08-07-2015

Takeshi Hosaka y la Iglesia de Cristo de Shonan en Fujisawa (Japón)

Takeshi Hosaka,

Fujisawa,

Iglesias y cementerios,

Madeira, Cemento, De cristal,

La Iglesia de Cristo de Shonan en Fujisawa hace resaltar la capacidad de inventiva de Takeshi Hosaka. La cubierta de planchas cóncavas remata un único volumen de cemento. En la Iglesia de Cristo de Shonan Takeshi Hosaka valoriza la luz en cuanto elemento que marca el paso del tiempo.



Takeshi Hosaka y la Iglesia de Cristo de Shonan en Fujisawa (Japón)

Takeshi Hosaka completa la sorprendente Iglesia de Cristo de Shonan en Fujisawa. Una capilla dedicada al culto y la oración en las inmediaciones de la playa de Shonan en Fujisawa, en la prefectura japonesa de Kanagawa, localidad turística bastante famosa, denominada incluso la Miami Beach del Oriente.
La necesidad más urgente de la parroquia católica era la de contar con un local idóneo a la celebración del culto ya que la iglesia existente, que había sido construida 50 años antes, resultaba muy reducida para el número de feligreses. El proyecto de Takeshi Hosaka se basa en dos elementos: la relación con el contexto y la innovadora cubierta.

A diferencia de los edificios religiosos altos que despuntan sobre el entramado urbano para servir de orientación, resultando visibles y pudiendo llegar a ellos fácilmente, la Iglesia de Cristo de Shonan en Fujisawa intencionadamente mantiene la misma altura de los edificios del barrio. El deseo expreso de Takeshi Hosaka es no hacer de ella un punto de referencia, sino armonizar los más posible sus formas y proporciones con el contexto, una zona residencial con casas de una o dos plantas. La nueva capilla tiene una sola planta y en el punto más alto de su original cubierta mide 6,876 metros. La Iglesia de Cristo de Shonan por lo tanto es una iglesia destinada al servicio de la comunidad, y que pueden descubrir los transeúntes que se aventuren por casualidad desde la playa de Shonan por el labirinto de residencias. Y sin embargo una sensación de maravilla embarga a aquellos que se la encuentran delante, gracias a las formas de su cubierta, compuesta por 6 planchas curvas de cemento, que dirigen hacia arriba la parte cóncava, y que se persiguen enganchándose una con otra, enlazadas mediante elementos acristalados. Esta variación del tejado diente de sierra, que permite que la luz penetre en los espacios interiores iluminándolos de forma indirecta, constituye el elemento de referencia visual tanto externo para aquellos que se acercan inadvertidamente, como interior para los feligreses. El edificio es compacto y se presenta como un volumen único ya que a las superficies laterales herméticas de cemento a vista no las distingue ninguna decoración. La fachada principal se diferencia de las otras solo por la cruz de madera que campea en el medio y que dirige la mirada hacia arriba para admirar la onda de cemento y cristal de la cubierta. Existe una especie de reminiscencia del frontispicio, que aquí se estiliza y se convierte en tridimensional con las planchas cóncavas que se concatenan hasta el vértice.


Es de especial interés el detalle de los canalones, excavados en el cemento coincidiendo con el punto más bajo de las seis partes cóncavas, y que continúan todo a lo largo de las fachadas laterales hasta el suelo. Los intersticios que se crean entre las planchas curvas permiten que entre la luz en el recinto sagrado de forma directa o indirecta, creando así un ambiente con una iluminación sensiblemente dinámica. La inclinación y el trazado de la cubierta ha sido estudiado para evitar la luz directa en el momento de la misa, que se celebra de 10.30 a 12 de la mañana. Con un programa de simulación se ha comprobado que solo hacia el final del rito el sol empiece a filtrar su primer rayo de luz en el interior, mientras que durante la tarde se va produciendo una variación de la luminosidad interior para que los feligreses puedan percibir el paso del tiempo.
Se ha dedicado gran atención a la acústica, y en este sentido se han realizado incisiones verticales en las paredes que se han rellenado con material fonoabsorbente.

Mara Corradi

Architect: Takeshi Hosaka
Client: SHONAN CHRIST CHURCH
Location: Fujisawa, Kanagawa Prefecture (Japan)
Structural engineers: HITOSHI YONAMINE / OVE ARUP & PARTNERS JAPAN Ltd
Acoustics: AYAKO HAKOZAKI / NAGATA ACOUCTICS
Gross floor area: 175,96 m2
Plot size: 416,50 m2
Beginning of work: 2013
Completion of work: 2014
Façade and roof in concrete
Structure in reinforced concrete
Timber floor
Wooden furniture
Fotografie: © KOJI FUJII / Nacasa&Partners Inc.

www.hosakatakeshi.com


Il nostro sito web utilizza i cookie per assicurarti la migliore esperienza di navigazione.
Se desideri maggiori informazioni sui cookie e su come controllarne l’abilitazione con le impostazioni del browser accedi alla nostra
Cookie Policy

×
×

Manténgase en contacto con los protagonistas de la arquitectura, Suscríbase al boletín de Floornature