14-04-2015

Expo Milano 2015 ciudades que se pueden visitar en un día

Tadao Ando, Mario Botta, Gae Aulenti, Santiago Calatrava, Italo Rota, Norman Foster, Massimiliano Fuksas, Renzo Piano, Ignazio Gardella,

Turín, Milán,

Museos, Oficinas, Expo, metropolitana, Sala,

Arts,

Dentro y fuera de Expo 2015. Excursiones de un día en tren saliendo de Milán, para admirar las grandezas arquitectónicas del territorio y probar las especialidades locales. De la Expo de Milán 2015 a la arquitectura.



Expo Milano 2015 ciudades que se pueden visitar en un día

Tres Museos innovadores entre Módena y Reggio Emilia.
Indispensable pararse a admirar la Estación de Alta Velocidad de Reggio Emilia diseñada por el arquitecto Santiago Calatrava. El viaje prosigue hacia Módena para visitar el Museo Enzo Ferrari de Maranello. El museo se aloja en el interior de un involucro arquitectónico diseñado por Future Systems y construido por el arquitecto Andrea Morgante. Un símbolo arquitectónico que enlaza el pasado con el presente, tanto mediante la forma arqueada que simula las rejillas de ventilación de un gigantesco radiador, como mediante el color, el amarillo, que es el color de la ciudad de Módena.
"Conservar para innovar", es la pauta del arquitecto Italo Rota en el futurístico proyecto de restauración de los Museos Cívicos de Reggio Emilia, en el histórico Palazzo San Francesco. Un itinerario innovador donde el patrimonio histórico se mezcla con fragmentos contemporáneos, sugiriendo una lectura del pasado como estímulo de la visión de futuro, pero arraigado en la memoria colectiva. Para terminar la Colección Maramotti ocupa los espacios recuperados de la legendaria fábrica de Max Mara, a la entrada de Reggio Emilia. Una rehabilitación respetuosa que valoriza uno de los ejemplos más significativos de arqueología industrial de la zona, y que acoge una importante colección de arte contemporáneo.
Hay que probar: gnocco fritto con affettati (buñuelos con embutidos), tortelli verdi o di zucca (pasta rellena de espinacas y queso, o de calabaza), tagliatelle al ragù, cappello del prete (un tipo de embutido hervido) todo regado con un lambrusco tinto.


Un día en Venecia.
Saliendo de la estación de Santa Lucia a la izquierda se cruza el Puente de la Constitución, diseñado por el arquitecto Santiago Calatrava. Primera etapa, las Nuevas Oficinas de los Juzgados en lo que era la antigua fábrica de tabacos, Manifattura Tabacchi, cuyo volumen ha sido revestido con cobre oxidado. A continuación nos encaminamos hacia Casa Cicogna, una etapa imprescindible, diseñada en su día por el arquitecto Ignazio Gardella, y que representa la síntesis entre la arquitectura moderna y el núcleo histórico de la ciudad. El recorrido continúa hacia las Galerías de la Academia, firmadas por el arquitecto Tobia Scarpa, que se inauguraron a finales de 2013 tras las obras de renovación. A continuación el visitante quedará fascinado por el Palazzo Grassi, sede de la fundación Pinault, de cuyo proyecto arquitectónico y museográfico se ha ocupado el arquitecto Tadao Ando. Un icono de la arquitectura italiana del siglo XX sin duda es el establecimiento Olivetti situado en la plaza de San Marco, del arquitecto Carlo Scarpa. Se prosigue hasta llegar a Cà Giustinian, sede distintiva de la Bienal.
Hay que probar: riso e bisi (arroz y guisantes), pasta e fagioli (pasta con alubias), i bigoli (espaguetis gruesos), baccalà mantecato (crema de bacalao servida con polenta), fegato alla veneziana (hígado encebollado) degustando un burbujeante prosecco de Conegliano y de Valdobbiadene.


Turín, capital mundial del diseño.
Hablando de sistemas inteligentes de transporte no se puede no visitar Turín, ciudad clave en el diseño automovilístico. En una hora se llega a la ciudad e iniciar un itinerario peatonal hacia el Atrium, en piazza Solferino, diseñado por Giugiaro Architettura. Dos arcos de madera laminada conectan los dos grandes parterres de la plaza. Merece una visita la estación metropolitana obra del arquitecto Bernard Kohn que proyectó la “estación tipo”. La parte creativa que distingue un espacio subterráneo del otro, la constituyen los vinilos en los cristales realizados por el artista Ugo Nespolo, con paneles que describen distintos aspectos de la ciudad, desde las delicias gastronómicas al territorio, pasando por las tradiciones locales. En Porta Palazzo el pabellón de la moda del arquitecto Massimiliano Fuksas, y a continuación desplazándonos hacia la zona de Spina 3 una visita a la Chiesa del Santo Volto, la iglesia del Santo Rostro, del arquitecto Mario Botta. Imprescindible también la Facultad de Humanidades diseñada por Norman Foster, Giugiaro y Cemerana , y como conclusión, una visita al Lingotto. La Bolla, el Auditórium, diseñados por el arquitecto Renzo Piano al igual que la Pinacoteca Agnelli y para terminar el Palavela del famoso arquitecto Gae Aulenti.
Hay que probar: plin, agnolotti (pasta rellena de carne en ambos casos), bagna cauda (verduras que se sumergen en una salsa), tartufo (trufa), bollito misto (varios tipos de carne hervida), brasato (carne guisad), grissini (grisines), cioccolato (chocolate y bombones), acompañado por un vino dolcetto.

El Mart de Rovereto
Desde el año 2002 la sede del Mart de Rovereto está situada en el edificio diseñado por el arquitecto Mario Botta en colaboración con el ingeniero autóctono Giulio Andreolli. En el centro del edificio una gran cúpula de cristal y acero destaca en la plaza central por la que se accede al Museo. El objetivo del diseñador era mantener una continuidad entre la sede del Mart y los edificios históricos, públicos y particulares, que se encuentran en el contexto del Museo: Palazzo del Grano, Palazzo Alberti, el Teatro Zandonai y Palazzo dell'Annona. Alrededor del Mart, para completar el Polo Cultural firmado también por Mario Botta la Biblioteca Cívica de Rovereto y el Auditórium Fausto Melotti. En la planta de calle Mart Rovereto cuenta con librería, salas de conferencias y de exposiciones. Rovereto se identifica con el Mart y la Casa D'Arte Futurista Depero, pero también resulta interesante acercarse a pie hasta el Museo Histórico de la Guerra y a la Campana de los Caídos. Añadimos el Museo Cívico, que es uno de los más antiguos de Italia, y Palazzo Alberti Poja, con la Quadreria Comunale. El casco histórico es un itinerario al aire libre de historia medieval y veneciana entre cafés, sabores y establecimientos históricos de larga tradición familiar.
Hay que probar: zuppa di canederli allo speck (albóndigas de miga y jamón ahumado en caldo), zuppa di orzo con carne affumicata (sopa de cebada con carne ahumada), puntine di maiale ai crauti (carne de cerdo con berza), strudel (tarta de manzana), frittelle di mele (buñuelos de manzana) beviendo un Mueller Thurgau o un Traminer aromático.

Cintya Concari


Il nostro sito web utilizza i cookie per assicurarti la migliore esperienza di navigazione.
Se desideri maggiori informazioni sui cookie e su come controllarne l’abilitazione con le impostazioni del browser accedi alla nostra
Cookie Policy

×
×

Manténgase en contacto con los protagonistas de la arquitectura, Suscríbase al boletín de Floornature