18-09-2007

Touch of Evil - Nio architecten. Pijnacker, 2004

Maurice Nio - NIO architecten,

Rotterdam,

Cemento,

Túnel,

Touch of Evil es un proyecto que aspira a rescatar un túnel de su mera función de enlace entre dos zonas: un motivo abstracto y brillante se encarama sobre parte de la pared, como una mancha que se adueña del cemento reivindicando y marcando la presencia del túnel.



Touch of Evil - Nio architecten. Pijnacker, 2004 Una carretera sin identidad se trasforma en una experiencia visual y emotiva al mismo tiempo. Obra de Maurice Nio del estudio Nio architecten, la intervención transforma un lugar recóndito y aparentemente insignificante en una experiencia capaz de rescatar un lugar desolado y anónimo, sin alma, abandonado. Son los ambientes preferidos por NIO architecten, grupo que tiene su base en Rótterdam. En estas zonas olvidadas surgen arquitecturas originales, sorprendentes, insólitas, más que nunca generadoras de alma y portadoras de calidad urbana.
Touch of Evil describe un mundo posible y vibrante en un área aparentemente sin potencialidad. La clave del proyecto reside en la voluntad de Nio de sacar a la luz la energía de este bastidor urbano, envilecido por presencias difíciles con las que convivir -como la vía del tren situada más arriba- pero que es capaz de redimirse a través de un proyecto cromático de superficie. Lo que Nio define como "espacio técnico" -recorte urbano, fragmento de la ciudad carente de identidad- se transforma en un espacio por sorpresa: colorido, enigmático, perturbador, inesperado, apartado.
Un lugar desheredado y olvidado del contexto metropolitano, de tránsito, territorio indefinido, espacio de descarte y desecho se convierte en latente y requiere la imaginación de quien lo atraviesa. Con la misma habilidad de una serpiente, la arquitectura de Nio se insinúa en un recoveco de territorio mortificado por las necesidades y las prioridades de la vida metropolitana. No por casualidad el título de la exposición itinerante que desde el 2005 viaja por Europa mostrando la obra de Maurice Nio lleva el nombre de SNAKE SPACE, el "espacio de la serpiente".
El proyecto tiene una relación con el mundo del cine, que ha influido mucho en Maurice Nio. Matteo Costanzo de 2A+P comenta: "(...) El nombre del proyecto encierra una pista oculta que se ha de desvelar. Touch of Evil es también, de hecho, el título de una controvertida película de Orson Welles de 1958. Una historia de crímenes con una atmósfera oscura, ligada a una frontera, a un cruce, el que se encuentra entre Estados Unidos y Méjico".

www.nio.nl

Fotos de Hans Pattist

GALLERY


Il nostro sito web utilizza i cookie per assicurarti la migliore esperienza di navigazione.
Se desideri maggiori informazioni sui cookie e su come controllarne l’abilitazione con le impostazioni del browser accedi alla nostra
Cookie Policy

×
×

Manténgase en contacto con los protagonistas de la arquitectura, Suscríbase al boletín de Floornature