29-07-2020

FRANCINE HOUBEN, MECANOO

Mecanoo,

“Pertenezco a esa generación aún muy dominada por los hombres, pero yo solamente deseaba ser una buena arquitecta. Quiero que en mi oficina haya muchas mujeres”, Francine Houben



FRANCINE HOUBEN, MECANOO “Con frecuencia digo que me especializo en cosas que nunca había hecho antes, ya que creo que es muy importante experimentar, cambiar de dirección, atreverse y ser audaz. Cuando tenemos la valentía de probar cosas nuevas, de pensar fuera de los esquemas, pueden suceder cosas hermosas”. Me gusta presentar a Francine Houben, una mujer sumamente interesante, con estas palabras suyas que dejan ver y sintetizan un carácter abierto y generoso, amable y aventurero. "Comenzar la práctica nunca fue mi objetivo. Mi sueño era poder actuar en base a las ideas, la energía, la ambición y el impulso que me hacían explotar. Construir una ayuda para apoyar a los clientes, un equipo multidisciplinario y una organización profesional era sencillamente necesario para realizar ese sueño”. También estas palabras hablan, con extrema sinceridad, de la ‘línea continua’ de la que nunca se ha alejado durante los años de su muy fértil actividad. De igual manera ha sabido demostrar que sus ideas han sido ampliamente aceptadas y muy admiradas en todo el mundo. 

En lo que se refiere a la relación con sus colegas hombres, en el campo profesional, una relación que desde siempre se ha demostrado muy conflictiva para las mujeres, también en este caso ha renunciado a la confrontación en el plano de la competitividad y de la revancha, y muy serenamente ha preferido no tener que demostrar nada, dejando que fuesen los resultados que ha obtenido con sus propias fuerzas y la contribución de un equipo sin lugar a dudas muy compenetrado, los que hablaran de ella. Si se piensa en sus primeros años de vida, crecida en un hogar en medio de muchos hermanos, parece bastante normal que Francine lo aceptase sin demasiadas complicaciones, sino más bien, sonriendo, y así lo hace cuando habla sobre la soberbia de los varones que siempre querían imponerse por encima de ella y de su hermana más pequeña. Esta situación en casa, la tendencia a querer dominarlas a ambas, no le ha afectado en lo más mínimo, como si se tratase de un hecho indiscutible que a los hombres les corresponda la superioridad en el plano físico determinada por el carácter natural de las cosas y de como ha sido creadas. Por otro lado, y a propósito de esa supuesta superioridad que con frecuencia los hombres tienden a pretender también en el plano laboral y sentimental, a causa de todos los privilegios de los que desde siempre han gozado y que en un cierto modo los han hecho sentirse, sin ningún motivo objetivo, con más derechos que las mujeres, demostrará claramente cuán infundada sea esta creencia. 

Durante todo el período de su carrera profesional ha mantenido siempre una postura particularmente equilibrada respecto de la contraparte masculina, a pesar de los disgustos y de los desencantos que le ha tocado superar, como nos ha pasado a todos en nuestras vidas. Sus inicios fueron bastante fáciles y prometedores, cuando con algunos de sus compañeros de la Universidad de Tecnología de Delft discutía con entusiasmo sobre arquitectura y cuando junto a un amigo, seguidos más tarde por otros más, decidieron abrir un estudio y comenzar a trabajar, incluso antes de terminar la tesis. Durante esa aventura no pensaban siquiera en la compartición de las tareas sino solamente en ser útiles a esa realidad urbana y social que, según ellos pensaban, necesitaba realmente de una intervención que aportase urgentemente innovación y al menos un poco de aquella belleza que le había sido completamente negada. Motivados principalmente por el triste aspecto de las viviendas de interés social, posteriormente expandieron, como era de esperarse, su radio de interés e intervención hacia el espacio público, la educación y la movilidad, con la intención de ofrecer una vida mejor a las personas de la ciudad. Con grande pasión e idealismo ganaron su primer concurso y luego otro, lanzado por la UNESCO, que asignaba como premio un viaje a Japón. Francine había participado junto a su grupo con la firme decisión de evadir la realidad local y realizar un viaje al exterior. El amor por los viajes seguirá siendo una constante durante su vida.



Deseosa de experimentar, de conocer, de aprender, recomendará a los jóvenes que desean emprender esta profesión: la arquitectura no puede comprenderse observando simplemente las imágenes de las revistas del sector, es importante que estimule todos nuestros sentidos, hay que tocarla, gustarla en su preciso contexto, en fin, que logre atraparnos e involucrarnos despertando en nosotros reacciones de goce, de placer y, porqué no, también de rechazo. Japón resultará interesante además por su encuentro con Toyo Ito, un arquitecto que Francine hallará especialmente estimulante. Las oportunidades de viajar se presentarán cada vez más frecuentemente y serán muchos los encuentros que marcarán momentos especiales, de fuerte inspiración, que deseará revivir durante su vida de viajera. Charles y Ray Eames, por ejemplo, son una pareja que encontrará en variadas ocasiones, aunque se sentirá más en sintonía con Ray a quien regresará a visitar después de la muerte de su esposo. Admirando más allá del placer que sabían demostrar en su trabajo incansable, la compleción de todos esos detalles que contemplaban en sus creaciones, aspectos técnicos, búsqueda innovadora de materiales y formas, confort personal, resonará en la coherencia de su posterior y extensa práctica de este tipo de versatilidad, recurriendo a variadas aportaciones para conseguir un resultado perfecto. Son valores de fundamental importancia que, tratando de ampliar los aportes sinérgicos de las más variadas disciplinas, serán siempre respetados escrupulosamente, hasta en los días del actual grupo de trabajo guiado por una lideresa que, con gran convicción, afirma que “el trabajo multidisciplinario es crucial, sobre todo en los tiempos actuales. Lejos están los tiempos en los que teníamos que trabajar aislados. Trabajar en estrecho contacto con otras disciplinas es fundamental, tenemos que aprender los uno de los otros.” También la forma de hacer arquitectura seguirá evolucionando pero siempre estará basada en los mismos ideales: " proyectar principalmente para las personas, construir espacios relevantes para el lugar y forjar conexiones que den sentido al edificio”.

Volviendo atrás en el tiempo observamos que mientras tanto el pequeño estudio, nacido originalmente en la habitación de la Francine estudiante y luego trasladado a los escasos metros de un espacio en la parte trasera de un edificio histórico en el canal de Oude Delft (actualmente reestructurado por completo y ocupado junto a otros edificios limítrofes por el actual grupo de trabajo), decidió escoger para su lanzamiento oficial un nombre realmente original, Mecanoo, inspirado en el juego de construcción británico, como queriendo subrayar la jocosa creatividad de ese joven equipo que proponía soluciones siempre diferentes, innovadoras y adecuadas a los tiempos que de vez en vez se habrían vivido. El logotipo de la firma, un clavadista azul, fue escogido para representar dinamismo y audacia. Aún hoy, después de tres décadas, el estudio Mecanoo no ha perdido su tez hecha de entusiasmo y goce en la realización de sus trabajos y, cuando se encuentra con nuevos colaboradores potenciales, les promete que “trabajarán junto a personas talentosas, comprometidas y positivas que aman lo que hacen”, “espíritus libres internacionales listos a realizar proyectos que refuercen la identidad de las personas y las conexiones entre éstas”

Poco a poco lamentablemente ese exiguo núcleo original se desvanecerá, sucederán muchas cosas y Francine se quedará sola, pero nunca renunciará a ver realizados los sueños que la habían acompañado durante sus años mozos. Llegarán proyectos prestigiosos, será sorprendente la cantidad de encargos desde todas partes del mundo y el número de realizaciones, llegarán también importantes reconocimientos que hasta ahora han conseguido solo pocas mujeres. Los tipos de trabajo irán desde los teatros, museos y bibliotecas hasta hoteles, conjuntos residenciales, barrios enteros, viviendas y parques. Las bibliotecas, en especial, que han hecho del estudio Mecanoo un punto de referencia a nivel mundial, nos hablarán de apertura, de espacios atractivos y llenos de vida. Creados para acoger, sin distinción de clase social ni de cultura, a todos, “las bibliotecas son mucho más que libros. Se trata de encontrarse con otras personas, aprender de ellas, crear cosas”, hoy día constituyen ”los edificios públicos más importantes como lo eran las catedrales tiempo atrás”, nos hace notar con convicción absoluta la arquitecta Houben.

La Biblioteca de Birmingham-LoB, la más completa de Europa, seleccionada como uno de los seis finalistas del Stirling Prize 2014 por el Royal Institute of British Architects (RIBA) junto a proyectos tales como The Shard de Renzo Piano y el Olimpic Aquatics Center de Zaha Hadid, ha sido concebida precisamente como un "People’s Palace”.
Paralelamente a una cartera tan amplia e importante se despliega una carrera académica que la iguala: cátedra de arquitectura y estética de la movilidad en la Universidad de Tecnología de Delft, intervención como profesora visitante en las universidades de Harvard y de Yale, en la que este año ocupará el cargo de Louis Kahn, reconocimiento en calidad de miembro honorario por parte de numerosos institutos importantes. Curadora de la Primera Bienal de Arquitectura de Róterdam, Houben ha sido una de las primeras mujeres en elevar a un nivel de conciencia proyectual internacional el tema de la movilidad estética, sosteniendo, ya en 2003, la importancia de una vida más sana, que utilizase menos los coches y reconsiderase las ventajas de las bicicletas que, según sus predicciones, serían el medio de transporte del futuro. 

Esta aspiración de una vida más sana, más en contacto con la naturaleza, siempre ha sido la base tanto de su filosofía como de su investigación proyectual a través de propuestas que, haciendo del verde un elemento imprescindible para la vitalidad de nuestro ser, lo insertan con frecuencia en el interior de las viviendas. Muchos son los ejemplos en los que, después de analizar extensas áreas abandonadas o de la periferia, las proponen como barrios pujantes “donde la gente pueda vivir por más tiempo una vida más sana y más feliz”. A mí personalmente me ha gustado mucho un plan maestro que recientemente ha ganado un concurso lanzado para un campus en Rusia, en una población a lo largo del lago Senezh, en la periferia de Moscú. El paisaje y la construcción se funden perfectamente. Los edificios, insertados dentro del parque, son atravesados por la vegetación y el agua creando vacíos y espacios interconectados que no permiten una distinción entre las actividades internas y las externas. En una población algo mágica del reino Unido, Lechlade, tenemos otra prueba de cómo Mecanoo sueña la vida de cada uno de nosotros. La Villa de Vidrio sobre el lago, síntesis poética con la tranquilidad de las aguas que la rodean, gracias a la piel de vidrio que envuelve esta pequeña presencia que casi parece flotar sobre la superficie lacustre.



Escogida como Mujer Arquitecta del Año 2014 por el Architects’Journal, que con el voto de los lectores había asignado el premio Stirling a la Biblioteca de Birmingham, ha recibido el premio, motivado por los jueces con estas palabras: “espléndido ejemplo” de una arquitecta “capaz de conjugar el papel de guía” de un grande estudio de 120 personas provenientes de más de 20 lugares diferentes del mundo “con la máxima calidad de la arquitectura". Definida como “segura de sí misma pero modesta”, Houben ha agradecido, afirmando que para ella había sido un gran privilegio diseñar la Biblioteca de Birmingham, pero que el mérito lo debía compartir con todos los que la habían apoyado y habían colaborado con el éxito del proyecto, evidenciando de esta manera una de las características más resaltantes de entre sus cualidades mejores: la capacidad de trabajar aceptando la colaboración de quien en ese momento forma parte del equipo, en un real, concreto intercambio de aportes y contribuciones. No se le puede definir como una mujer en búsqueda de un lugar bajo los reflectores y tampoco como una mujer que desea alimentar la pesada diatriba, que parece no lograr aplacarse, entre los dos géneros, masculino y femenino, que a veces pareciera que no pueden o no quieren encontrar un punto de convergencia y de colaboración recíproca. Es precisamente por esto que, cuando se le pregunta sobre cuál sea el reto más grande que sus colegas deben enfrentar actualmente en este campo, responde: “tanto para los hombres como para las mujeres, el reto consiste en cambiar el modo de concebir al arquitecto. La arquitectura nunca ha sido un único acto. Me gusta compararla con la dirección de una orquesta sinfónica, se trata de un trabajo de equipo, de ser visionario, sensible y solidario al mismo tiempo. Las mujeres son especialmente buenas en esto”.

Y no dejará de añadir algo más que resume su vida y que suena muy sincero: “Me siento privilegiada por ser mujer, madre y arquitecta”. Estas palabras que acompañan el ejemplo que Francine ha sabido dar durante su vida como mujer, como madre de tres hijos y como arquitecta, deben hacernos reflexionar que las ‘guerras’ no se combaten solamente en un momento sino día tras día y que, tras haber comprendido lo que es realmente importante en nuestra vida, tenemos que hacer sacrificios, dedicándonos, incluso completamente, al logro de un ideal, de un sueño o de algo que consideramos muy importante. Como lo ha hecho esta mujer, que después de tantos logros nos hace una invitación: “Mi consejo es permanecer fiel a sí mismo, aplicar el buen sentido y seguir los propios sueños con determinación”.

Virginia Cucchi


Credits: 

Mecanoo: https://www.mecanoo.nl/

Photographs: 
Cover - Francine Houben © Roger Neve / Courtesy of Mecanoo
1 - Francine Houben / Courtesy of Mecanoo
2 - Mecanoo, 1985 / Courtesy of Mecanoo
3 - Mecanoo, 80s / Courtesy of Mecanoo
4 - Francine Houben in Japen with Kazuyo Sejima / Courtesy of Mecanoo
5 - Francine Houben in China © Roger Neve / Courtesy of Mecanoo
6-7 - Glass Villa on the Lake, by Mecanoo, in Lechlade, United Kingdom
8-9 - Senezh Management LAB, by Mecanoo, in Solnechnogorsk, Russia 
 


Il nostro sito web utilizza i cookie per assicurarti la migliore esperienza di navigazione.
Se desideri maggiori informazioni sui cookie e su come controllarne l’abilitazione con le impostazioni del browser accedi alla nostra
Cookie Policy

×
×

Manténgase en contacto con los protagonistas de la arquitectura, Suscríbase al boletín de Floornature