07-09-2007

Yotel - Simon Woodroffe y Priestman Goode
Londres, 2007

Simon Woodroffe, Priestman Goode,

Londres,

Tiempo libre, Hotel,

¿Y si el vuelo es cancelado y no sale hasta el día siguiente? ¿O si entre uno y otro vuelo hay que esperar varias horas? ¿O si incluso el vuelo sale al amanecer? No hay ningún problema si esto pasa en la Terminal Sur de Gatwick de Londres, donde en estos días ha abierto sus puertas Yotel, el primer hotel destinado a los pasajeros en espera.



Yotel - Simon Woodroffe y Priestman Goode<br /> Londres, 2007 Uno puede alojarse en él durante una noche, pero también durante algunas horas. Las habitaciones se parecen a las cabinas del avión, son luminosas, coloridas, sensuales y económicas.
Yotel es la última moda en cuanto a estructuras receptivas. Ambientes mínimos -según el modelo japonés-, dotados de todos los posibles accesorios y de las más sofisticadas tecnologías, las habitaciones de Yotel, que alguien ya ha definido como "cápsulas" o "celdillas", se inspiran en las cabinas de primera clase de los aviones de las más lujosas compañías aéreas.
Aire condicionado, conexión wi-fi, televisor de plasma, radio y baño con múltiples accesorios son al fin y al cabo los elementos más dados por descontados de las habitaciones, cautivantes por su diseño de líneas suaves, en forma de cintas.
El creador de Yotel es Simon Woodroffe junto a la Priestman Goode.
A él se debe también la cadena Yo! Sushi, un restaurante muy especial dedicado al exquisito plato tradicional japonés donde la convivialidad asume formas inéditas: los comensales, sentados unos a continuación de otros, ven como pasan sobre una cinta transportadora una serie de platos diferentes, seductores y baratos.
Todos a su disposición. "En el siglo XXI el lujo será estará a disposición de todos a su justo precio -afirma Woodroffe- y nuestros Yotel son una muestra de ese futuro". Tras esta extraordinaria idea existe la voluntad de crear las condiciones para una experiencia alternativa con respecto al modo tradicional de vivir el alojamiento de paso o temporal.
No es un hotel cualquiera, por tanto, sino un lugar donde disfrutar del espacio y de las sensaciones que éste es capaz de procurar. Yotel es una experiencia para los sentidos, un lugar que llena las emociones del pasajero que espera la hora de salida.
Se crea así un escenario de interacción entre habitante y ambiente construido. Por el momento son dos los tipos de habitaciones, ambas con baño privado: la "estándar", con una superficie de 7 metros cuadrados y un precio máximo de 55 libras esterlinas y la "premium", con una superficie de 10 metros cuadrados, un precio máximo de 80 libras y una excéntrica cama rotatoria.
Y así el viaje comienza antes de partir, en una aventura envolvente de espacios, colores y formas.

Francesca Oddo

Il nostro sito web utilizza i cookie per assicurarti la migliore esperienza di navigazione.
Se desideri maggiori informazioni sui cookie e su come controllarne l’abilitazione con le impostazioni del browser accedi alla nostra
Cookie Policy

×
×

Manténgase en contacto con los protagonistas de la arquitectura, Suscríbase al boletín de Floornature