29-09-2017

BIG-Bjarke Ingels Group: Tirpitz, museo del Muro Atlántico

Blåvand, Denmark,

Proyectos

La recuperación del búnker Tirpitz en Varde permite a BIG-Bjarke Ingels Group diseñar un museo multimedia e interactivo sobre la historia del Muro Atlántico y la costa occidental de Dinamarca. El museo del búnker Tirpitz, de BIG, transforma la memoria en una experiencia de inmersión.



BIG-Bjarke Ingels Group: Tirpitz, museo del Muro Atlántico
Como eje central de un ambicioso proyecto emprendido por la municipalidad de Varde en la costa occidental de Dinamarca, el búnker Tirpitz del Muro Atlántico es el punto de partida para el desarrollo del museo subterráneo ideado por BIG-Bjarke Ingels Group. 
Ganador de un concurso convocado en 2012 por el ayuntamiento, financiado por A. P. Møller y la Fundación Chastine Mc-Kinney Møller, la Fundación Nordea, la Fundación Augustinus y por el ayuntamiento mismo de Varde, el plan de BIG-Bjarke Ingels Group comienza con la rehabilitación de uno de los numerosos búnkeres del Muro Atlántico nazi, para convertirlo en un lugar de entretenimiento de alta tecnología.
Mandado a construir por Hitler para defender toda la costa noroccidental, desde Noruega hasta Francia, el Muro Atlántico era un sistema de fortificaciones edificadas para enfrentar el desembarco previsto de los aliados, que luego se realizó en 1944 en Normandía, entre Ouistreham y la península del Cotentin. Aunque por falta de fondos la obra de “cementación” de las costas europeas nunca fue terminada, incluso hoy en día se encuentran numerosas ruinas de los búnkeres nazis y algunos de éstos han sido transformados a lo largo de los años en museos de la memoria.
La propuesta de BIG es diferente, ya que no concentra la atención en el lugar histórico y por tanto, en el pasado; por el contrario, con la obra de ampliación del nuevo complejo subterráneo pone la atención en el tiempo presente, haciendo revivir hoy como actuales algunas experiencias superadas. Se trata de un enfoque del tema museístico de mucha actualidad que recientemente hemos visto también en la reconstrucción de las cuevas de Lascaux en Montignac, Francia, de manos de un equipo dirigido por Snøhetta. 
El nuevo complejo, localizado en la zona al norte del búnker y que emerge del terreno como un terrón abierto por los 4 lados, se compone de igual número de áreas parcialmente soterradas en las que se han creado ambientaciones que nos sumergen en ambientes temáticos relacionados con la historia de la localidad. Las instalaciones de las muestras, permanentes y temporales, curadas por el estudio Tinker Imagineers, son reconstrucciones tecnológicas del sistema defensivo del Muro Atlántico, pero también relatan la historia del llamado “oro danés”, o sea, el ámbar, que en esta zona es muy abundante, y otras historias de la costa occidental danesa en las que los visitantes forman parte de un espectáculo multimedia muy cautivador. De la misma forma se trata la experiencia en el búnker Tirpitz propiamente dicho, una construcción cúbica de cemento cuyas paredes poseen un espesor de tres metros y medio, conectado al nuevo edificio mediante un túnel subterráneo cuya impresionante estructura desnuda es animada por un sistema de luces que los visitantes activan y que permite a éstos revivir de modo verosímil la experiencia vivida en su interior.
Siguiendo la idea del museo entendido no como un monumento a la memoria sino como un lugar de entretenimiento educativo, el edificio subterráneo de la ampliación está compuesto por 4 áreas que emergen del terreno, con cerramientos en cristal y acero que se asoman el uno al otro y convergen en una plaza central cuadrada que nos orienta sobre la distribución de los ambientes internos. Imponentes cubiertas de cemento con salientes de hasta 36 metros se alzan sobre las fachadas formadas por paneles acristalados de 6 metros de altura, que abren de par en par las salas del museo dejando entrar la luz. El hormigón del búnker aún está presente, pero con esta estructura abierta que se extiende hacia el cielo el proyecto parece alejarse para más bien perseguir el mundo moderno occidental. 

Mara Corradi

Architects: BIG-Bjarke Ingels Group
Partners in charge: Bjarke Ingels, Finn Nørkjær
Project leader, concept: Brian Yang 
Project leader, detailed design: Frederik Lyng
Project manager: Ole Elkjær-Larsen
Team: Jakob Lange, David Zahle, Andreas K. Pedersen, Tore Banke, Snorre Emanuel Nash Jørgensen, Michael Andersen, Hugo Soo, Marcella Martinez, Geoffrey Eberle, Adam Busko, Hanna Johansson, Jakob Andreassen, Charlotte Coco, Mikkel Marcker Stubgaard, Michael Schønemann Jensen, Alejandro Mata Gonzales, Kyle Thomas David Tousant, Jesper Boye Andersen, Alberte Danvig, Jan Magasanik, Enea Michelesio, Alina Tamosiunaite, Ryohei Koike, Brigitta Gulyás, Katarzyna Krystyna Siedlecka, Andrea Scalco, Tobias Hjortdal, Maria Teresa Fernandez Rojo
Collaborators: AKT, Lüchinger+Meyer, Tinker imagineers, Kloosterboer Decor, BIG IDEAS, Fuldendt, COWI, Svend Ole Hansen, Gade & Mortensen Akustik, Bach Landskab, Ingeniørgruppen syd, Kjæhr & Trillingsgaard, Pelcon Client: Varde Museums
Location: Blåvand, Denmark
Gross useable floor space: 2800 sqm
Competition: 2012
Completion of work: 2017
Photographs: © Rasmus Hjortshoj/CoastArc
 
www.tirpitz.dk
www.big.dk
http://vardemuseerne.dk/museum/tirpitz/

GALLERY


Il nostro sito web utilizza i cookie per assicurarti la migliore esperienza di navigazione.
Se desideri maggiori informazioni sui cookie e su come controllarne l’abilitazione con le impostazioni del browser accedi alla nostra
Cookie Policy