09-02-2018

Palermo ciudad de sinergia entre arte y arquitectura

Sebastiano Provenzano, Gae Aulenti, Italo Rota, Carlo Scarpa, Corrado Anselmi, Giulia Argiroffi,

Palermo,

Itinerario,

Grandes propuestas para la Capital de la Cultura Italiana 2018, con Manifesta 12, la Bienal Europea de Arte Contemporáneo.



Palermo ciudad de sinergia entre arte y arquitectura
Palermo, capital de la cultura de Italia de 2018, acogerá Manifesta 12, una de las principales bienales de arte contemporáneo a escala mundial. Un importante escaparate para la ciudad siciliana, tanto a nivel nacional como internacional, una ocasión para difundir el valor de la cultura como instrumento para la cohesión social, la integración y el desarrollo. El itinerario de Palermo nos lleva a descubrir una ciudad repleta de vitalidad, donde se respira un clima de confianza renovada que anima tanto a los ciudadanos como a la administración pública a reformar palacios históricos y a invertir recursos y energías en nuevos espacios sociales y culturales. Una Palermo contemporánea e inesperada en la que muchos grandes arquitectos se han medido con el territorio, dejando importantes huellas de su paso. Para disfrutar completamente de las bellezas históricas, arquitectónicas y artísticas de la ciudad se ha llevado a cabo una reorganización de los espacios culturales, dividiéndolos en cuatro “distritos” principales. Los lugares que se convertirán en ubicaciones privilegiadas para eventos y actividades en 2018, son el área industrial Cantieri culturali della Zisa, el Teatro Massimo, el Palazzo Sant’Elia, el Loggiato San Bartolomeo, el Spasimo, el Palazzo Branciforte, el Complejo de Sant’Anna alla Misericordia y el Museo Civico de Castelbuono.
Palazzo Abatellis: arquitecto Carlo Scarpa
Intriga un libro recientemente publicado que se articula en un relato histórico-investigativo que propone un punto de vista alternativo al proyecto museográfico ideado por Carlo Scarpa para la Galería Regional del Palazzo Abatellis. En 1953, el arquitecto Carlo Scarpa llevó a cabo en Palermo una de las obras más incisivas en la concepción moderna de la restauración arquitectónica en Italia. En el palazo señorial situado en el corazón del barrio de la Kalsa, hoy sede de la Galería Regional de arte medieval, Scarpa concibió un proyecto de montaje que Walter Gropius definió “Una obra maestra. La mejor ambientación de museo que he encontrado en mi vida”. Dentro de uno de los edificios más significativos de la arquitectura gótico-mediterránea del oeste de Sicilia, Carlo Scarpa consigue convertir en únicas las obras maestras expuestas con soluciones geniales. Especialmente la sujeción de los cuadros colocada en un solo lado, de forma que se pueden girar manualmente dependiendo de las condiciones de luz.
Palazzo Branciforte: arquitecto Gae Aulenti
Un proyecto que emplea el lenguaje de la arquitectura moderna a partir de la idea de continuidad y de la teorización del «hacer arquitectura colocando la obra no sobre el lugar, sino en el lugar y por lo tanto en la historia». La arquitecta Gae Aulenti mezcla así los fragmentos de la ciudad antigua sin desvirtuarla, y persiguiendo, mediante el uso de la referencia histórica, la vía de la innovación para defender la autonomía estética del lugar, de la cultura y de la tradición. La reforma, que duró cinco años, dió como resultado un centro cultural moderno ubicado en un palacio histórico del siglo XVII que acoge la colección arqueológica proveniente de los depósitos de la Fundación: más de 4.700 piezas en vitrinas antisísmicas, adosadas a las paredes y diseñadas por el estudio Aulenti junto con el resto del mobiliario. En el lado opuesto del callejón interior se abre el patio donde se ha instalado una nueva fuente, una escuela de cocina con restaurante anexo, y en la planta baja la librería y la sala de conferencias. En el primer piso se encuentra la biblioteca que permite disfrutar de un patrimonio compuesto por más de 40.000 volúmenes. Resulta interesante el antiguo espacio de archivo de madera, con un sistema laberintico de estanterías, escaleras y plataformas que en la actualidad acoge exposiciones temporales de arte.
La Cala: arquitectos Sebastiano Provenzano y Giulia Argiroffi
La restauración de la Cala de Palermo se considera una de las obras que marcan el renacimiento de la ciudad. Un lugar olvidado que recobra su papel de centro de reunión urbana. Los dos arquitectos con su proyecto han conseguido restablecer la relación de la ciudad con el mar, adjudicándose el Premio Bienal Internacional de Arquitectura de Bilbao en 2015.
Paseo marítimo Foro Italico: arquitecto Italo Rota
Italo Rota tuvo que medirse con el concepto del “mar” de los ciudadanos palermitanos. Se le encargó remodelar el antiguo paseo, definiendo además en él un espacio dedicado al deporte, a los niños y al tiempo libre. Curiosos los bolardos de terracota esmaltada, los bancos de cerámica con almohada azul y los asientos dispuestos como formando “salones”, con una alfombra de cemento roja en el centro, decorados por jóvenes artistas palermitanos.
Teatro Garibaldi.
Construido en la zona que correspondía a un antiguo jardín, se inauguró en 1862 estando presente Giuseppe Garibaldi. El teatro ha tenido una historia de altibajos, pero las recientes obras de reforma por suerte han restablecido a la ciudad este elemento del patrimonio histórico, como bien cultural y testimonio histórico que es.
GAM – Galería de arte moderno: arquitecto Corrado Anselmi
Instituida en 1910 la Galería se ubica en el conjunto monumental de Sant’Anna, un sugerente espacio de exposiciones. La galería se despliega en tres plantas. En la planta baja acoge obras pertenecientes al Neoclasicismo y al Romanticismo, inspiradas en la mitología clásica, en la primera planta se encuentran obras del verismo y obras maestras de los siglos XIX y XX, y para terminar la segunda planta expone obras dedicadas al simbolismo y al modernismo italiano y siciliano.
Palazzo Amoroso: arquitectos Banfi, Belgiojoso, Peressutti y Rogers
Los arquitectos Gian Luigi Banfi, Lodovico Barbiano di Belgiojoso, Enrico Peressutti y Ernesto Nathan Rogers fueron los proyectistas del Palazzo Amoroso completado en 1974 que para la ciudad de Palermo representa un raro modelo di arquitectura racionalista. Los palermitanos le llaman al edificio “La milanesa”, porque se trata de una construcción sin balcones y con “minúscolas ventanas como las que se pueden ver en Milán”.

Cintya Concari

Imágenes: nuestro agradecimiento al Ayuntamiento de Palermo – promoción turística

Il nostro sito web utilizza i cookie per assicurarti la migliore esperienza di navigazione.
Se desideri maggiori informazioni sui cookie e su come controllarne l’abilitazione con le impostazioni del browser accedi alla nostra
Cookie Policy

×