14-11-2018

Takao Shiotsuka Atelier: Biblioteca pública de Taketa, Japón

Takao Shiotsuka Atelier,

Toshiyuki Yano,

Taketa, Japón,

Bibliotecas,

El estudio de Takao Shiotsuka resuelve la exigencia de la comunidad de Taketa de disponer de una nueva biblioteca pública con un proyecto cumplidamente respetuoso de la escala urbana. Takao Shiotsuka trabaja sobre una planta diagonal para implantar la estructura en una parcela fragmentada, logrando que esto repercuta en favor de los espacios interiores.



Takao Shiotsuka Atelier: Biblioteca pública de Taketa, Japón
El proyecto de Takao Shiotsuka Atelier para la biblioteca del ayuntamiento de Taketa se puede apreciar a distancia en un vídeo que muestra la zona urbanizada desde arriba, destacando cómo se integra la construcción en una zona residencial. 
Al pie de lo que actualmente son las ruinas del castillo de Oka surge una localidad de poco más de 20.000 habitantes denominada Taketa, atrincherada entre montes de abundante vegetación por todos sus lados, por lo que se la define como ciudad-fortaleza. En la parte más plana del territorio de Taketa, Takao Shiotsuka ha proyectado su nueva biblioteca pública en un barrio residencial caracterizado por viviendas de uno o dos pisos.
La planta del edificio forma una especie de espacio diagonal, pensado más que nada por necesidad, ya que el edificio tenía que insertarse en una parcela obtenida entre las propiedades particulares de las otras casas. Esta peculiar forma ha permitido diferenciar en su interior tres áreas distintas por tamaño: la norte, la más grande, que conserva y expone volúmenes de temática general; la sur, pensada para los usuarios más jóvenes, con espacios equipados también para niños muy pequeños; y la central destinada a la recepción, con mostrador, vestíbulo y la sección de periódicos y revistas, y que tiene doble acceso por el lado sur y por el este.
En una población que se sustenta principalmente de la agricultura, cuando el ayuntamiento decidió erigir una nueva biblioteca pública se pensó que debía valorizarse con una estructura austera, que heredase un lenguaje de formas y volúmenes cercano al anterior, pero que destacara en el panorama indistinto de viviendas. Una biblioteca implica también el deseo y la necesidad de abrirse al mundo, es una pieza más de una regeneración urbana que afecta a muchos contextos en latitudes diferentes.
Aunque se adoptó el tipo de tejado de dos aguas, típico de la arquitectura residencial japonesa contemporánea, Takao Shiotsuka trasformó el tejado en una secuencia de fragmentos, cuya desalineación aporta luz y aire al interior gracias a los cierres acristalados. La sensación de movimiento se acentúa cuando se observa la estructura de las fachadas donde las vertientes se separan netamente de las paredes del perímetro encaladas de blanco interponiendo una ancha franja acristalada que proporciona en todos los puntos luz directa desde arriba. Las salas de la planta baja de doble altura aprovechan la protección de las paredes en las zonas de consulta y estudio, mientras la luz abundante al llegar desde arriba no produce deslumbres ni resplandor excesivo. 
Por dentro este alternarse de vertientes y el desarrollo en diagonal logran que la biblioteca se interprete como un espacio algo misterioso, que resulta en parte inaprensible, y por ello interesante y siempre diferente. La abundancia de vientos en la región ha incitado a interpretar metafóricamente la cultura como una concatenación de corrientes que traspasan el gran nuevo espacio cultural. Una imagen que el arquitecto ha querido trasladar al diseño de las estanterías abiertas para consultar los volúmenes, que están diseñados con formas onduladas. Una ondulación continua que envuelve y acompaña en la exploración de un espacio de fronteras inabarcables, exactamente como las fronteras del saber. Hay una segunda planta en la buhardilla que ofrece a los usuarios numerosos rincones de lectura y conversación que dan al vacío central. El espacio de los visitantes está organizado en plan informal, con butacas, pufs, asientos distintos, que es como se tratan habitualmente hoy en día los espacios bibliotecarios. Cada vez se consideran menos como almacenes para conservar libros donde se introducen rincones de lectura y más como lugares de entretenimiento y reunión, con salas diáfanas y cómodas donde juntarse, conversar o simplemente pasar el tiempo leyendo.
De noche la peculiar estructura del tejado de dos aguas con vertientes desalineadas transforma la construcción en una linterna urbana. La luz de los espacios interiores sale por los resquicios entre los paneles de acero pintado valorizándolos y transmitiendo la sensación de lugar vital que se abre a la ciudad.

Mara Corradi

Architects: Takao Shiotsuka Atelier 
Client: Taketa City
Location: Taketa City, Oita (Japan)
Structural design: Hirohide Tao
Gross useable floor space: 1,577.62 sqm
Lot size: 2,800.88 sqm
Competition: 2014
Start of work: December 2014
Completion of work: March 2017
Structure in: Reinforced concrete construction, steel construction and steel framed reinforced concrete structure
Open-shelves library room:
Floors:Vinyl weave tile carpet
Walls: Painted plasterboard
Ceilings: Painted steel expanded metal
Tatami room:
Floors: Tatami
Walls: Perforated non-combustible cedar decorative plate
Ceilings: Painted woodwool cement board
Open-shelves library room on the second floor:
Floors: Tile carpet
Walls: Painted plasterboard, glass
Ceilings: Painted Steel expanded metal, glass
Outdoor surfaces:
Roof: Phosphoric acid treated stainless plate
Walls: Ceramic hybrid fine ultra-low-pollution paint
Painted steel expanded metal on extruded cement board
Painted extruded cement board
Photographs: © Toshiyuki Yano

http://www.shio-atl.com/

Il nostro sito web utilizza i cookie per assicurarti la migliore esperienza di navigazione.
Se desideri maggiori informazioni sui cookie e su come controllarne l’abilitazione con le impostazioni del browser accedi alla nostra
Cookie Policy

×