran simbolismo que establecía un vínculo entre la localidad de Katyń, que se encuentra en territorio ruso, y la capital del país al que pertenecían las 21.768 víctimas.
El proyecto que se adjudicó el concurso entre los 22 propuestos recoge los acontecimientos y los traslada a un plano simbólico para estructurar el conjunto arquitectónico, donde se implanta un sistema expositivo de tipo objetivo, con documentos y efectos personales de las víctimas que testimonian la historia, todo ello soportado por instrumentos multimedia.


BBGK Architekci reforma el enclave de la Ciudadela y la transforma en un parque público en el que organiza una sede para el museo y una instalación artística; es decir, lo convierte en un nuevo centro de referencia para la ciudad. Se accede al área por la calle Jana Jeziorańskiego desde donde se llega a la puerta de Alejandro, un gran portal militar excavado en el terraplén que rodea la zona de la fortaleza. Una vez traspasada la puerta el visitante pierde las referencias del entorno, encontrándose en un lugar alejado del centro de la ciudad de Varsovia y además físicamente aislado (el área se encuentra a orillas del río Vistola), donde las fortificaciones refuerzan la idea de la distancia del exterior, distancia que también es emocional. Un sendero por el lado este conduce hasta un bosque de 100 árboles plantados en forma de cuadrado por cuyo centro discurre un camino trazado en zig zag. No es obligatorio, pero surge espontáneo atravesar este bosque para llegar a la parte opuesta, la Caponera de la Ciudadela. Este bosque añadido reconstruye simbólicamente aquel otro en el que se produjo la masacre y tiene el objetivo de generar efectos contrastantes en quienes pasean por él: por un lado admirar la belleza de la arquitectura natural, por el otro generar inquietud por el horror del que esa misma belleza fue testigo.
En el ángulo sureste del enclave se encuentra la Caponera, baluarde de defensa realizado en ladrillos rojos donde actualmente se ha instalado un itinerario del museo a dos niveles: en la planta de calle los visitantes pueden aprender sobre los hechos históricos y contemplar los restos encontrados en las fosas comunes, mientras que la primera planta está dedicada a la tragedia personal de los familiares de las víctimas. Dentro de las gruesas murallas defensivas con pequeños resquicios serpentea un itinerario en penumbra donde altas estanterías custodian, cada uno en su vitrina y muy ordenados, un repertorio de objetos, instrumentos construidos por los propios prisioneros, efectos personales y cartas, todos ellos pertenecientes a las 21.768 víctimas. La enorme cantidad de objetos expuestos y su sucesión en vitrinas retroiluminadas una junto a otra, sin nombres ni referencia alguna, sumerge al espectador en una experiencia totalizadora, donde los numerosísimos restos ocupan el lugar de las personas a las que pertenecían, acompañando con sus historias humildes el paso de los visitantes.
A la salida de la Caponera se encuentra el tunel de la muerte, una obra específicamente realizada para el sitio por el artista Jerzy Kalina, un itinerario de cemento pintado de negro cubierto, que tiene una precisa función catártica. De ahí se pasa a la Avenida de los Ausentes, un recorrido que bordea los muros de ladrillo de la fortaleza. En el lado opuesto están alineados 15 pedestales de mármol con inscripciones de arquitecto, matemático, escritor, político, etc… las profesiones y cargos políticos de las víctimas de Katyń, toda una clase dirigente y la élite intelectual sacrificada por la guerra. Como si Rusia hubiera pretendido conquistar cultural y moralmente esta tierra aún antes de tener que doblegarla con las armas.
Aquí la nueva construcción de cemento se introduce sin fisuras, es más, creando continuidad con la muralla histórica y los edificios militares del siglo XIX. Los arquitectos prefirieron pintar el cemento de rojo por este motivo, pero lo eligieron por la capacidad que ofrece este material de dejarse plasmar desde el exterior, cambiando de color cuando está mojado, dejándose decorar por las vetas de la madera del encofrado. De vez el cuando el visitante puede descubrir la forma de un pequeño objeto encontrado que está impreso idealmente en el cemento como en la memoria de estos lugares. 
El itinerario vuelve a conducir al bosque de los 100 árboles remontando por una escalinata excavada en el terraplén con muros de cemento rojizo de 12 metros de altura. Otro espacio que incita a meditar conectando el cielo con la tierra, la Avenida de los Ausentes con el nuevo parque urbano. Dependiendo de la dirección de nuestras miradas nos encontraremos frente al pasado o el futuro, la muerte o la vida. En cualquier caso se trata de un lugar para la contemplación y el duelo, en el que la ausencia de descripciones y narraciones explícitas pretende estimular la reflexión personal. 

Mara Corradi

Architects: BBGK Architekci (Brzozowski Grabowiecki Architekci)
Main authors: Jan Belina Brzozowski and Konrad Grabowiecki 
with Jerzy Kalina (site-specific installation), the Plasma Project team, Justyna Derwisz, Adam Kozak and Krzysztof Lang and the team Maksa
Location: Warszawa, Cytadela, ul. Jana Jeziorańskiego 4
Co-authors: Joanna Orłowska, Marek Sobol, Emilia Sobańska, łukasz Węcławski,
Agnieszka Grzywacz, Ewelina Wysokińska, Jacek Kretkiewicz, Tomasz
Pluciński, Maciek Rąbek, Marcin Szulc, Barbara Trojanowska, Jolanta
Fabiszewska
Client: Muzeum Wojska Polskiego
Construction and installations: BBK Piotr Szczepański / Candela BI
Landscape architecture: Anna Kalina, PASA Design, Małgorzata Ogonowska
Building permit: 2013
Completion: 2015
Plot area: 22,7 ha
Building area: 1808 sqm
Service area: 1354 sqm
Total surface area above ground / underground: 23966 sqm

Photos by: © Juliusz Sokolowski

Warsaw’s Katyń Museum is one of the five finalists of the European Union Prize for Contemporary Architecture – Mies van der Rohe Award 2017

Il nostro sito web utilizza i cookie per assicurarti la migliore esperienza di navigazione.
Se desideri maggiori informazioni sui cookie e su come controllarne l’abilitazione con le impostazioni del browser accedi alla nostra
Cookie Policy

×