12-01-2018

Vudafieri-Saverino Partners DRY Milano interior para establecimiento de food & beverage

Vudafieri-Saverino Partners,

Michael James Daniele, Nathalie Krag,

Milán,

Wine Bar, Restaurantes, Restaurantes & Pizzerias, Cocina, Bares cervecerias,

Interior Design,

En el corazón de la movida milanesa, el estudio Vudafieri-Saverino Partners firma el nuevo local de una conocida marca del sector food & beverage: DRY Milano.



Vudafieri-Saverino Partners DRY Milano interior para establecimiento de food & beverage

Una pizzería 2.0 que conjuga pizzas gourmet y cócteles es el nuevo local Dry Milano, con el que el estudio Vudafieri-Saverino Partners repiensa la relación entre el food & beverage y la acogida que se da al cliente. En efecto, el proyecto de interiorismo elaborado por los arquitectos Tiziano Vudafieri y Claudio Saverino, fundadores del estudio homónimo, repiensa, repiensa en clave contemporánea, la que en los años setenta era la relación beber-comer de los establecimientos milaneses. Se trataba de dos actividades que no estaban separadas: los restaurantes ejercían también la función de bar, una característica que, con el tiempo, se ha ido perdiendo, dando lugar a una alta especialización de los locales paralela a la de sus menús.

En uno de los barrios de la nueva movida milanesa, en la esquina del viale Vittorio Veneto y la via Manuzio, está el nuevo DRY Milano. Presenta una doble orientación gracias a las trece cristaleras y al espacio exterior que da a los Bastioni di Porta Venezia. Doble es también el alma del establecimiento que, a diferencia del primer Dry de la via Solferino, está abierto para el almuerzo y la cena. Por último, también es doble la oferta que conjuga food & beverage, pizzas gourmet y cócteles. Dinámicas que no han generado conflictos sino que encuentran una armónica solución en el proyecto de interiorismo del estudio Vudafieri-Saverino Partners. La empatía que se produce entre las diferentes funciones del espacio responde al tema central del proyecto: la relación con las personas, clientes, camareros, cocineros y otros empleados. Los arquitectos han decidido eliminar las barreras entre quienes que preparan los alimentos y quienes deben consumirlos: ya no hay una jerarquía de los espacios con diferenciaciones entre los lugares para el personal y las áreas destinadas a los clientes.

Las ideas de confort y de relación entre alimentos, bebidas e interacción de los consumidores son repensadas y ofrecidas según nuevas fórmulas. El horno, elemento característico de una pizzería, no está presente y tampoco se da la unión entre pizza y deporte. En cambio, se ofrecen videoinstalaciones de arte contemporáneo, comisariadas por Paola Clerico/Case Chiuse. El local está subdividido en dos ambientes: por un lado, en la entrada, la cocktail-station, con mesas comunes para los clientes, y, por otro lado, la sala del restaurante-pizzería. La barra del bar, que creaba una jerarquía en el espacio, ha desaparecido. Los arquitectos sitúan el bar en la nave central del local, entre dos cocktail-station. Este es el strong>corazón del local, donde los clientes asisten a la preparación y acabado de las bebidas que han hecho célebre al Dry. La opción elegida por los arquitectos crea una nueva geometría en el espacio y obliga a los clientes a moverse en S. Siguiendo un recorrido dinámico y variable en función del horario, de la cantidad de personas presentes y de la intensidad de la luz.

El espíritu del lugar y los elementos históricos del edificio, aparecidos durante la reforma, han sido puestos en valor por los arquitectos. La búsqueda de una armonía entre preexistencias y nuevos elementos guía el proyecto de interiorismo. Los muros históricos, por ejemplo, se han dejado intencionadamente en bruto y se ponen en diálogo con el cálido pavimento de madera. Los arquitectos recurren a materiales y soluciones que crean una atmósfera urbana. Mesas y armarios de cocina superpuestos establecen filtros en los espacios abiertos, dando al ambiente un aspecto más íntimo.

El latón es la materia icónica del proyecto. Se ha usado en la mayor parte de los acabados de los muebles y de las lámparas, junto con soluciones que proponen la reutilización de materiales. Las mesas han sido reducidas a lo esencial, con un uso poco habitual para el revestimiento en cerámica: un homenaje de los arquitectos a la poética de Aldo Cibic. En efecto, la superficie de las mesas es de cerámica, encerrada por bordes de latón sin pulir. Las lámparas se han obtenido a partir de viejos portalámparas y de guirlandas luminosas para exterior enrolladas en torno a simples barras. La mezcla de elementos de época con elementos modernos permite reinterpretar el estilo del edificio, creando una atmósfera decididamente contemporánea.

(Agnese Bifulco)

Proyecto: Vudafieri-Saverino Partners www.vudafierisaverino.it
Lugar: Milán, Italia
Fotografías: Micheal James Daniele, Nathalie Krag


Il nostro sito web utilizza i cookie per assicurarti la migliore esperienza di navigazione.
Se desideri maggiori informazioni sui cookie e su come controllarne l’abilitazione con le impostazioni del browser accedi alla nostra
Cookie Policy

×