11-11-2002

Women's Centre, Hollmén-Reuter-Sandman
Rufisque, Senegal, 2001

Senegal,

Restaurantes, Deportes y Bienestar, Almacenar,

Cemento, Madeira, De cristal,

Eventos,

El Women's centre surge en Rufisque, una antigua ciudad portuaria de Senegal, que ha tenido que expandirse a causa del continuo avance del mar, de manera bastante caótica, hacia el norte en un zona árida y de pocos recursos.



Women's Centre, Hollmén-Reuter-Sandman<br> Rufisque, Senegal, 2001 Se ha colocado otra entrada en el ángulo noroeste, dónde, en el exterior, está prevista la creación de una pequeña plaza pública sobre la que asomarán el restaurante y una tienda para la venta de los productos artesanales realizados dentro del centro.
El lado norte está ocupado completamente por las cocinas, una interior y otra al aire libre, mientras que el este ha sido destinado a las actividades artesanales, entre las que destaca la tintorería, dónde las mujeres realizan los espectaculares tejidos de sus vestidos y que constituye uno de los espacios arquitectónicos más sugestivos del complejo.
Aquí la cadencia de los anchos pilares rojos deja amplias aberturas para hacer salir los gases tóxicos que emanan durante el proceso de coloración. Se ha construido un patio adecuado para dejar secar los tejidos.

Hollmén, Reuter y Sandman han sabido sacar partido de la pobreza del lugar y, mediante el empleo de materiales fácilmente localizables in situ, y en buena parte, reciclados, han creado una arquitectura de bajos costes y sostenible.
Todos los sistemas de aislamiento del calor han sido tomados de la tradición milenaria africana y han sido reinventados con pericia contemporánea. Así el edificio, construido con masivas paredes de hormigón, es escaso en aperturas y rico en recovecos para la sombra, como soportales, rejas en las paredes y bastidores quitasol.
El techo ventilado ha sido realizado con una cubierta de chapa ondulada sustentada por una estructura de acero reciclado. Los techos son de esterillas de cañas enclavadas para dejar un intersticio que permite la circulación del aire y, por lo tanto, el refrescamiento del ambiente por transmisión.
También la elección de los materiales refleja la aproximación sostenible de las proyectistas y su atención a la realidad local.
Por ejemplo, la madera sólo ha sido utilizada donde no podía ser sustituida por ningún otro material. De hecho, en esta zona, dada la escasez de vegetación, está considerada como un material muy preciado.
Así como el cemento usado para los muros proviene de la cementera más grande del oeste de África, que se encuentra precisamente en Rufisque y ha sido armado con hierro reciclado.
La ventilación dentro de los entornos se ve favorecida por llantas de automóviles desguazados, hundidos en los muros, y las ventanas de los servicios han sido obtenidas con los fondos de las botellas de vidrio.
El resultado es una arquitectura poética y ética, que aprovecha la sencillez y que se ha convertido en demostración de una recobrada concreción proyectiva, como para ser seleccionada por el Museum of Finnish Architecture para representar a Finlandia en la VII Bienal de Venecia, Next

Flores Zanchi

Il nostro sito web utilizza i cookie per assicurarti la migliore esperienza di navigazione.
Se desideri maggiori informazioni sui cookie e su come controllarne l’abilitazione con le impostazioni del browser accedi alla nostra
Cookie Policy

×
×

Manténgase en contacto con los protagonistas de la arquitectura, Suscríbase al boletín de Floornature